Jueves, 25.04.2019 - 14:43 h
Tensa calma en Moncloa

Sánchez tiene listo el artículo 155 pero, de momento, no ve motivos para aplicarlo

El Gobierno reconoce que podría poner en marcha la suspensión de la autonomía y de las cuentas públicas de la Generalitat en cualquier momento.

Sánchez asegura que hablará siempre dentro de la Constitución.
Sánchez tiene listo el artículo 155 pero, de momento, no ve motivos para aplicarlo / EFE

Moncloa tiene el artículo 155 de la Constitución listo y preparado para aplicarlo en Cataluña en caso necesario. Así lo reconocen altos cargos del Gobierno ante el órdago lanzado desde la Generalitat presidida por Quim Torra. Se trata de un tira y afloja que en el Ejecutivo central valoran con preocupación. A día de hoy, por tanto, en el gabinete de Sánchez no descartan aplicar el artículo que intervendría la autonomía catalana aunque, de momento, admiten que no ven motivos para hacerlo.

"Todos tenemos claro que si fuera necesario habría que aplicarlo". Así responden en el equipo de colaboradores de Pedro Sánchez cuando se les pregunta por la posible aplicación de nuevo del artículo constitucional en Cataluña. Moncloa está monitorizando la situación y viendo los pasos que va dando el independentismo. De hecho, la realidad que transmiten desde el palacio presidencial es que "no hay nada descartado". "Nosotros tenemos que actuar siempre en defensa de la legalidad, es nuestra obligación", apuntan fuentes gubernamentales. Y si todo se descontrola no tendrían dudas: 155.

Sin embargo, las mismas fuentes reconocen que no tienen motivos a día de hoy para pensar en aplicar una medida tan excepcional. Sí creen que la 'operación diálogo' ha muerto y que los independentistas no van a volver, al menos por un tiempo, a sentarse en una misma mesa con el Gobierno central. Prueba de ello es la negativa de Torra y su equipo a reunirse con Pedro Sánchez la próxima semana. De esta forma, lo que hasta este verano y durante buena parte del otoño era buena sintonía ha tornado en tensión.

En el Gobierno consideran, además, que existe una diferencia notable entre las decisiones que tomaron en su día el Govern de Carles Puigdemont y la actitud que está manteniendo Quim Torra y los suyos. En Moncloa creen que los actuales dirigentes catalanes no quieren acabar entre rejas como sus predecesores y por eso están resistiendo a cometer ilegalidades como las que sí puso en práctica el anterior ejecutivo autonómico. "Han escarmentado en cabeza ajena", opina un cargo del Gobierno de Sánchez.

Con Torra los puentes están rotos, admiten en Moncloa. El discurso incendiario que ha adoptado el president ha alejado sobremanera a Madrid de Cataluña. "Está demostrando poca inteligencia y mucha impostura", afirma otra persona del entorno de Pedro Sánchez. Mientras, en Moncloa han decidido tender la mano e insistir en una reunión bastante improbable durante la próxima semana. Este mismo viernes, desde Bruselas, el presidente le trasladó en público a Torra que debería anteponer el estado del bienestar a la independencia y le pidió "sosiego, tiempo, diálogo, sentido de Estado, generosidad y responsabilidad".

El consejo de ministros en Barcelona, el momento culmen

A la vez que Torra y su Govern elevan el tono dialéctico, Moncloa sigue preparando a conciencia el Consejo de Ministros del próximo viernes en Barcelona. Entre las medidas que se anunciarán destaca la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 900 euros, además de otras decisiones que se cerrarán a lo largo de la semana, como un potente paquete de inversiones que ya adelantó José Luis Ábalos. El desplazamiento del Gobierno a Cataluña, en definitiva, es definido en Moncloa como un punto de inflexión en la relación con el ejecutivo autonómico.

Sánchez, por su parte, ha vuelto a pedir a los dirigentes catalanes que no sigan por el camino del enfrentamiento. "No va a ser una crisis que vamos a resolver en un mes ni dos, vamos a tardar tiempo", afirmó también desde Bruselas este viernes. "Si Torra quiere hablar de autodeterminación, tendrá que ser dentro de la Constitución; yo hablaré de precariedad laboral, de la calidad de los servicios públicos y de la reconstrucción del Estado de bienestar", añadió el jefe del Ejecutivo. Sánchez tiene un "proyecto para Cataluña porque lo tenemos para España, y es el mismo", sentenció.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios