Martes, 19.06.2018 - 16:43 h
Todas las miradas están puestas en Bilbao

Sánchez plantea un ambicioso Programa económico y mantendrá los PGE de Rajoy

El candidato a la moción de censura ofrece a Rajoy la posibilidad de dimitir antes de mañana para ser él mismo quien ponga fin a su Gobierno.

Pedro Sánchez en la tribuna del Congreso
Pedro Sánchez en la tribuna del Congreso / EFE

La política y la economía tienen un ojo puesto en Madrid y otro en Bilbao. El futuro del país pasa por el Congreso de los Diputados y por la sede del PNV en Sabin Etxea. Este jueves Pedro Sánchez ha vuelto al Congreso para defender una moción de censura que podría cambiar el rumbo de la nación mañana viernes. El líder de los socialistas sabe que depende de los nacionalistas vascos y por eso les ha lanzado un órdago desde la tribuna de la Cámara Baja: o sirven de colaboradores a la corrupción del PP o votan sí a un mecanismo constitucional que surge, según Sánchez, por la incapacidad de Rajoy para asumir responsabilidades políticas.

Continuidad o censura. Sánchez quiere que los cinco diputados del PNV voten a favor de la moción de censura y por eso su mensaje desde la tribuna se ha centrado en dejar claro que la decisión de los socialistas es "necesaria por higiene democrática". El secretario general del PSOE, que ha vuelto al Congreso más de un año y medio después de su dimisión", ha criticado a Rajoy por su nula reacción a una sentencia de Gürtel que bajo su punto de vista es de extrema gravedad para la calidad democrática de España

Además de lanzar un mensaje en clave vasca, Sánchez ha ofrecido una salida precipitada a Rajoy: le ha pedido que dimita este mismo jueves y así podrá salir del Gobierno por decisión propia, sin necesidad de someterse a la votación de mañana viernes. El presidente del Gobierno, por la actitud que ha tomado durante su discurso, no parece tener ninguna intención de marcharse.

Sánchez se ha preguntado qué más hace falta para que el Ejecutivo de Rajoy tome decisiones: ha recordado la sentencia de Gürtel, la detención de Zaplana, que hasta 2008 fue el portavoz del PP en el Congreso, que doce ministros de Aznar están investigados, procesados o encarcelados, que tres ministros de Rajoy se encuentran en situación similar... y ha avisado que hay sentencias que están al caer y que previsiblemente perjudicarán a los populares. 

El Programa de Estabilidad de Sánchez

El candidato socialista ha avanzado una serie de medidas urgentes entre las que destaca un Programa de Estabilidad basado en cuatro puntos: institucional, económico, reformas ambientales y desafío territorial. Son una serie de compromisos entre los que destaca el compromiso de mantener los Presupuestos Generales de 2018 a los que el Congreso dio luz verde la semana pasada. Ha aludido a su "responsabilidad de Estado" y a la necesaria "estabilidad" para tomar esta decisión.

Otras medidas que Sánchez considera urgente si mañana es elegido presidente del Gobierno son la reactivación de la inversión en ciencia y tecnología, la recuperación de los consensos en el Pacto de Toledo, la necesidad de abordar la transición económica, una Ley del Cambio Climático que recupere la inversión en renovables, mayores coberturas para los desempleados y para los sectores más perjudicados (como los mayores de 50 años, incrementar la inversión en infraestructuras, un plan contra la despoblación y la defensa de una "posición de país" en el próximo Consejo Europeo al que podría acudir él mismo.

Esteban y Legarda, diputados del PNV
Esteban y Legarda, diputados del PNV / EFE

Sánchez también cree es que necesario aprobar una ley de igualdad salarial y otra para proteger la igualdad de oportunidades de las mujeres en el mundo laboral. Asimismo se ha comprometido a poner en marcha todas las medidas recogidas en el Pacto de Estado para luchar contra la violencia de género, derogar los artículos de la llamada Ley Mordaza recurridos por los socialistas ante el Tribunal Constitucional, poner fin a la manipulación en RTVE, mayor inversión en becas o acabar con el conocido como impuesto al sol.

Sánchez, por cierto, no ha hablado en ningún momento de la derogación de la Reforma Laboral ni del impuesto a la banca, uno de los aspectos más comprometidos del programa electoral con el que se presentó en 2016. También ha hablado de la necesidad de impulsar el diálogo social y de aprobar un Pacto de Rentas, atajar la pobreza infantil y recuperar el carácter universal de la sanidad. También se ha comprometido a acometer un diálogo con el nuevo Govern de Quim Torra.

Las cinco razones de Rajoy para lograr el 'no' de PNV

Rajoy, en su turno de réplica a Sánchez, ha presentado cinco razones que, bajo su punto de vista, deberían llevar al PNV a votar 'no' mañana viernes. Son estas: la moción de censura se ha presentado de una manera atropellada, lo que denota irresponsabilidad, tiene un programa increíble, se olvida de que tendrá que contar con una serie de socios, la ambigüedad del candidato socialistas y, en último lugar, que a España no le conviene un presidente que cambia más que el mapa de las isobaras.

En jefe del Ejecutivo ha intentado ridiculizar el plan de Sánchez y ha recordado que el PSOE estuvo cerca de provocar la ruina de España. Ha citado los 3,8 millones de parados y ha reprochado a su rival que olvide "de dónde venimos". También le ha acusado de boicotear la financiación autonómica, el Pacto de Toledo o levantarse el Pacto por la Educación. ¿Eso es querer consenso?, se ha preguntado el líder del PP. 

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios