Martes, 18.06.2019 - 15:36 h
Pedraza, en Segovia

De Vallejo-Nágera al pintor Zuloaga: Cs inicia campaña en el pueblo de los VIP

El líder de Cs se decanta por esta localidad medieval para hablar de la España vacía. El lugar es residencia de la jet madrileña de fin de semana.

Plaza mayor de Pedraza.
Plaza mayor de Pedraza. / D.R.

Albert Rivera arrancó el viernes la campaña electoral en Castilla y León y hablando de la España vacía, un tema que poco a poco va ocupando sitio en la agenda política. Aunque solo sea por bucolismo y luego vuelva a la UVI en la que se mantiene esta tendencia desde el desarrollismo de los 60. Y porque Rivera ha prometido una rebaja del 605 en el IRPF para quienes se asienten con un proyecto en el medio rural. Hasta aquí todo bien. 

Lo curioso es que Rivera, a pesar de estar en Castilla y Léon, no eligió Soria, la provincia que tiene la tasa de despoblación similar a la de Siberia (en la comarca de Las Tierras Altas la densidad es de dos personas por kilómetro cuadrado). Rivera eligió la villa medieval de Pedraza (388 personas, según el INE 2017), en Segovia, a una hora y 20 de Madrid. Albert Rivera grabó allí un discurso que se proyectó en forma de holograma en la sede central de Ciudadanos en la capital.

Lo grabó con sus más íntimos colaboradores. En Pedraza también estaban los principales fichajes de su candidatura que últimamente le acompañan en casi todos los actos: el empresario Marcos de Quinto, número dos de su candidatura al Congreso por Madrid; la representante del Secretariado Gitano, Sara Giménez, que ocupa el tercer puesto, y Edmundo Bal, que va cuarto en la lista de Rivera. Estaba con ellos de 'team building' en una de las 11 establecimientos rurales que tiene este recoleto pueblo, que más que representar a la España vacía es como, Torrecaballeros o Cubillo, una población donde hay más vips de Madrid viviendo que locales. 

Si Rivera hubiera querido que su mensaje tuviera aspecto y carga simbólica a la vez, podría haberlo grabado en la vecina población de Galindez, donde en 2016 había censados seis habitantes y hoy durante el invierno solo hay uno. O en Navafría o Prádena, poblaciones de más de mil habitantes que luchan activamente contra la despoblación ofreciendo completos equipamientos públicos a sus habitantes.

En Pedraza -una villa que es un gran escenario para el turismo-, la mayoría de las casas blasonadas tienen una fortuna madrileña detrás. Ademas y ante todo, es un lugar de cuento para bodas, gran plató cinematográfico y televisivo, que forma parte del imaginario colectivo gracias a ser el decorador de series como 'Águila roja', 'Tierra de lobos', 'Toledo','Isabel'. De hecho, alberga hoy la última aventura cinematográfica de Santiago Segura, por citar solo las más recientes, sin olvidar, claro, el anuncio de El Gordo de la Navidad de 2013, aquel que desató miles de parodias y llenó el pueblo de legiones de turistas preguntando por Raphael, Montserrat Caballé y la administración de loterías, que por cierto no existe. 

Alonso Aznar y sus amigos en una fiesta en Pedraza.
Alonso Aznar y sus amigos en una fiesta en Pedraza en 'De Natura'. / IG

Han sido más de doscientos rodajes desde que Florián Rey se trasladó a Pedraza allá por 1930 para rodar 'La aldea maldita', una cinta maestra del cine mudo español. El pueblo es practicamente un decorado y muchos de sus habitantes se han trasladado a pueblos cercanos y han vendido sus casas a madrileños en busca de relax. 

Pedraza debe realmente su fama al interiorista Paco Muñoz (fundador de Casa & Jardín), que en los años 70 decidió convertirla junto con su mujer -la también decoradora Sabine Déroudéle- en algo más que un bonito pueblo medieval. En su afán,  también reactivaron la vida cultural y artística de esta localidad de 400 habitantes. Sabine es la madre de Samantha Vallejo-Nágera, la popular empresaria de restauración y jurado de Masterchef, que no deja de promocionar la ciudad. Ella y su familia llevan también la empresa de bodas 'De Natura', que es una de las preferidas de la alta sociedad. Muchos de los nuevos habitantes de este pueblo lo conocieron gracias a una de las bodas que organiza la familia de Samantha. Por esto, también fue una habitual del pueblo Paulina Rubio, que estuvo casada con Nicolás Vallejo-Nágera. 

Pero no es la única familia de abolengo. Está la familia Zuloaga. Las estancias del pintor Ignacio Zuloaga en Segovia se iniciaron a finales del año 1898 y, posteriormente, compró el castillo de Pedraza en 1925. Actualmente el inmueble sigue en manos de la familia, alberga una gran colección de arte y se puede visitar. Sus descendientes sigue teniendo propiedades en la ciudad. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios