Domingo, 16.12.2018 - 07:43 h
El futuro del vehículo eléctrico

Ribera anima una guerra abierta de electrolineras entre Iberdrola y Endesa

El Gobierno abre por completo el mercado de recarga de vehículos eléctricos sin concretar el mapa de infraestructuras para prestar servicio

El Gobierno abre por completo el mercado de la recarga de vehículos.
El Gobierno abre por completo el mercado de la recarga de vehículos. / L.I.

Desde la pasada semana, tras la aprobación del Real Decreto de Medidas Urgentes para el sector eléctrico, el mercado de recarga de vehículos eléctricos está liberalizado al 100%. Empresas, particulares, ayuntamientos y comunidades  autónomas pueden instalar puntos de suministro. Se anima la batalla que disputan Endesa e Iberdrola, pero en la que también participan, de forma directa o indirecta, 130 empresas que según la asociación AEDIVE forman parte de la cadena de valor vinculada a la movilidad eléctrica.

La liberalización de la actividad de recarga ha sorprendido de forma positiva a quienes reclaman más empuje a las renovables. Es algo que no estaba previsto y que dificulta  lo que consideran un riesgo cierto: la creación de un oligopolio de las distribuidoras eléctricas, con Iberdrola y Endesa a la cabeza, para controlar las electrolineras.

El decreto tiene que ser convalidado en el Congreso y está sin rematar. Elimina la figura del gestor de carga -el único autorizado a vender electricidad aparte de las comercializadoras-, pero al tiempo abre numerosos interrogantes que tendrán que ser resueltos en breve. La norma aprobada no concreta, entre otras cosas, qué requisitos deberá cumplir quien quiera vender energía para recarga, sea empresa o consumidor.

Tampoco hay indicaciones sobre las necesidades a cubrir. AEDIVE reclama en este sentido un mapa de infraestructuras de puntos de recarga que cubra la totalidad del territorio, así como una base de datos común de infraestructuras de recarga

El decreto no relaciona la liberalización de la recarga con el autoconsumo o con la eficiencia energética en edificios pese a que el coche eléctrico es parte fundamental del camino hacia la descarbonización que defiende del Gobierno. Será, según  apuntan los expertos, uno de los agujeros a cubrir en el desarrollo de la norma.

Con la apertura de la actividad de recarga, las dos empresas más empeñadas en la disputa de un mercado todavía reducido -Endesa e Iberdrola- tendrán que ajustar sus planes. Endesa tiene proyectos para instalar en tres años más de 600 puntos de recarga eléctricos de acceso público en el país e Iberdrola  ha anunciado que desplegará 200 nuevas electrolineras en autovías con una inversión de 10 millones de euros.

El interés por el coche eléctrico no es exclusivo de las distribuidoras. Hasta las petroleras se asoman al negocio. Repsol está en la carrera. Y también BP, que ha anunciado una inversión de 20 millones de dólares en la compañía de baterías StoreDot. También Gas Natural facilita la instalación en comunidades de vecinos y en empresas de puntos de recarga.

Una batalla a dos

Pero por el momento, la batalla es a dos. Iberdrola quiere consolidar su imagen de compañía "verde" y Endesa está obligada a compensar su relación con las tecnologías más contaminantes de generación eléctrica. Por eso ganar la batalla de la imagen es tan importante. Iberdrola trabaja en electrolineras y también para instalar puntos de suministro en 16.000 hogares.

Endesa, por su parte, lanzó en 2015 un plan de movilidad para sus empleados. El objetivo es que el 10% de sus trabajadores utilicen un coche eléctrico en 2020. En realidad, la eléctrica lleva estudiando el sector desde el año 2011 a través de pruebas piloto

El mercado relacionado con el coche eléctricose acelera, pero las cifras son todavía muy modestas. Aunque el año pasado fue el mejor de la serie, en 2017 sólo se vendieron 3.920 coches eléctricos "puros" -sin tener en cuenta los híbridos-, aunque esa cifra casi duplica la registrada un año antes, según datos de los fabricantes.

Las matriculaciones acumuladas en los ocho primeros meses dejan las siguientes cifras, según tipo de vehículos "alternativos": 3.930 coches eléctricos puros; 12.084 vehículos de GLP y 4.019 a gas comprimido (GNC).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios