Domingo, 31.05.2020 - 08:42 h
Gobierno de coalición 

Sánchez e Iglesias pactan subir el SMI en 2020... con los 1.000 euros sobre la mesa

María Jesús Montero y Pablo Echenique ultiman el acuerdo programático con la mirada puesta en el calendario y el debate de investidura en el aire.

SANCHEZ IGLESIAS
SANCHEZ IGLESIAS

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han pasado el testigo a María Jesús Montero y Pablo Echenique. Una vez definida la estructura de la coalición entre el PSOE y Unidas Podemos, la ministra de Hacienda en funciones y el secretario de Acción de Gobierno de la formación morada han asumido las riendas de la negociación programática, es decir, el diseño de la actuación política y económica durante la próxima legislatura en la que aspiran a gobernar de manera conjunta. Y, según ha podido saber La Información por fuentes conocedoras de las conversaciones que mantienen estos días los equipos negociadores, el programa incluirá una nueva subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para 2020. 

Así lo confirman quienes están al tanto de los avances que van logrando Echenique y Montero: "La subida del salario mínimo es una cuestión prioritaria para ambos y, como tal, este tema ya se ha tratado en las negociaciones y estará en el programa", adelantan. Sobre la mesa, los 1.000 euros mensuales. Alcanzarlos supondría un incremento de más del 11% sobre la cuantía actual, de 900 euros. En dinero contante y sonante, serían 100 euros más al mes. Sin embargo, no se descarta que finalmente se quede "algo por debajo de esos 1.000 euros", pues las mismas fuentes recuerdan que la cuantía del SMI "no tiene por qué ser redonda". 

De cualquier manera, las fuentes consultadas confirman que el programa del gobierno de coalición progresista incluirá el impulso al SMI en 2020 como primer paso para aproximarlo paulatinamente al 60% del salario medio que marca la Carta Social Europea –unos 1.200 euros– al final de la legislatura, es decir, en 2024, tal y como recogen los programas electorales de ambos partidos. Con un matiz: la formación morada apuesta por alcanzar los 1.000 euros "inmediatamente" y se fija como SMI ideal los 1.200 euros. Mientras, en el PSOE se resisten a poner cifras, aunque fuentes socialistas recuerdan que "la patronal y los sindicatos ya acordaron los 1.000 euros para el salario mínimo en convenio en 2020".

De hecho, tal y como se informó en estas páginas, los empresarios ya se están preparando para encajar esos 1.000 euros de salario mínimo en sus costes laborales. Sin embargo, esto no significa que vayan a aceptarlos. Al contrario, la CEOE se opondrá a una nueva subida del SMI con el argumento de que comprometería la creación de empleo en un momento económico delicado. Ya están presionando en esta dirección en reuniones con el Ministerio de Trabajo. Los sindicatos, al contrario, sostienen que las empresas tienen margen de beneficios suficiente en la actualidad para asumir otra subida del salario mínimo y se sitúan en esa línea de alcanzar el 60% del sueldo medio. 

En cualquier caso, de momento la cuantía que han acordado el PSOE y UP es una incógnita. Todo apunta a que se aproximará a ese nivel 'mileurista', pero no se conocerá con exactitud hasta que hagan público el acuerdo programático definitivo, algo que tienen planeado para justo antes del debate de investidura. Esto implica que los tiempos, como es habitual, los va a marcar la agenda política. "La presentación del programa se va a hacer antes del debate para que los partidos puedan valorarlo, pero se va a pegar al máximo a esa fecha", revelan desde el entorno de las negociaciones en marcha.

En principio, Sánchez había previsto celebrar la primera sesión del debate de investidura el día 17 de diciembre, y la segunda el día 19. Sin embargo, el presidente en funciones ha sostenido que no se presentará si no tiene garantizados los apoyos necesarios para salir triunfador. Y aunque aspira a formar gobierno antes de Navidad, en estos momentos ERC ha enfriado las prisas de los socialistas, pudiendo llevar la celebración del debate a principios del mes de enero.

El Gobierno mueve ficha

Esto, en teoría, dejaría en el aire la actualización del salario mínimo desde el 1 de enero. Pero, en paralelo a las negociaciones entre Montero y Echenique, el Gobierno en funciones ya está realizando los trámites para subir el SMI. La secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas, afirmó recientemente que el Ministerio de Trabajo ya ha abierto consultas con la Abogacía del Estado para saber si puede aprobar esta medida estando en funciones. Todo apunta a que sí será posible, al tratarse de un asunto que requiere un Real Decreto y no un Real Decreto Ley. El siguiente paso es trasladar una cifra a los agentes sociales, aunque se trata de una mera consulta y la última palabra la tiene el Ejecutivo. 

De este modo, el plan de los socialistas es que el salario mínimo suba sí o sí en 2020. Bien porque salga adelante una investidura de Sánchez en el tiempo de descuento y se conforme un Ejecutivo de coalición en plenas funciones antes de que acabe el año, bien porque se apruebe un Real Decreto por parte del Gobierno en funciones en alguno de los tres Consejos de Ministros que restan en 2019 (los viernes 13, 20 y 27 de diciembre) o bien porque se aplique ya entrado el año próximo.

Así, el salario mínimo volverá a subir en 2020. Lo contrario sería congelarlo y esto solo ha sucedido en dos ocasiones: en 2014, cuando quedó establecido en la misma cantidad que se había fijado para 2013 con motivo de la crisis económica, y en el año 2012 por las mismas causas. Es más, los socialistas mantienen sus planes a pesar de haber comprobado, tal y como reconoció el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, que la fuerte subida del 22,3% aprobada para este año ha generado problemas de economía sumergida en sectores como el agrario y el de las empleadas del hogar.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING