Sábado, 21.10.2017 - 16:20 h

La venta de comida basura estará prohibida en los hospitales británicos

  • La Sanidad de Gran Bretaña reclama que en los centros de salud se ofrezca comida más saludable para luchar contra la obesidad.
  • Las concesionarias de los hospitales deberán cambiar su menú para ofrecer más productos sanos.
Restalia amplía capital en la sociedad de su enseña de hamburguesas 'TGB'

La venta de comida basura estará prohibida en todos los hospitales públicos de Gran Bretaña en un intento por hacer frente a la obesidad en el país. Según informa el periódico 'The Telegraph', el servicio nacional de salud pide que se realicen cambios en el tipo de productos que se ofrecen en los hospitales de todo Reino Unido, ya que hasta ahora los bares y tiendas venden comida poco saludable.

El rotativo realizó una investigación en la que pudo comprobar que entre la oferta hotelera de los centros de salud ingleses se encontraban varios Burger Kings, algunas panaderias Greggs y 92 Costa Coffe en los que se dispensan magdalenas y bebidas azucaradas.

El jefe del Sistema Nacional de Salud del país, Simon Stevens, ha propuesto crear una nueva unidad para luchar contra la obesidad, por ello reclama que la batalla debe comenzar en la comida que se ofrece a los pacientes. Stevens ha recalcado que es "inaceptable" que los hospitales tengan contratos con empresas que "mayormente venden comidas que no cumplen con los estándares nutricionales, o que promueven los hábitos de consumo no saludables".

A la compañías se les dará la oportunidad de cambiar sus menús de manera que ofrezcan más productos saludables que no saludables. Y la medida también afectará a las máquinas dispensadoras en las que no se podrán comprar dulces o chocolatinas en porciones más grandes de 250 gramos. Además los refrescos azucaradas solo podrán suponer el 20% de las bebidas totales que vendan.

Stevens recalcó que era el momento de conseguir "contratos con firmas de cátering que huelan a café, expulsén la comida basura de sus menús y ofrezcan uns opción salidable en su lugar". Pero la lucha contra la obesidad no acaba ahí. La sanidad británica quiere incorporar programas de clases de Yoga y Zumba para todo el personal sanitario para reducir la obesidad y evitar que fumen.

Ahora en portada

Comentarios