Rusia detectó los lanzamientos de misiles iraníes con su radar en Azerbaiyán

  • Moscú.- Rusia detectó con su radar de Gabalá, emplazado en Azerbaiyán, los lanzamientos de misiles de largo alcance clase Shahab-3 efectuados hoy por Irán, informó un alto cargo militar ruso.

Irán prueba "con éxito" el lanzamiento de misiles de largo alcance Shahab 3
Irán prueba "con éxito" el lanzamiento de misiles de largo alcance Shahab 3

Moscú.- Rusia detectó con su radar de Gabalá, emplazado en Azerbaiyán, los lanzamientos de misiles de largo alcance clase Shahab-3 efectuados hoy por Irán, informó un alto cargo militar ruso.

"Los lanzamientos realizados por Irán son controlados por nuestros medios, en concreto por el radar de Gabalá", indicó el general Nikolái Rodiónov, ex jefe del sistema ruso de aviso sobre ataques con misiles, a la agencia Interfax.

El general precisó que para ensayar sus misiles de largo alcance, de entre 1.300 y 2.000 kilómetros, Irán no necesita dispararlos a esa distancia, sino que eleva la altura del lanzamiento.

"Para entender a qué distancia puede llegar un misil se puede elevar la altura del lanzamiento, por ejemplo hasta los 1.500 kilómetros en vez de los 700 que garantizan el máximo alcance", explicó.

Agregó que los misiles de mediano alcance Shahab-2, lanzados la víspera por Irán y diseñados para volar entre 300 y 700 kilómetros de distancia, "pueden alcanzar el territorio ruso aproximadamente hasta Sarátov", ciudad en el curso medio del río Volga, a unos 800 kilómetros al sureste de Moscú.

Mientras, un experto militar ruso advirtió de que Irán desarrolla nuevos misiles de mediano alcance, con un radio de hasta 5.500 kilómetros, el máximo para esta clase, con lo que podría cubrir casi toda Europa y gran parte del territorio ruso.

Además, los iraníes "trabajan activamente en algo que no nos imaginábamos: la producción de misiles con combustible sólido", afirmó Vladímir Dvorkin, experto científico del Centro de Seguridad Internacional del Instituto de Economía Mundial y Relaciones Internacionales de la Academia de Ciencias de Rusia.

"Esa información es nueva. De esta forma, las afirmaciones -inclusive de nuestro Estado Mayor- de que Irán solo posee tecnologías de cohetes Scud, de solo mil kilómetros de alcance, no se corresponden con la realidad", dijo Dvorkin a Interfax.

Agregó que, según expertos, el misil con el que Irán ha lanzado un satélite de 27 kilogramos podría alcanzar una distancia de hasta 4.000 kilómetros con su primera etapa adaptada para transportar carga explosiva.

Por otra parte, un alto cargo norteamericano informó hoy de que EEUU ha entregado a Rusia y China datos de espionaje sobre la segunda planta que Irán construye para enriquecer uranio, que confirmarían que Teherán desarrolla su programa atómico militar.

"Esta información plantea graves interrogantes sobre las intenciones secretas de Irán y es de carácter escandaloso", dijo el funcionario, del Departamento de Estado norteamericano, a Interfax en Washington.

La fuente explicó que durante las últimas consultas dentro del grupo 5+1 -formado por los países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania-, EEUU compartió esa información secreta no sólo con sus aliados occidentales, sino también con Rusia y China, que tradicionalmente se oponen a imponer sanciones a Irán.

Mientras, un politólogo ruso opinó hoy mismo que Moscú podría apoyar la imposición de sanciones si Occidente la convence de que Teherán realmente enriquece uranio para fabricar armas nucleares.

"Rusia ya está cambiando su postura respecto a Irán y, a juzgar por las declaraciones del presidente (Dmitri) Medvédev, no podemos descartar que respalde las sanciones", señaló Alexéi Makarkin, director adjunto del Centro de Tecnologías Políticas.

Mostrar comentarios