Lunes, 20.05.2019 - 15:17 h
Casos Calviño y Duque

Sánchez se desdice y apoya las sociedades de sus ministros si pagan los impuestos

El presidente reconoce que dejó caer a Màxim Huerta del Consejo de Ministros por no cumplir su listón con la ejemplaridad.

Sánchez anuncia las medidas de contingencia por el 'Brexit'
Sánchez se desdice y apoya las sociedades de sus ministros si pagan los impuestos / EFE

Pedro Sánchez vuelve a cambiar de criterio, como ya hizo con el delito de rebelión en el procés, en esta ocasión en referencia al uso de sociedades instrumentales por parte de los miembros de su Gobierno. Si en la oposición, en 2015, afirmaba que si alguien de su equipo utilizaba este tipo de firmas para pagar menos impuestos estaría fuera de su Ejecutivo, este miércoles, durante el último pleno de la legislatura, ha defendido a dos de sus ministros, Nadia Calviño y Pedro Duque, que han empleado estas sociedades para gestionar viviendas. En cuestión de cuatro años, por tanto, el ahora presidente ha modificado radicalmente su listón con la ejemplaridad. 

"Si yo tengo en la ejecutiva federal de mi partido, en mi dirección, un responsable político que crea una sociedad interpuesta para pagar la mitad de los impuestos que le toca pagar, esa persona al día siguiente estaría fuera de mi ejecutiva. Ese es el compromiso que yo asumo con mis votantes y también con los españoles", afirmaba Sánchez en una entrevista en Telecinco justo antes de las elecciones generales. Hoy, en el pleno del Congreso, el todavía jefe del Ejecutivo ha afirmado que los dos ministros que usaron estas sociedades instrumentales "tienen mi plena confianza" y que ambos "cumplen con los criterios de ejemplaridad".

Sánchez ha justificado su apoyo incondicional a Calviño y Duque, así como a la secretaria de Estado para el Deporte, María José Rieda, que también usó una sociedad instrumental durante su etapa de esquiadora, argumentando que "todos cumplen sus obligaciones fiscales". El presidente también ha defendido a su equipo en el Gobierno asegurando que dichas sociedades son "figuras legales para la gestión de la renta y el patrimonio". 

Los ministros Calviño y Duque, así como la secretaria de Estado Rienda, son para Sánchez personas ejemplares que crearon estas firmas pero que no querían enriquecerse. Por eso el presidente no ha prescindido de ellos ni lo hará, según ha admitido en el pleno extraordinario en el Congreso.

Pedro Sánchez ha presumido que de que su Gobierno es ejemplar y que en su día ya asumió responsabilidades. Se refiere al caso de Màxim Huerta, al que sí dejó caer solo seis días después de haber sido nombrado ministro de Cultura tras descubrirse que usó una sociedad instrumental para defraudar a Hacienda 218.322 euros. Él propio Sánchez puso el listón ahí y por eso ahora la oposición le acusa de falta de coherencia.

Ha sido Pablo Casado, presidente del PP, quien ha arremetido contra Sánchez por haber colocado ese listón de la ejemplaridad tan bajo. "Lo puso usted"; ha afirmado. En referencia a los casos Calviño y Huerta ha asegurado que "no solo no los ha echado sino que pretende darnos lecciones de ejemplaridad; lecciones, ninguna", ha concluido el líder de los populares.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios