Miércoles, 01.04.2020 - 01:02 h
El principal 'cromo' del Gobierno en Bruselas

Sánchez negocia tres cargos para Borrell: vicepresidente, comisario o Mr. PESC

Moncloa ultima un puesto de máxima responsabilidad para el ministro de Exteriores en las negociaciones a contrarreloj que se concretarán el domingo.

El juez retira la investigación a Borrell y al anterior consejo de Abengoa y la limita a Benjumea y Sánchez
Sánchez negocia tres cargos para Borrell: vicepresidente, comisario o Mr. PESC / EP

Pedro Sánchez ha lanzado el órdago con Josep Borrell. El presidente del Gobierno en funciones está usando la carta principal de su ministro de Exteriores para que ocupe un cargo de máxima responsabilidad en la nueva cúpula de la Unión Europea. Moncloa considera que cuenta con serias opciones de colocar al catalán en un puesto de renombre y por eso está dialogando hasta el final con aliados y rivales en el seno de Bruselas. Son días de intensas negociaciones en las que los socialistas se están empleando a fondo.

Tres son los cargos para Borrell que Sánchez se está trabajando en las constantes conversaciones con sus homólogos, según explican fuentes socialistas. Una de las opciones pasa por que el catalán se convierta en uno de los nuevos vicepresidentes de la Comisión Europea. Sería, por tanto, la mano derecha del sucesor de Jean-Claude Juncker y tendría máximas responsabilidades en la UE. Hay que recordar que el Gobierno español está dispuesto a apoyar a un cargo del PP Europeo para dirigir el brazo ejecutivo de los todavía 28 a cambio de garantizar una buena colocación para sus 'peones'.

Otra posibilidad que está trabajando Moncloa pasa por que Borrell sea designado comisario. Y aquí surgen dos opciones: que sea vicepresidente de la Comisión y, a la vez, comisario o que simplemente se haga con una cartera. Esta segunda circunstancia se da en el caso de Miguel Arias Cañete, que todavía ocupa el cargo de comisario de Acción por el Clima y Energía. En caso de que Borrell sea designado vicepresidente y comisario tomaría el relevo en la comisión del también socialista Frans Timmermans, vicepresidente primero y todavía comisario para la Mejora de la Legislación, Relaciones Interinstitucionales, Estado de Derecho y Carta de los Derechos Fundamentales.

La última carta que está jugando Sánchez para Borrell pasa por convertirlo en 'Míster PESC', es decir, Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad. Esta cargo, en el sucedería a Federica Mogherini, le convertiría también automáticamente en vicepresidente de la Comisión como número tres del órgano ejecutivo.

Son las opciones que sigue negociando el Gobierno español. Fuentes de Moncloa y del PSOE manifiestan sus buenas sensaciones de cara a la posibilidad de que Josep Borrell ocupe uno de estos tres cargos durante la próxima legislatura, pero reconocen que "todavía no está cerrado nada" y que habrá que esperar al próximo "domingo o lunes" para conocer si España y la familia socialista consiguen sus objetivos. La partida de ajedrez se juega a partir de hoy en el G-20 de Osaka y el domingo en el Consejo extraordinario de Bruselas.

Sánchez junto a Macron y Merkel la semana pasada en Bruselas
Sánchez junto a Macron y Merkel la semana pasada en Bruselas. / Moncloa

Las mismas fuentes aseguran que a Sánchez no le está haciendo falta utilizar demasiados argumentos para 'vender' a sus colegas comunitarios la figura de Borrell. "Todo el mundo le conoce y es una persona valorada y respectada", admiten. Entre sus puntos fuertes destaca haber sido presidente del Parlamento Europeo entre 2004 y 2007, por lo que, en definitiva, el presidente español no está necesitando ninguna carta de presentación.

Sobre su renuncia al acta como eurodiputado ejecutada ayer miércoles, fuentes socialistas afirman que era una decisión que estaba prevista desde hace algunos días pero pendiente de las negociaciones para desatascar la investidura. Sin embargo, Sánchez se ha encontrado con el 'no es no' de PP, Cs y UP, de forma que el PSOE prevé que los contactos se alarguen durante todo el verano. Así, para no perder a su ministro de Exteriores y ante la imposibilidad de nombrar a un sustituto, Borrell ha optado por renunciar al Parlamento Europeo.

Sánchez mueve sus piezas y entre ellas también se encuentran los 'cromos' de Nadia Caviño y de Luis Planas. No se descartan más nombramientos en unas conversaciones entre los 28 que también deberán apuntar al futuro presidente del Banco Central Europeo, cuyo relevo se tiene que ejecutar a finales de octubre.

Lo que sí está constatando Moncloa es que Sánchez es en estas negociaciones un rival de peso. No solo porque la familia socialdemócrata le haya designado como uno de sus negociadores, sino porque España está siendo un país a tener en cuenta en el reparto de cargos comunitarios, indican fuentes gubernamentales. Desde Ferraz recuerdan, además, la reciente elección de Iratxe García como presidenta de los socialdemócratas en el Parlamento.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING