Domingo, 20.10.2019 - 19:26 h
Sondeo del CIS del mes de julio

Sánchez amplía su ventaja en intención de voto de cara a unas nuevas elecciones

Los socialistas logran superar la cota de un 41% del electorado a su favor y se alejan del PP, mientras que Unidos Podemos se dispara hasta el 13%.

CIS julio 2019
CIS julio 2019

El PSOE de Pedro Sánchez sería el partido más beneficiado en unas hipotéticas elecciones generales si hacemos caso a las predicciones del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del mes de julio. Con los datos recogidos una semana antes del fracaso de la investidura y la amenaza de otra cita electoral en el ambiente, los socialistas lograrían el apoyo del 41,7% de los votantes, casi dos puntos por encima de lo que se les adjudicaba un mes antes y muy alejados ya del 13,7% del PP, que se mantiene. Solo Unidas Podemos avanza fuerte y sube cuatro puntos, para ponerse caso al mismo nivel que los populares. 

La consulta del CIS rompe por primera vez el umbral del 41% en el apoyo al PSOE, de forma que una hipotética conversión de ese número de votos en escaños del Congreso otorgaría a la formación de Pedro Sánchez una clara mayoría absoluta o, cuando menos, mayores opciones de gobernar en solitario y sin depender de Unidas Podemos y los partidos separatistas. El PP se mantendría como la segunda fuerza política del país, con un 13,7% de los votos, el mismo porcentaje que el CIS le daba en el sondeo del mes anterior. 

La novedad en las filas de la derecha española está en la caída de Ciudadanos en más de tres puntos, algo que le coloca con apenas el 12,3% del apoyo del electorado en el mes de julio, por debajo del PP. Ese descenso puede reflejar la radicalización de su discurso y el enfrentamiento que mantiene con socialistas y populares, a pesar de haber sido una de las opciones preferidas por la ciudadanía para llegar a un acuerdo de gobierno con el PSOE.

La fecha en la que se realizó la encuesta, una semana antes del fracaso del acuerdo de investidura entre PSOE y Unidas Podemos, se refleja en el fuerte aumento de cuatro puntos que logra la formación morada. El sondeo les auguraba entonces un 13,1%, muy por encima del 9,8 de un mes antes, avalados por la euforia de estar negociado un acuerdo pacto con el PSOE. Ese porcentaje incluye los votos de IU y En Comú Podem

En el lado de los extremos, Vox frena en julio la tendencia a la baja del mes anterior y se coloca en un 4,6%, un apoyo muy similar al que venían registrando desde que irrumpieron en el Congreso tras el 28-A. La mejora de los socialistas y UP en el sondeo se logra a partir de la caída que se registra en el resto de las fuerzas nacionalistas y separatistas, que quedan con el 15,5% del electorado, en su conjunto. 

Avanza el pesimismo económico

El sondeo del CIS refleja como avanza el pesimismo de los españoles sobre la evolución de la economía. Un 42,6% de los españoles pensaba en el mes de julio que la situación económica era mala o muy mala, dos puntos por encima de un mes antes. En una visión a un año, hasta un 23% de los encuestados cree que ese escenario general no mejorará en doce meses, mientras que un 42% lo prevé similar. 

cis económico julio

De lado de la política la situación tampoco mejora y la visión negativa se apodera poco a poco del ánimo social. Un 52,5% de los enucuestados en el sondeo del CIS creía, antes de fracasar el pacto de investidura, que la situación era mala o muy mala, una proporción que seguro que se incrementaría tras los últimos acontecimientos. Hasta un 24% de los votantes advierte que irá a peor dentro de un año y solo un 16% confía en alguna mejoría. 

En lo que respecta a los principales problemas de los españoles, el sondeo tampoco presenta grandes variaciones sobre lo visto hace un mes. El paro es con diferencia la gran preocupación de los españoles, con un 61,8% de encuestados que así lo advierten. Esa proporción está muy lejos del segundo problema, que son los políticos y sus partidos, que condenan un 38% de la ciudadanía. Por detrás de esos dos grandes handicaps se coloca con un 25% la corrupción y el fraude, y con un nivel similar los problemas de índole económica. Por debajo, la sanidad preocupa a un 15% de los españoles. 

El hecho de que los políticos sean el segundo gran problema de este país se confirma con la escasa valoración que los encuestados les adjudican en el sondeo. Todos empeoran en julio, con un suspenso del 4,6% para Sánchez, que a pesar de ello se coloca por delante del entorno del 3% que se llevan Rivera, Casado o Iglesias. 

Ahora en Portada 

Comentarios