Sábado, 30.05.2020 - 11:16 h

EE.UU. 'envidia' la sanidad española: un día de hospital cuesta allí ¡12 veces más!

En materia de gestión pública de la salud somos una referencia de los norteamericanos, inmersos en un debate nacional por el derroche de gastos farmacéuticos y hospitalarios.

Un informe pone como ejemplo a nuestro país y pondera la universalidad y gratuidad de la salud. Un bypass coronario cuesta allí 70.000 euros; aquí, 14.000.

La sanidad norteamericana busca reflejarse en la española.

En medio de un debate nacional por el derroche imparable de fondos destinados a la Sanidad, el todopoderoso Estados Unidos ha posado su mirada en otros países para realizar una severa autocrítica sobre su gestión pública en el área de la salud. España ha sido una de las naciones bajo la lupa, con el objetivo de presentar modelos sanitarios que son más eficientes y económicos, a juicio de los propios norteamericanos.

La prestigiosa publicación científica norteamericana VOX, precisamente, ha realizado una serie de comparativas de los costes sanitarios en ese país y nuestra nación. Los datos que surgen del estudio son sorprendentes: cada día de internación en un hospital de EE.UU cuesta 12 veces más que en uno de España.

En concreto, en aquel país se requieren de 4.605 euros diarios frente a los 375 de aquí. Para empezar a comprender los datos del trabajo, primero hay que tener en cuenta el porcentaje de la renta que cada país destina a su sistema público sanitario. En este apartado, España es una de las naciones que menor porcentaje de renta destina a su sistema público de salud en el contexto de la OCDE.

En detalle, es el 6,4% del PIB (unos 1.500 euros al año per cápita), aunque con diferencias según comunidades autónomas que oscilan entre los 1.000 y los 1.900 euros, de acuerdo con lo informado por el portal Redacción Médica.

La media de los países de OCDE es 1.900 euros al año per cápita para la salud, lo que significa que estamos 400 euros por debajo de los mismos. Para Estados Unidos, la valoración del sistema sanitario público español se suma a las buenas calificaciones que surgen de los principales indicadores internacionales. Los mismos ponderan que la sanidad española es universal y que garantiza la cobertura sanitaria de casi toda la población.

EE.UU., sin embargo, a pesar de destinar mucho más dinero a la sanidad pública que nuestro país, no puede garantizar el acceso sanitario público a buena parte de su población. De ahí que, en el marco de la presente discusión nacional por el sistema público sanitario, los norteamericanos busquen parámetros fuera de sus fronteras.

El sector sanitario de esta potencia mundial supone el 18% de su PIB (unos 8.000 euros al año por persona). Además el gasto sanitario ha crecido cinco veces más en los últimos 50 años. Los norteamericanos, según Vox, van al médico una media de 4,1 veces al año, exactamente la mitad que los españoles.

En los últimos tiempos han aplicado iniciativas para dar cobertura pública a un mayor porcentaje de su población, como con el programa Medicare, por ejemplo. Aún así, les queda mucho por hacer.

Uno de los motivos cruciales por los cuales en EE.UU. se dispara el gasto sanitario respecto del de otros países como España es el elevadísimo coste de los fármacos y medicamentos. Y si se compara con los mismos servicios prestados por los hospitales, todo allí también es muchísimo más caro. Vox pone ejemplos: el coste de la extracción de apéndice es 14.000 euros en Estados Unidos, 5.330 euros en Suiza, 3.360 euros en Australia y 1.770 euros en España.

Una cirugía de cataratas cuesta en Estados Unidos 3.500 euros, mientras que en España sale 1.500. Por un bypass coronario debe pagarse allí 70.000, frente a unos 14.000 en España. La cirugía de rodilla cuesta casi 25.000 euros en Estados Unidos y 6.000 en España.

A la hora de analizar los precios de los medicamentos, vale el ejemplo de un nuevo fármaco aprobado por EE.UU: el adalimumab (Humira). Estados Unidos paga más del doble por cada tratamiento de esta droga contra la artritis reumatoide: 2.350 euros frente a 1.110 en España.

Algo semejante sucede con el novedoso tratamiento ledipasvir/sofosbuvir (Harvoni) para la hepatitis C: todos los países han logrado mejores precios que Estados Unidos, donde rozan los 30.000 euros. De esto se deduce que Estados Unidos paga más por los mismos medicamentos que otros países.

Las diferencias salariales son otro dato a tener en cuenta, a la hora de comparar el sueldo de médicos y enfermeros en ambos países. España tiene unos costes salariales bajos, ligeramente por debajo de la médica de la OCDE y en consonancia con los de países como Italia. Sin embargo, los salarios de Estados Unidos se encuentran entre los más altos.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING