Miércoles, 22.05.2019 - 09:48 h
Visita oficial

Donald Trump y Melania reciben a los Reyes de España en la Casa Blanca

Felipe VI asegura que ambos países comparten "el aprecio por la democracia" mientras que el líder de EEUU anuncia que le gustaría venir a España. 

Los Reyes de España en la Casa Blanca
Los Reyes de España en la Casa Blanca / EFE

Felipe VI y la Reina Letizia llegaron a la Casa Blanca más tarde de lo previsto. Allí han sido recibidos por el presidente de EEUU Donald Trump y su esposa Melania. En las primeras declaraciones en el Despacho oval ambos mandatarios han insistido en las buenas relaciones que existen entre España y EEUU. "Amistosas y de confianza", han asegurado.  Por su parte Trump dijo que le "gustaría" viajar a España a la vez que alabó la "excelente" relación comercial y de defensa bilateral que existe.

Los Reyes de España se reúnen con el matrimonio Trump en la Casa Blanca en medio de una gran expectación mediática. Se produce dos semanas después del cambio de gobierno en nuestro país y en plena polémica con los aranceles americanos. Además coincide con el segundo día en prisión de Urdangarín. Por su parte Trump se enfrenta estos días a las polémicas separaciones en la frontera con México de pequeños que lloran desconsolados al ser separados de sus padres. 

El Rey de España con Donald Trump en la Casa Blanca
El Rey de España con Donald Trump en la Casa Blanca / EFE

Durante el esperado encuentro, Felipe VI aseguró ante el presidente de Estados Unidos que ambos países comparten "muchos intereses en común", pero sobre todo "el valor de la democracia". El rey de España transmitió este mensaje, íntegramente en inglés, al comienzo del encuentro. En una intervención ante los medios de poco más de un minuto, el monarca remarcó que España y EEUU comparten además "una historia y un legado en común" desde hace muchos años.

Por su parte Trump, dijo que quiere viajar a España y alabó la "excelente" relación comercial y de defensa con el país. "Sí, iré a España. Voy a ir a España. Sí", dijo Trump al ser preguntado si le gustaría viajar a España, según una transcripción proporcionada por la Casa Blanca.

"Es un gran honor recibir al Rey y la Reina de España, un país precioso. Estuvimos en España no hace tanto y nos encanta. Una gente muy especial y un lugar precioso", afirmó Trump al comienzo del encuentro.

"Nuestra relación ha sido extraordinaria durante muchos años y creo que especialmente ahora mismo, (tenemos) una relación comercial excelente, y (también) la relación militar, prácticamente todo lo que se podría tener. Así que amamos España", añadió el presidente. Trump concluyó sus declaraciones con: "Es realmente un honor tremendo tenerles aquí en la Casa Blanca".

La visita a Washington es el colofón a una gira que los reyes de España comenzaron en Nueva Orleans (Luisiana) y siguieron en San Antonio (Texas) con motivo del tricentenario de ambas ciudades, la segunda de ellas fundada por españoles. "Éste es un gran final para un perfecto viaje", añadió Felipe VI, a quien Trump estrechó la mano al comienzo y al final de la comparecencia sin preguntas.

Ya sin prensa, los dos matrimonios mantuvieron un breve encuentro en el Despacho Oval. A continuación, Trump y Felipe VI permanecieron en la oficina del presidente para celebrar una reunión de trabajo con sus respectivas delegaciones

Letizia y Melania
 

Melania y Letizia, cordiales

Se trata de la segunda visita a la Casa Blanca de los monarcas españoles en este reinado después de la que realizaron el 15 de septiembre de 2015 -fecha que coincidió con el 43 cumpleaños de doña Letizia-, cuando Felipe VI se reunió con Barack Obama en el despacho oval mientras la primera dama ofrecía un té a la Reina y visitaba con ella el huerto ecológico que creó en coherencia con su defensa de la alimentación saludable. En esta ocasión Letizia también se ha reunido con Melania. 

Tras posar sonrientes en el exterior de la residencia presidencial, accedieron al Despacho Oval, donde permanecieron los cuatro mientras los dos jefes de Estado intervenían ante la prensa. Ya sin medios, prolongaron el encuentro unos minutos más y a continuación Trump y el Rey siguieron reunidos, mientras que sus esposas salieron del despacho.

La primera dama y la Reina se desplazaron al salón rojo para tomar un té y charlar. Doña Letizia lució un vestido de color rojo sin mangas con un cinturón plateado y su anfitriona, uno estampado con dibujos en color blanco y también sin mangas.

Letizia y Melania
 

A la llegada a la Casa Blanca, doña Letizia estrechó la mano del presidente y besó a Melania Trump, cogiéndola con afecto de los brazos. Al dirigirse al Despacho Oval, los dos jefes de Estado fueron por delante, mientras que ellas fueron unos metros detrás charlando de forma distendida.

Ambas son de la misma generación, puesto que la esposa de Trump tiene 48 años y la Reina cumplirá 46 en septiembre. A Melania Trump se la vio con buen aspecto físico después de que el pasado 14 de mayo se sometiera a una intervención de riñón que la obligó a estar hospitalizada varios días.

No trascendió de qué hablaron, aunque presumiblemente, entre otros asuntos, comentaron su situación familiar, puesto que la hija mayor de los Reyes, la princesa Leonor, tiene 12 años, los mismos que Barron, el único hijo de Trump y Melania.

Aniversarios diferentes cada año

En estos cuatro años, ningún aniversario de la proclamación ha sido igual que el anterior, salvo por el solemne izado conmemorativo de la bandera de España en la madrileña Plaza de Colón -y otro ante el Palacio de la Zarzuela, a cargo de la Guardia Real- con que comienza cada jornada del 19 de junio desde 2015.

Aquel año, son Felipe y doña Letizia optaron por celebrar el primer aniversario del reinado con un simbólico acto en el Salón de Columnas del Palacio Real, donde condecoraron a 38 ciudadanos anónimos, procedentes de las distintas comunidades y ciudades autónomas, como ejemplo de reconocimiento a quienes demuestran conductas ejemplares, compromisos solidarios y afán de superación.

En 2016 no hubo en cambio actividades publicas de ningún tipo en su agenda del 19 de junio, mientras que en 2017 decidieron dedicar la mañana de ese día tan especial a mostrar su apoyo a la educación cultural e histórica de los jóvenes españoles en el Museo del Prado, donde conversaron con adolescentes que participaban en un itinerario didáctico por las salas de la pinacoteca.

Ahora en Portada 

Comentarios