Miércoles, 17.10.2018 - 14:29 h
Ante el desafío independentista

Casado recuerda a Sánchez que Quebec perdió sus empresas por los referéndums

Critica el ejemplo del presidente para el caso catalán y advierte sobre una posible propuesta de “bicapitalidad”.

Pablo Casado durante una sesión de control al Gobierno
Pablo Casado durante una sesión de control al Gobierno / EFE

El presidente del PP, Pablo Casado, ha salido este lunes al paso del ejemplo que Sánchez ha utilizado con Quebec, como ciudad donde el diálogo ha ido bien con los independentistas, y le ha recordado que eso se produce en un país sin Constitución, donde no están prohibidos los referéndums por ley, como en España. Además, le ha reprochado que utilice un ejemplo así y no explique cómo tras los referéndums, la mayor parte de las grandes empresas que había en esa capital canadiense se fueron a otros lugares y le hicieron perder todo el peso político y económico que tenía.

Casado, que ha intervenido en Onda Cero a primera hora, ha advertido que el tema secesionista todavía no se ha resuelto en esa ciudad, donde las discrepancias son todavía muy grandes, y ha advertido que, tras una comparativa así, “seguro que muy pronto nos van a proponer lo de la bicapitalidad también para España, entre Madrid y Barcelona, algo que ya existe o puede funcionar en algunos países grandes y muy desarrollados, pero que en España no funcionaría si no se hace de facto”.

Como ejemplo de ese tipo de bicapitalidad de facto, Casado puso el caso de ciudades como Francfort, de gran peso en Europa, pero sin ser oficialmente capital de nada”. Y Barcelona puede serlo en muchas cosas, si no pierden por el camino por culpa de la inestabilidad actual”, ha advertido.

Control constitucionalista de Barcelona

Tras reiterar por enésima vez que hay que aplicar cuanto antes el artículo 155, Casado se mostró muy optimista de cara a las nuevas elecciones municipales y autonómicas, con el objetivo de recuperar y coger peso en todos aquellos lugares en los que se gobierna con cierta estabilidad gracias al apoyo de su formación, “que son muchos”, ha advertido.

Su idea es hacer valer el buen funcionamiento de esos ejecutivos facilitados por el PP para ganar peso y mejorar la presencia del partido en cada ciudad con pactos a todos los niveles y con los partidos que haga falta. En ese contexto, para Casado es de vital importante mantener la fuerza del bloque constitucionalista en Barcelona y todo el cinturón urbano que le rodea, sobre todo para mantener en un segundo plano al independentismo en esa zona.

“Si en dos terceras partes de toda esa zona y en otras de Cataluña gobierna el bloque constitucionalista, se cae la alternativa independentista. Para ello deberíamos optimizar los esfuerzos en aquellas zonas donde tengamos buena relación con otros socios”, ha explicado. “Una vez que se ha demostrado que Colau es cómplice del independentismo, lo que hace falta es que el PSC se aclare”, ha rematado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios