Martes, 23.01.2018 - 12:50 h

El Alzheimer será la 'epidemia del siglo XXI' en 15 años y provocará un gasto de 50.000 millones

El envejecimiento de la población demandará esa cifra para atajar el problema. España es hoy el tercer país del mundo con mayor prevalencia de demencias y será el cuarto con la media de edad más alta en 2030.

El coste de cada persona que sufre este tipo de demencia es de 31.890 euros al año en la actualidad, entre gastos directos e indirectos, a los que hay que sumar el impacto para los familiares o cuidadores que están a cargo de enfermos. 

España será uno de los países del mundo con más enfermos de Alzheimer en 2030.

Los cuidados del Alzheimer en España suponen en la actualidad un gasto de 24.000 millones de euros anuales para las arcas públicas, según los últimos datos de la Confederación Española de Asociaciones de Familiares de Personas con Alzhéimer y otras Demencias (CEAFA).

Te puede interesar: La historia del pueblo creado y habitado solo por personas con Alzheimer

En la actualidad, más de 3,5 millones de personas sufren de esta afección mental de manera directa, a las que hay que añadir otro porcentaje de enfermos de otras demencias. Debido al vertiginoso envejecimiento poblacional que experimenta en nuestro país, la tendencia indica que en apenas 15 años las personas con mal de Alzheimer superarán los siete millones de pacientes, y el coste de los tratamientos alcanzará nada menos que los 48.000 millones de euros, entre gastos directos e indirectos.

Te puede interesar: Cómo prevenir el Alzheimer

España es el tercer país del mundo con mayor prevalencia de demencia. Sólo Francia e Italia tienen una mayor proporción de enfermos de Alzheimer en mayores de 60 años, según los últimos datos disponibles en el informe de la OECD 'Health at a Glance'. Por otra parte, España será el cuarto país del mundo con la media de edad más alta en 2030, de acuerdo con el estudio de ONU 'Perspectivas de la Población Mundial'. La combinación entre estas dos situaciones, por lo tanto, muestran un horizonte inevitable.

El coste de cada persona que sufre este tipo de demencia es de unos 31.890 euros al año en la actualidad, de acuerdo a las citadas fuentes. Aquí hay que englobar el presupuesto derivado para gastos médicos, asistenciales, de cuidadores y de familiares que deben alterar su vida laboral.

Por otra parte, no puede evitarse mencionar los gastos indirectos y colaterales que provoca esta enfermedad, aunque cuantificarlo es casi imposible. Pero sí está comprobado que en el seno de familias con integrantes que padecen demencias y sus afecciones se prolongan durante años, no son pocos los parientes cercanos que generan un mayor gasto en atención médica, farmacéutica y bajas laborales que en otras situaciones.

En total, entre enfermos y familiares cuidadores, la enfermedad aqueja directa o indirectamente a 4.509.612 de personas, según la CEAFA. En su último artículo colgado en su web, esta entidad vuelve a ratificar que se trata de "un problema de carácter socio sanitario que no cuenta con los recursos específicos que debiera para afrontar esta situación. No existe un plan específico dirigido a paliar los efectos de la enfermedad".

En este contexto, aún se carece de un fármaco eficaz para curar o frenar la demencia. En los últimos años se ha avanzado mucho en materia de investigación, por lo que es previsible que en un futuro cercano existan medicamentos con una eficacia real. Pero todavía no es la hora de esperanzarse con ello.

En el marco de una campaña que CEAFA continúa, denominada 'Hazte solidario con el Alzheimer', la entidad vuelve a solicitar "la puesta en marcha de una Política de Estado de Alzheimer que mejore la calidad de vida de las personas con Alzheimer y la de sus cuidadores familiares".

En su página web puedes encontrar un formulario para rellenar y donde se explica qué significa "ser solidario con el Alzheimer": "Contribuir a expandir el mensaje de la necesidad de una Política de Estado sobre el Alzheimer, informar a sus ciudadanos sobre la enfermedad y sus consecuencias, promover las acciones relacionadas con las Asociaciones más cercanas, facilitar la difusión de este mensaje y contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por la enfermedad de Alzheimer y la de sus cuidadores familiares", según explica la confederación.

Ahora en portada

Comentarios