Martes, 19.03.2019 - 18:48 h
Recalca su apuesta por los partidos constitucionalistas

Rivera hablaría con PSOE y PP para evitar que los populistas llegasen al Gobierno

Aunque segura que, tras el pacto en Andalucía, el lenguaje del PSOE es "casposo y de enfrentamiento", impropio de un sistema democrático plural.

El presidente de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, participa en un desayuno-coloqu
Rivera hablaría con PSOE y PP para evitar que populistas manejen el Gobierno. / EP

Tras el pacto en Andalucía entre PP y Ciudadanos que da paso a un nuevo Gobierno en la comunidad con el apoyo de Vox, el partido de Albert Rivera asegura que continúa su batalla contra los "populistas", en los que incluye a Vox, Podemos y los partidos independentistas. El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha indicado que está dispuesto a sentarse con el PSOE y con el PP para buscar alguna fórmula que impida que los populistas "manejen" el Gobierno de España y sobre todo para que los nacionalistas "no aprovechen esa debilidad".

Así lo ha indicado, en una entrevista en Onda Cero, tras ser preguntado por la decisión de los dos partidos de centroderecha suecos de apoyar un Ejecutivo rojiverde para aislar a la ultraderecha.

Ahora bien, se ha preguntado igualmente si Pedro Sánchez estaría dispuesto a rectificar y asumir que Cs "no es el enemigo sino un aliado" o que el PP no es la extrema derecha sino un partido "conservador constitucionalista". Porque, según Rivera, a raíz del pacto de Gobierno en Andalucía entre PP y Cs y que apoya Vox, lo que está escuchando desde el PSOE es un lenguaje "casposo y de enfrentamiento" impropio de un sistema democrático plural.

Por eso, ante un futuro mapa político en el que la única salida puede ser un gobierno tripartito para no bloquear la legislatura, el líder de Cs ha recalcado que su apuesta es que sean los partidos constitucionalistas y no los populistas los que marquen la línea.

Respecto a los Presupuestos de 2019, que este lunes han llegado al Congreso para iniciar su tramitación, Rivera ha insistido en que si salen adelante condenan a España a unas cuentas públicas malas y si la opción es prorrogar los anteriores, como tiene intención Sánchez si no logra los apoyos suficientes, sería una "barbaridad" hacerlo dos veces "y encima con el voto en contra del presidente" que es lo que hizo Sánchez en su día.

Ahora en Portada 

Comentarios