Martes, 16.10.2018 - 06:21 h
Derogará el artículo 315.3 del Código Penal

Sánchez anuncia un Estatuto del Becario y un plan de choque contra el paro juvenil

También en materia laboral, el Gobierno impulsará medidas para acabar con la explotación o la temporalidad excesiva.

PEdro Sánchez
Sánchez anuncia un plan de choque para poner freno al desempleo juvenil / EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pondrá en marcha un plan de choque contra el paro juvenil y medidas para incentivar el empleo entre los jóvenes, a través de nuevos contratos de relevo y prácticas. "Habrá una nueva regulación de programas para los becarios y se creará por primera vez un Estatuto del Becario", ha avanzado en el pleno del Congreso. 

Sánchez ha comparecido el martes en el pleno del Congreso, en una sesión en la que ha expuesto a la Cámara sus líneas de gobierno. También sobre regulación laboral, ha indicado que derogará el artículo 315.3 del Código Penal que establece condenas de hasta tres años a aquellos que coaccionan en una huelga y "persigue los delitos relacionados con la libertad sindical". Ha anunciado también la aprobación de un plan director contra la explotación laboral y un plan de choque contra la temporalidad excesiva en el empleo, que se pondrá en marcha este verano.  

Sánchez quiere crear empleo de calidad, igualitario y con derechos, combatiendo el escenario de elevada temporalidad y salarios bajos que "merma" de la capacidad de negociación de los trabajadores, algo que el Ejecutivo considera "inasumible". 

En esta línea, Sánchez ha criticado que "España arrastra un problema endémico de salarios bajos" que, ha asegurado, "no se explica únicamente por la evolución baja de la productividad, sino también por la merma del poder de negociación de los trabajadores, favorecida por la reforma del anterior Gobierno". Así, ha añadido que su Ejecutivo trabajará con el fin de "lograr que los salarios recuperen el peso que tenían en el reparto de la renta nacional en el período previo de la crisis", y ha destacado que el reciente acuerdo entre sindicatos y patronal "incide precisamente en esta dirección".

El Plan contra la explotación laboral, en el mes de julio

Por otro lado, ha asegurado que aprobará antes de finalizar este mismo mes de julio el Plan director contra la explotación laboral, con el fin de aplicar este mismo verano "planes de choque contra la temporalidad injustificada y la parcialidad abusiva". El presidente ha explicado que el plan recogerá medidas para afrontar el fraude de los falsos autónomos, el exceso de jornada y las horas extraordinarias ilegales, las discriminaciones en el empleo por razones de género, raza o edad, potenciar la prevención de riesgos laborales y combatir el fraude laboral y la economía sumergida.

El presidente ha insistido en que no cree posible poder derogar la reforma laboral, pero sí que impulsará cambios en ella. "No tenemos mayoría parlamentaria para derogar de la 'A a la Z' la reforma laboral. Hable con los grupos", ha replicado a Ione Belarra, portavoz adjunta de Podemos, que ha insistido en la promesa de Sánchez de derogarla. "Yo lo he hecho. No la hay. Pero para modificaciones puntuales, que son muy sensibles, sí que la hay", ha dicho. Sin embargo, ha asegurado que sí buscarán "retocar muchos de los elementos más lesivos", mismamente a partir del plan contra la explotación que, ha dicho, aprobará el Gobierno antes de acabar el mes, y también apoyando iniciativas parlamentarias ya en tramitación en la Cámara Baja.

"Hay muchas cuestiones que están tramitación y estamos dispuestos a explorarlas y a llegar a acuerdos", ha dicho Sánchez, recordando que el propio PSOE había llevado al Congreso una ley para modificar el artículo 42 del Estatuto de los Trabajadores y que la subcontratación no implicara una merma en las condiciones laborales.

Por último, en su intervención también se ha manifestado respecto a la derogación del 315.3 del Código Penal, "relativo a la tipificación de delitos relacionados con la libertad sindical", para la cual  ha destacado el "compromiso del Gobierno". Este artículo contempla penas de prisión de entre un año y nueve meses hasta de tres años, y multas de entre 18 y 24 meses, a aquellos que "actuando en grupo o individualmente, pero de acuerdo con otros, coaccionen a otras personas a iniciar o continuar una huelga". Su derogación ha sido una de las reivindicaciones constantes por parte de las organizaciones sindicales, cuyos 'piquetes' se han visto inmersos en causas judiciales en virtud a este apartado.

Ahora en Portada 

Comentarios