Viernes, 29.05.2020 - 08:19 h
Novedades en el Gobierno de coalición

Sánchez e Iglesias preparan una reforma de RTVE y el relevo de Tezanos en el CIS

PSOE y Unidas Podemos coinciden en aprobar de forma urgente un nuevo plan para la Corporación pública para poner fin a la etapa de Rosa María Mateo.

Rosa María Mateo en imagen de archivo. /Europa Press
Sánchez e Iglesias preparan una reforma de RTVE y el relevo de Tezanos en el CIS. / E.P. 

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias están negociando cambios profundos en Radiotelevisión Española (RTVE) y en el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). El líder de Podemos, que pidió en las conversaciones de 2016 estas instituciones para su control junto al CNI y el BOE, ha comunicado al presidente del Gobierno la conveniencia de poner fin a la etapa de ambos presidentes, Rosa María Mateo y José Félix Tezanos, y apostar por independientes de reconocido prestigio y de común acuerdo.

El caso de la Corporación es el más importante para el nuevo Gobierno de coalición. Tanto PSOE como Unidas Podemos apuestan por recuperar el concurso público en las Cortes Generales para elegir al futuro presidente de la televisión y la radio públicas. Rosa Maria Mateo, por su parte, lleva meses transmitiendo al Gobierno su intención de dimitir una vez tome posesión el nuevo consejo de ministros. 

El PSOE, por tanto, apuesta por colocar a un candidato de consenso al frente de RTVE Así lo recogía en su programa: llegar a "acuerdos parlamentarios que permitan la elección y renovación de los órganos constitucionales y organismos independientes, como en el caso del Consejo General del Poder Judicial, el Defensor del Pueblo, la Presidencia del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno y el Consejo de Administración de Radiotelevisión Española". El concurso paralizado y pactado en marzo de 2018 por por PSOE, Cs y UP podría ser un buen punto de partida.

Unidas Podemos, por su parte, es más ambicioso. Los morados son partidarios de un "Plan de Reforma de RTVE y sus Sociedades, que nos coloque a la altura del modelo de la BBC británica". Así lo recogían en sus compromisos electorales. "Todo ello, atendiendo al criterio de independencia profesional y al pluralismo político, social e ideológico presente en nuestra sociedad", añadían. "También se fomentará y coordinará la participación directa de la audiencia, y se creará un Consejo Social Asesor que garantice el derecho de acceso y participación de la ciudadanía".

"Se dará voz en horario relevante a grupos políticos y sociales significativos y se realizarán auditorías semestrales con participación rotativa de los propios profesionales de la corporación y de la sociedad civil", continuaban. Y concluían prometiendo un "Programa de Inversión en Producción propia para el Ámbito Digital, asumido de manera directa por los programas esenciales del servicio público, de forma que la externalización de servicios informativos quede excluida y se alcancen progresivamente los niveles de dotación presupuestaria previos a los recortes iniciados en 2012". Para la agencia EFE proponían también un plan de impulso.

En el pacto de coalición firmado por PSOE y Podemos se recoge la siguiente mención a la Corporación. Punto 6.4: "Defendemos un modelo de RTVE plural, independiente, pública, transparente y de calidad, que se convierta en polo de producción, orientada al fomento y difusión de la cultura española, impulsando la renovación del Consejo de Administración mejorando el sistema de concurso público". Y Sánchez mencionó en su discurso de investidura que "vamos a defender un modelo de RTVE plural, independiente, pública, transparente y de calidad, que esté orientada al fomento y difusión de la cultura española". Calcado al documento.

En cuanto al CIS en Podemos dan por seguro el relevo de Tezanos. Apuestan por un nuevo candidato independiente y ajeno a la órbita del PSOE. No quieren elegir ellos un candidato, pero sí se manifiestan a favor de un profesional con otro perfil. Lo hacen después de que el propio Iglesias pidiera la dimisión del presidente del centro de investigaciones, no por 'cocinar' un barómetro, sino por llamar en un artículo antes de las elecciones a concentrar el voto "en aquellos partidos que hoy por hoy pueden gobernar". "Debería dimitir o ser cesado ipso facto", dijo el líder de Podemos.

el dato

Mateo, dimisión inminente

Rosa María Mateo afirmó el pasado 28 de febrero en la última Comisión Mixta de Control Parlamentario de RTVE, que se marcharía como administradora única provisional nada más conformarse un nuevo Gobierno. "Quisiera decir y hacer notar, por si acaso alguien no lo sabe, que yo vine a este cargo para un periodo de dos o tres meses, un período muy provisional, realmente". Y añadió: También tengo que decirles que en el momento en que se celebren unas elecciones y haya nuevo Gobierno, presentaré mi dimisión inmediata para que se acepte, o no se acepte, depende. En cualquier caso, espero estar un tiempo muy determinado en este cargo. No me voy a atar a la silla en ningún momento y no voy a estar deseando seguir aquí a costa de lo que sea". Ha pasado casi un año de estas palabras.

El concurso público quedó bloqueado

El concurso público puesto en marcha para elegir a los miembros del Consejo de Administración y, en consecuencia, al futuro presidente, quedó totalmente paralizado antes de las elecciones. La convocatoria anticipada de los comicios de abril dejó en 'stand bay' un proceso repleto de problemas, recursos de los candidatos que se presentaron y con serias dudas de que pueda mantenerse en esta legislatura con un nuevo Congreso.

Existen, en efecto, serias dudas sobre si el concurso para elegir a la nueva cúpula de RTVE podría mantenerse o decaería con las nuevas Cortes. La expresidenta de la Cámara Baja, Ana Pastor, encargó en su día un informe a los letrados para resolver las dudas legales y Meritxell Batet no tuvo tiempo a hacer nada al no poder echar a andar las comisiones parlamentarias. Pero en la propia Corporación existen opiniones de peso a favor de iniciar un nuevo proceso de selección y que decaiga el que se inició durante los nueve meses de Gobierno de Sánchez.

Es el caso de UGT. Fuentes del sindicato apuestan por suprimir el concurso y comenzar uno nuevo desde cero. Consideran que está en juego el futuro de RTVE y que al presidente de la Corporación para los próximos seis años no se le puede elegir de una forma precipitada. "Se tiene que decidir el modelo de televisión y radio públicas para la próxima década y no se puede hacer improvisando", apuntan desde la central representativa. Para más inri, miembros del comité de expertos que seleccionó a los finalistas declaran a La Información que tampoco quieren repetir en caso de que se vuelva a iniciar el proceso y se muestran molestos con todo lo sucedido en los últimos meses.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING