Jueves, 22.08.2019 - 07:00 h
Así se fraguó su elección para presidir el Senado

Sánchez diseñó la 'operación Iceta' tras el 28-A para que ERC y JxCAT "se retraten"

El PSOE confía en sacar adelante su elección en el Parlament el próximo 15 de mayo porque no hay precedentes de veto. PP y Cs apoyaron a Marta Pascal.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, durante la presentación en su informe político ante el consell nacional del partido, que se reúne en sesión ordinaria en Barcelona. EFE/ Andreu Dalmau
Sánchez diseñó la 'operación Iceta' tras el 28-A para que ERC y JxCAT "se retraten" / EFE

Pedro Sánchez llevaba diseñando la 'operación Iceta' para el Senado desde las horas posteriores a las elecciones generales del 28 de abril. El plan para que el primer secretario del PSC se convierta en el presidente la cuarta institución del Estado es, en realidad, la primera decisión de calado del ganador de las elecciones y, como ya ocurrió tras la moción de censura, está enfocada a suavizar el conflicto de Cataluña. El PSOE quiere que los independentistas "se retraten" con el catalán que ha llegado a ver con buenos los indultos a los dirigentes del 'proces'.

La elección de Miquel Iceta no ha sido, efectivamente, una decisión improvisada. Fuentes gubernamentales explican a La Información que el diseño de la operación llevaba fraguándose desde hace días. Lo primero fue convencer al catalán y no fue nada difícil. También se acordó con el exministro José Montilla de que renunciaría a su acta. Se estudiaron las posibilidades y se llegó a la conclusión de que era el momento de protagonizar "un primer gesto"  de mano tendida con ERC y JxCAT.

Pero antes de anunciar la propuesta de Iceta había que estudiar los precedentes. El PSOE vio que en ningún Parlamento autonómico se han puesto pegas a la elección de un senador nombrado por un grupo parlamentario. Tampoco en el Parlament, donde PP y Cs no se opusieron a la designación de Marta Pascal por parte del PDeCAT. Los precedentes, por tanto, pintan a favor de los socialistas.

Ayer miércoles los socialistas filtraron el nombre de Iceta y la primera reacción de los independentistas fue negativa. Las fuentes del 'sanchismo' consultadas consideran que lo que les sentó mal fue el momento. Y por eso vetaron la elección en el pleno de ayer. No obstante, en Ferraz y en Moncloa confían en que pueda cerrarse en el pleno extraordinario del próximo 15 de mayo. "No tienen ningún argumento político para paralizarlo", añaden.

Sánchez y su equipo de colaboradores han elegido a Iceta para presidir el Senado para, efectivamente, evidenciar que durante esta legislatura pretenden "tender puentes y dialogar" con las formaciones soberanistas. "Iceta no es un gendarme que va a ir con la porra a aplicar el artículo 155", resume gráficamente una fuente socialista. El líder del PSC es, en efecto, un "catalán federalista" que podría abrir una nueva etapa de relaciones con ERC y JxCAT a lo largo de los próximos cuatro años.

¿Podrían los independentistas vetar a Iceta? En el PSOE no lo descartan. Han aprendido de lo ocurrido con los Presupuestos fallidos que, por culpa de los secesionistas, obligaron a Sánchez a adelantar las elecciones. Pero son optimistas de cara al pleno de la próxima semana: "Si le vetan se van a retratar y tendrán que explicarlo".

El propio Sánchez ha definido este jueves a Iceta como "uno de los mejores representantes que puede tener esa nueva etapa en el Senado". Y ha avisado: "Vetar a una persona que ha defendido siempre el diálogo, vetar a una persona que siempre ha defendido la convivencia, que ha tendido puentes, que ha hablado con todos dentro de los márgenes de la Constitución, es un mal comienzo". En una breve declaración antes de la cumbre informal de líderes de la UE que se celebra en Sibiu (Rumanía) ha añadido que "espero y deseo que todas las fuerzas políticas en el Parlamento de Cataluña nos respeten. Respeten nuestro derecho como siempre nosotros hemos respetado el derecho de todas las fuerzas parlamentarias a poder elegir a sus representantes en el Senado".

El Senado, clave en materia económica

El Senado se va a convertir en la próxima legislatura en una cámara clave en materia económica. Estará controlada por mayoría absoluta por los socialistas, lo que les permitirá modificar la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, como ya plantearon en una Proposición de Ley, lo que les permitirá suavizar el déficit como ya intentaron en la pasada legislatura de cara a la elaboración de unos nuevos Presupuestos.

El PSOE también plantea una reforma de la financiación autonómica, algo que dependerá de cómo queden configurados los diferentes gobiernos tras el 26-M. Estos cambios ya fueron impulsados por Sánchez nada más ganar la moción de censura, pero tuvieron que suspender cualquier decisión ante la debilidad con la que contaban entonces los socialistas. Ahora, con el control de ambas cámaras, podrán aplicar sus recetas para mejorar la financiación de las comunidades, algunas claramente infrafinanciadas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios