Salmond se reunió con ministro británico para tratar del referéndum escocés

  • El ministro principal del Gobierno escocés, el nacionalista Alex Salmond, y el titular británico para Escocia, Michael Moore, se reunieron hoy en Edimburgo para intentar llegar a un acuerdo sobre la futura celebración de un referéndum de independencia en Escocia.

Londres, 13 feb.- El ministro principal del Gobierno escocés, el nacionalista Alex Salmond, y el titular británico para Escocia, Michael Moore, se reunieron hoy en Edimburgo para intentar llegar a un acuerdo sobre la futura celebración de un referéndum de independencia en Escocia.

En declaraciones a la BBC tras la cita, que duró una hora y media, Salmond valoró que había habido "moderados avances" con un acercamiento entre las partes respecto al calendario del plebiscito, si bien persistían los desacuerdos en otros asuntos.

Según Salmond, uno de los puntos de discrepancia es si podría incluirse en la consulta, además de la pregunta sobre la independencia, otra que ofreciera la opción de una mayor autonomía para la región, algo que defiende el Gobierno escocés pero a lo que se opone Londres.

De acuerdo con el líder del Partido nacionalista escocés (SNP, siglas en inglés), tampoco habría coincidencia en su propuesta de rebajar la edad de voto de los 18 a los 16 o 17 años.

Aunque Salmond vio avances en la cuestión del calendario, Moore dijo a la salida de la reunión que el Gobierno británico no había variado su postura y consideraba que la consulta debía celebrarse "más bien pronto que tarde", frente a la propuesta del Gobierno escocés de que sea en otoño de 2014.

Londres y Edimburgo están enfrentados sobre la cuestión del referéndum, promesa electoral de los nacionalistas, después de que el Gobierno de David Cameron ofreciera a Salmond transferir poderes al Parlamento escocés para que pueda organizar una consulta de tipo vinculante, algo que, según Londres, ahora solo puede hacer la Cámara de los Comunes.

La condición no obstante sería que el plebiscito tuviera una sola pregunta -sí o no a la independencia- y que se celebrara en el plazo de 18 meses, requisitos a los que se opone el Gobierno escocés, que quiere celebrar la consulta en 2014 para poder consolidar la tesis independentista.

Tras repetidas peticiones por parte de Salmond, está previsto que finalmente se reúna con el primer ministro británico, el conservador Cameron, el próximo jueves, para intentar acercar posiciones respecto al polémico referéndum.

Ambos gobiernos han abierto un periodo de consulta pública sobre sus respectivas propuestas, y Alex Salmond dijo hoy que no esperaba un acuerdo entre las partes hasta que se conozca el resultado de esos procesos.

Mostrar comentarios