Miércoles, 29.01.2020 - 21:40 h
Intentar salvar las presiones que recibe

Casado le dice 'no es no' a Sánchez y cierra la puerta a la abstención patriótica

El PP rechaza apuntalar el pacto de coalición del PSOE y UP. Invita al PSOE a que busque el sí de Cs y el apoyo con Navarra Suma para la investidura.

Sánchez se reúne con Casado en la primera reunión de cara a la investidura
Sánchez se reúne con Casado en la primera reunión de cara a la investidura / PP

"No es no". Es el mensaje que Pablo Casado le ha transmitido a Pedro Sánchez en la breve reunión que han mantenido este lunes en el Congreso de los Diputados. Han pasado 36 días desde las elecciones del 10 de noviembre y ha sido el primer encuentro que el candidato oficial a la investidura designado por el Rey mantiene con representantes de la oposición. Las posturas con el líder del principal partido de la oposición no pueden estar más enfrentadas. Hay hielo entre ambos

La reunión entre Sánchez y Casado en el Congreso apenas ha durado 40 minutos. Comenzó a las 9:44 horas y terminó a las 10:24. Así, imposible poder comenzar a hablar de una alternativa a un pacto de investidura con los independentistas. Los rostros de ambos líderes evidenciaban la falta de sintonía. "Al tigre no se le puede domesticar porque no se va a hacer vegetariano", ha llegado a decir Casado.

"Sánchez ha intentado que el PP sea una coartada", ha afirmado Casado. Los populares, de esta forma, se oponen a una abstención patriótica para que Sánchez sea presidente y Pablo Iglesias se convierta en vicepresidente. El líder del PP se intenta quitar así de encima las presiones para que facilite el Gobierno del PSOE y Podemos. "Nadie entendería que el PP facilitase un Gobierno comunista con Podemos", ha llegado a decir.

Sánchez y Casado este lunes en el Congreso
Sánchez y Casado este lunes en el Congreso / PP

Casado se ha quejado de que Sánchez le haya citado más de un mes después de las elecciones y con un acuerdo con Unidas Podemos bajo el brazo. Ha sido, en definitiva, un diálogo de sordos ya que, según el PP, los socialistas ya han elegido a sus socios para la investidura: ERC y EH Bildu. Casado ha añadido que ha visto a Sánchez "muy dispuesto a mantener ese acuerdo formal con Podemos".

El líder del PP sí que se ha abierto una vía para que Sánchez pueda sacar adelante la investidura: conseguir el sí de los 10 diputados de Ciudadanos y que los dos diputados de Navarra Suma (coalición de la que el PP forma parte) dividan su voto. Así un podría votar sí y otro abstenerse para no depender de ERC. Casado daría el visto bueno a esta opción.

El presidente del PP también ha arremetido contra la llamada 'vía Arrimadas', que propone una gran coalición entre el PSOE, PP y Cs que llegue hasta los 221 diputados. Casado ha dicho que él no sabe "ir de farol" y ha rechazado de forma tajante esta posibilidad. "Mi obligación es evitar que la investidura dependa de los independentistas", ha dicho.

Pablo Casado sí que se ha abierto a pactar con Sánchez una serie de acuerdos de Estado. Pactos, especialmente, en materia económica y en clave patriótica para evitar, por un lado, los efectos del enfriamiento de la economía y, por otro lado, poder hacer frente de manera conjunto al desafío independentistas de Cataluña.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING