Jueves, 19.09.2019 - 17:52 h
Los Ministerios, en modo electoral

Sánchez legisla in extremis sobre Franco o el empleo... con su Gobierno zombi

El Gobierno acelera la aprobación de varias medidas estrella ante el anuncio sobre elecciones anticipadas que protagonizará el presidente esta mañana.

Sánchez celebra un 'consejo de ministros escoba': Franco, educación...
Sánchez celebra un 'consejo de ministros escoba': Franco, educación... / EFE

Pedro Sánchez apura sus últimas horas en La Moncloa tras anunciar la disolución de las cortes el próximo 5 de marzo para la celebración de elecciones generales el 28 de abril. En paralelo a la decisión que acaba de comunicar el presidente, el Consejo de Ministros dará luz verde a una serie de acuerdos sensibles para la hoja de ruta que diseñaron los socialistas cuando llegaron al poder. Entre ellos se encuentra la exhumación de Franco del Valle de los Caídos. Incluso el Gobierno está contemplando aprobar otras decisiones en futuros cónclaves gubernamentales de los viernes. Hoy, por tanto, se convertirá en el 'primer acto de precampaña' para el sanchismo.

Varios ministros se encargaron este jueves de despejar las dudas: María Jesús Montero, José Luis Ábalos, Nadia Calviño... Sánchez ya ha confirmado que convoca elecciones el 28 de abril, una fecha pactada entre Ferraz y los barones. El Gobierno celebrará este viernes un 'Consejo de Ministros escoba' con varias iniciativas pendientes sobre la mesa que recibirán el 'ok' y, de paso, servirán de argumentario a un PSOE que ya ha activado el modo electoral.

La exhumación de Franco, ¿para cuándo?

En concreto, este viernes Sánchez y sus ministros darán luz verde a la exhumación de los restos de Franco, una decisión más simbólica que otra cosa si se tiene en cuenta que es más que probable que no se pueda llevar a cabo en menos de ocho o nueve meses. A partir de hoy se abrirán un plazo de quince días para que la familia elija el lugar a donde quiere que se lleven los restos. Ese tiempo basta para que los familiares, como ya han anunciado, interpongan un recurso ante el Tribunal Supremo por una decisión que consideran injusta, con la petición de unas medidas cautelares que conllevarán que no se pueda tocar el lugar de enterramiento mientras el alto tribunal tome una decisión definitiva.

El Supremo podría desestimar las cautelares, con lo que la exhumación se llevaría a cabo no donde diga la familia, sino donde decida el Gobierno, con la condición siempre de que no se provoque un efecto llamada o exaltación de su figura como dictador y lo que supuso para la historia de España. Fuentes jurídicas consultadas aseguran que lo lógico sería que el tribunal acepte la cautelar de no hacer nada con los restos hasta que tomen una decisión, dado que de hacerlo, si al final los jueces se decantan por no permitir la exhumación, no serviría de nada.

El Supremo, por tanto, no puede contradecirse y permitir de antemano algo sobre lo que le piden que se pronuncie, lo que alargará con toda seguridad cualquier proceso hasta final de año. La cuestión es si para entonces continuará el PSOE en el Gobierno u otra fuerza política, que puede echar para a atrás la decisión tomada y, al final, dejar a Franco donde está, en el Valle de los Caídos.

La esperada Ley de Educación y otras medidas

Otra noticia que dará el Consejo de Ministros de este viernes será la aprobación del proyecto de ley de reforma de la Ley Orgánica de Educación (LOE), también conocida como 'Ley Celaá', y que pretende derogar también la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) del PP. Según avanzó EP y ha confirmado Moncloa, esta legislación quedará frenada en el Congreso si Sánchez anuncia elecciones inminentes, aunque el Gobierno pone así fin a un proyecto que pretendía aprobarse antes de Navidad y que ha sufrido algunas semanas de retraso.

Otras medidas que estudiará el Consejo de Ministros de hoy son: el Informe de ejecución del Plan Director por un Empleo Digno, que servirá para que el Gobierno saque pecho de la conversión temporales a indefinidos; el Informe por el que se establecen los mecanismos e instrumentos de coordinación para la implementación de la Agenda 2030; y la subvención directa a la Fundación España Salud para programas sanitarios y sociales dirigidos a españoles en Venezuela.

Pero en el Gobierno todavía hay ministros que miran a las próximas semanas. Es el caso de Magdalena Valerio, titular de Trabajo, que tiene pendiente modificar algunos aspectos de la reforma laboral del PP. Ella misma reconoció esta semana que todavía habría tiempo para echar mano del real decreto y activar cambios en el Estatuto de los Trabajadores. En concreto, el Ministerio tiene pendiente acabar con la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa, poner fin a la ultraactividad o aprobar el registro horario obligatorio, cuestiones que podrían ir en próximos consejos de ministros.

Sánchez ha concretado el margen temporal que tiene el Gobierno para aprobar todos estos cambios en las reuniones de los viernes que restan hasta los comicios. Fuentes parlamentarias explican que "una vez que se publica el decreto de disolución del Congreso y de convocatoria de elecciones, el Gobierno entra en funciones y no puede hacer más que la gestión de lo ordinario". A partir de ahí se agotan las oportunidades del Gobierno.

Ahora en Portada 

Comentarios