Domingo, 29.03.2020 - 08:53 h
"Mediarán los españoles"

Sánchez y Torra pactan iniciar el diálogo en febrero sin la figura de un mediador

El presidente del Gobierno agradece al president el tono del encuentro que han mantenido y lamenta toda la tensión con Cataluña 

Pedro Sánchez Quim Torra
Sánchez dice que el Estado fracasó con la crisis catalana: "El balance es sombrío" / EFE

Pedro Sánchez ha salido de su reunión con Quim Torra señalando que todo lo ocurrido en los últimos años con respecto a Cataluña es un fracaso del Estado. Por eso, ha celebrado el acuerdo al que ha llegado con el president catalán para celebrar la mesa de negociación que acordó con ERC en el pacto por su investidura. Un encuentro que será este mismo mes de febrero y que, a pesar de la exigencia del independentismo, no contará con la figura de un "mediador o relator". "Quienes mediarán serán 47 millones de españoles pendientes de la situación", ha explicado el jefe del Ejecutivo tras su primera visita a Barcelona para ver al president más de un año después de Pedralbes.

En su intervención, el presidente del Gobierno ha asegurado que la última década ha estado marcada por "el desencuentro" o "la tensión social", por lo que ha hecho un llamamiento a recuperar el diálogo para "solucionar el conflicto" que existe con la región catalana y la Generalitat de Cataluña. "El balance de la última década es sombrío", ha añadido Sánchez, que ha insistido en que "nadie ha ganado, todos hemos perdido, y nadie puede sentirse orgulloso de los últimos años". "He venido con un sentimiento de honor para reunirme con el president y dialogar con él, ha añadido, para después elogiar a Torra por "el tono y la predisposición a tener un diálogo honesto, pero también respetuoso entre ambos".

En su intervención ante los medios, Sánchez ha confirmado que ha acordado con Torra que la primera reunión de la mesa entre Estado y Generalitat se celebre este mismo febrero. Por tanto, se impone la exigencia de ERC de no retrasar hasta después de las elecciones catalanas, como pretendía Moncloa. Pero el rechazo de los independentistas a dejar para más adelante algo que formaba parte del acuerdo de investidura que firmaron con el PSOE motivaron la rectificación del Ejecutivo, que se produjo después de que el presidente se reuniera con el diputado Gabriel Rufián en su residencia oficial. 

El jefe del Ejecutivo no ha confirmado quiénes formarán parte de dicha mesa ni cuál será el orden del día. Lo que sí ha descartado es que se vaya a incorporar la figura de un mediador o relator, como exigía Torra, ya que ha señalado que ese papel lo hacen "los millones de españoles a los que representamos". Preguntado por la petición de hablar de autodeterminación del Govern, Sánchez ha señalado que las posturas son "complejas" y están "muy alejadas", pero que "no tenemos miedo de hablar de nada". Por eso ha vaticinado un "diálogo largo y duro". "Soy un firme defensor del autogobierno catalán, que representa mejor la pluralidad y el sentimiento de la sociedad catalana", ha apuntado.

En su discurso, el también líder del PSOE ha repetido en numerosas ocasiones que el "diálogo" será lo que cimente desde ahora las relaciones entre el Estado y la Generalitat. Por eso ha instado a que se "deje atrás la judicialización", ya que "es necesario dialogar, para lo que es imprescindible la otra parte". El objetivo que tiene Moncloa, según ha señalado el presidente, es "desplegar una acción política para el reencuentro", porque es "la voluntad mayoritaria de los ciudadanos". "Hay que resolver conflictos a través del acuerdo. Estamos tan confundidos por el ruido y el griterío, que se nos olvida que tenemos que solucionar los conflictos desde la política", ha rematado. 

Sánchez también ha desvelado que ha pedido a Torra que reconsideren la postura de no asistir al Consejo de Política Fiscal y Financiera de este viernes, para el que está citado el vicepresident económico, Pere Aragonès. Pero no ha querido dar más detalles sobre la propuesta al president de rebajar los objetivos de déficit de las comunidades, intentando convencerle con la economía de que apoye su acción de gobierno. Según ha explicado, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, será la que detalle los planes del Ejecutivo para llegar a esa "senda más transitable". 

El presidente también ha negado de manera rotunda que hablara por teléfono con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez. Esta supuesta conversación, que ha sido desvelada este jueves por el diario ABC, ha sido calificada por Sánchez de "mentira" y "rotundamente falso". "A veces se confunde el periodismo con la mentira. Y yo defiendo el buen periodismo. Me da pena, la verdad. No lo han contrastado con el Gobierno de España", ha asegurado el jefe del Ejecutivo al respecto. 

"No hay que hacerle perder el tiempo a nadie"

El president se ha mostrado contundente en sus palabras: "No hay que perder tiempo ni hacérselo perder a nadie. No hay que trasladar expectativas falsas". Torra ha sorteado realizar una valoración concreta de los 44 puntos de la 'Agenda para el reencuentro' que le ha entregado Sánchez, ni tampoco que haya descartado incorporar en la mesa de diálogo un mediador. Sí que ha explicado que son cuestiones sectoriales que hay que abordar, pero cree que no toca hacerlo en la mesa de negociación entre gobiernos, que ha limitado al objetivo de resolver el conflicto catalán.

"En un Consejo de Ministros podrían resolver la mitad de estos puntos, que son déficits crónicos, atrasos y agravios que deseamos que se resuelvan rápidamente", vinculados con la financiación y la inversión en infraestructuras, ha apuntado. También ha reivindicado la importancia de mantener una relación bilateral con el Estado, por lo que apoya la decisión del vicepresidente del Govern y conseller de Economía, Pere Aragonès, de no asistir al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) del viernes. "Buscamos una relación bilateral entre España y Cataluña, porque nos consideramos un sujeto político. Queremos hablar de tú a tú con el Estado", ha zanjado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING