Lunes, 16.09.2019 - 17:29 h
Ingreso en prisión

La boda de los Ruiz-Mateos donde son incógnita el padrino y los tíos de la novia

Se casa María Ruiz-Mateos Fernández Durán, hija de Zoilo. Su padre y sus cinco tíos afrontan una condena de dos años y medio del Supremo por estafa.  

Hijos Ruiz-Mateos
La boda de los Ruiz-Mateos donde son incógnita el padrino y los tíos de la novia. / EFE

El año se antoja complejo para los Ruiz-Mateos. Los seis varones del clan (Pablo, Álvaro, Alfonso, Javier, Zoilo y José María) deben ingresar en prisión, tal y como adelantó este medio en exclusiva. Los hijos de José María Ruiz Mateos y Teresa Rivero irán a la cárcel después de que este pasado viernes la Justicia balear denegase su último intento: aplazar su ingreso en la cárcel mientras se analiza su indulto.

La Audiencia ha denegado ese aplazamiento, rechazando sus argumentos y confirmando que deben ingresar en prisión como ejecución de la condena que les impuso el Tribunal Supremo, que confirmó su culpabilidad aunque rebajó ostensiblemente el castigo, de entre 5 y 6 años a dos y medio, al considerar que la estafa no había sido agravada.

Los Ruiz Mateos se han aferrado a esta rebaja para reclamar el indulto. Algo improbable, pero para lo que hay precedentes. Ocurrió con la primera condena del ex presidente balear Jaume Matas, a quien sí le permitió permanecer en libertad mientras se tramitaba su indulto, que posteriormente le fue denegado.

¿Habrá padrino?

Tal vez uno de los motivos por los que la familia -que tiene claro que irá a prisión- quiere aplazar la sentencia sea una boda del clan familiar que se está planificada desde hace más de un año para finales de mayo. Se casa María, la hija mayor del también mayor de los varones, Zoilo Ruiz Mateos, y su esposa Carmen Fernández-Durán Soto.

De momento a los asistentes no les han comunicado un cambio de fecha. María contrae matrimonio con un ejecutivo de BBVA, antiguo alumno del colegio El Pilar, y lo celebran en la finca La Casa de Mónico, situada en la Carretera de la Coruña, muy cerca de Aravaca, donde estaba el antiguo cuartel familiar de la calle Alondra, que salió a subasta.

No se sabe si María irá del brazo de su padre al altar. Que el padre no asista a la boda de un hijo es algo que ha ocurrido alguna vez más en esta religiosa familia. Ocurrió en el enlace del pequeño del clan. Álvaro Ruiz Mateos se casó con Anita Suárez de Lezo, hija del todopoderoso letrado Rafael Suárez de Lezo, hermano Luis Suárez de Lezo, vicepresidente de la Fundación Repsol. Entonces Álvaro era administrador de Clesa, sociedad del grupo Nueva Rumasa, ahora quebrada, y fue acusado entre otros delitos de fraude a la Seguridad Social y, por lo tanto, no era cuestión de organizar una gran fiesta que seguramente provocaría la ira de los muchos damnificados de los herederos de la abeja. El patriarca Ruiz Mateos optó por no asistir para no levantar más ampollas. Tres meses después del enlace, el novio entró en prisión y estuvo dos años en el módulo de respeto de Navalcarnero, en Madrid. Salió de la cárcel, después de cumplir íntegramente la condena, el pasado septiembre, y entonces Suárez de Lezo le pidió el divorcio. El único del clan. 

Ahora, Zoilo Ruiz Mateos intenta ganar tiempo para llevar a su hija al altar. Todavía le queda, además del indulto al Gobierno, interponer el recurso de reforma contra el auto de prisión.

Les rebajaron la condena

Recordar aquí que el Tribunal Supremo ha condenado a los seis hijos varones de José María Ruiz-Mateos y Teresa Rivero a dos años y medio de prisión por delito de estafa agravada y multa de 24.000 euros a cada uno por la operación de compra de dos hoteles, uno en Mallorca y otro en San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria), valorada en 46 millones de euros.

La Sala de lo Penal estima parcialmente el recurso presentado por los seis hermanos y reduce la pena que les impuso la Audiencia de Palma de Mallorca en julio de 2017, que osciló entre cinco años y 11 meses, y seis años y medio de prisión para cada uno de ellos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios