Rusia pide neutralidad a las fuerzas internacionales en Kosovo

  • Rusia pidió hoy a las fuerzas internacionales presentes en Kosovo que mantengan un estatus de neutralidad en el conflicto entre la mayoría albanesa y la minoría serbia de esa región.

Moscú, 28 sep.- Rusia pidió hoy a las fuerzas internacionales presentes en Kosovo que mantengan un estatus de neutralidad en el conflicto entre la mayoría albanesa y la minoría serbia de esa región.

"Nuevamente instamos a las fuerzas internacionales, sobre todo a la Fuerza de la OTAN en Kosovo (KFOR) y a la Misión de la Unión Europea, a mantener inflexiblemente un estatus de neutralidad en el ámbito de la supremacía de la ley", declaró el portavoz oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, Alexandr Lukashévich.

Cuatro soldados de la KFOR y catorce manifestantes resultaron ayer heridos en choques registrados cerca del paso fronterizo de Jarinje con Serbia, cuando cientos de serbios trataron de oponerse a que los uniformados desmantelasen una barricada que impedía la comunicación entre los dos territorios.

"El enésimo brote de tensión en Kosovo demostró lo que tantas veces se ha dicho, incluido en Rusia, sobre las peligrosas consecuencias que pueden tener las aspiraciones de Pristina a ejercer el control sobre la línea administrativa entre la región y el resto de Serbia", indicó Lukashévich, citado por las agencias rusas.

El diplomático ruso consideró que la tolerancia hacia la parte albanokosovar estimula el incremento de su agresividad y su falta de deseo de buscar una solución de compromiso que respete las legítimas demandas de todos los grupos étnicos que coexisten en Kosovo.

En julio pasado, hubo incidentes violentos en el norte de la región cuando Pristina envió una unidad especial de la policía para aplicar un embargo contra mercancías serbias, como reacción a la decisión de Belgrado de no aceptar los sellos aduaneros kosovares.

Los pasos norteños de Jarinje y Brnjak fueron declarados entonces por la KFOR "zonas militares".

Serbia y los serbios de Kosovo no reconocen la independencia que las autoridades albanokosovares de Pristina declararon en febrero de 2008, y que ha sido aceptada por unos 80 países, entre ellos EEUU y la mayoría de los países de la UE.

.
Mostrar comentarios