Lunes, 16.09.2019 - 19:29 h
Deben cumplir dos años y medio de cárcel

Los Ruiz Mateos solicitan un indulto al Gobierno: congelan su ingreso en prisión

La Audiencia de Palma ha ordenado el ingreso de los seis varones del clan Rumasa. Sin embargo, su entrada en la cárcel no será inmediata

Hijos Ruiz-Mateos
Hijos Ruiz-Mateos / EFE

Como adelantó en exclusiva este medio, la Sala Primera de la Audiencia de Palma ordenó que los seis hijos varones del fallecido empresario José María Ruiz Mateos entraran en prisión y cumplan la condena de dos años y medio de cárcel por la estafa que fue juzgada y condenada por este tribunal.

Sin  embargo, el ingreso en prisión de Zoilo, Alfonso, José María, Pablo, Javier y Álvaro no se producirá de manera inmediata. La defensa de los Ruiz Mateos ha solicitado un indulto al Gobierno, una propuesta que fue comunicada a los jueces que han dirimido el caso. También piden que los seis hermanos, cinco de los cuales son cabeza de familia y tienen hijos a su cargo, pudieran seguir en libertad, mientras se tramitara la medida de gracia. 

Recordar aquí que dos de los Ruiz Mateos, Javier y Álvaro, justamente los hermanos menores, salieron de prisión -el módulo de respeto de Navalcarnero- hace unos meses tras cumplir una condena de dos años y nueve meses por un delito contra la Hacienda Pública y otro de alzamiento de bienes.

Tras el período de notificación, los seis hermanos cuentan con un plazo para presentarse en una prisión de su elección, en cuanto se resuelva la petición de indulto. Según el fallo del alto tribunal, los hijos de Ruiz-Mateos se aprovecharon de la "tradición y solera empresarial" de su familia para comprar sendos hoteles en las islas Canarias y en Baleares, tratando de aparentar una solvencia "que, en realidad, no tenían".

Durante el tiempo de su condena, además, cada uno deberá abonar una multa de 24.000 euros y no podrán ejercer actividades mercantiles y de comercio.

​La familia Ruiz Mateos apostó por invertir en la compra de hoteles, que en la mayoría de los casos no tenían carga alguna, una situación que Nueva Rumasa aprovechó para hipotecar los inmuebles. La operación por la que van a entrar en la cárcel -sino consiguen que prospere el indulto- consistió en la compra en Mallorca del hotel Berverly Playa Peguera y Berverly Park Maspalomas, en Gran Canaria.

La culpa no fue de su padre

Los Ruiz Mateos ocultaron que su holding estaba en quiebra y presentaron como parte del pago el aval de sus empresas. Los primeros plazos se pagaron y el resto, nunca existieron. Los hijos varones Ruiz Mateos intentaron sin éxito culpar a su progenitor. Todos ellos consiguieron una rebaja de sus condenas que inicialmente era de seis años para cada uno. 

Ahora en Portada 

Comentarios