Domingo, 15.12.2019 - 08:52 h
Ronda de contactos con el Rey

Sánchez, más cerca de su investidura: Navarra Suma se abre a la abstención

El desmarque de Ferraz de las negociaciones en Navarra es clave. Los dos diputados de la coalición exigen no pactar con los independentistas.

Fotografía Pedro Sánchez, noche electoral 26M / EFE
Sánchez, más cerca de su investidura: Navarra Suma se abre a la abstención / EFE

La legislatura se juega en la clave navarra. Pedro Sánchez está hoy más cerca de lograr convertirse en presidente del Gobierno gracias al giro que ha protagonizado Navarra Suma tras acudir a Zarzuela a la ronda de contactos con el Rey. La coalición que agrupa a miembros de UPN, PP y Cs ha manifestado que se sentarán a negociar con el PSOE si los independentistas no son decisivos en el futuro del país. En definitiva, la suma de los 173 'síes' empieza a ser factible para los socialistas.

Para conseguir el giro de Navarra Suma ha sido clave el desmarque de Ferraz a las negociaciones abiertas en la comunidad foral entre el PSN y Geroa Bai. Son unos contactos que se han iniciado este miércoles y de los que Madrid no quiere saber nada. "Nos desvinculamos", indican fuentes de la dirección del PSOE sobre la distancia que ha marcado Sánchez con la marca que dirige María Chivite. Esto ha sido bien recibido por la coalición, que cuenta con dos diputados clave en el Congreso. Navarra Suma ha indicado que su objetivo es "hacer frente al independentismo vasco" y defender "una Navarra leal con el proyecto en común de España".

Los números empiezan a dar para Sánchez. Las cuentas que hacen los socialistas son las siguientes: 123 diputados socialistas, más 33 de Podemos, más 7 de En Comú Podem, más 6 del PNV, más 2 de Podemos-EU-Mareas En Común-Equo, más 1 de Compromís, más 1 del Partido Regionalista Cántabro. Suman 173 diputados, a tres de la mayoría absoluta. Ahora solo queda hacer ver a Unidas Podemos que entrar en el Gobierno con ministros no es una opción que acepten los socialistas.

Enfrente cuentan con el 'no' asegurado de los 66 diputados del PP, los 57 de Ciudadanos, los 24 de Vox, los 15 de ERC y los 7 de Junts per Catalunya. En total 169 negativas. Con estos números Sánchez podrían sacar adelante la investidura, ya que en la segunda votación solo necesitaría la mayoría simple, más votos a favor que en contra.

Coalición Canaria, por su parte, ha condicionado el voto de sus dos diputados a que Unidas Podemos no entre en el Gobierno. Fuentes de EH Bildu explican, por su parte, que aún no han decidido el sentido del voto de sus cuatro representantes ni se han sentado con los socialistas a negociar. "Todo abierto", afirman a día de hoy. Sin embargo, con la abstención de estos seis parlamentarios sería suficiente para convertir a Sánchez en presidente.

Inversiones y financiación autonómica

El primer partido que ha participado este miércoles en la ronda de consultas con el Rey, el Partido Regionalista Cántabro que lidera Miguel Ángel Revilla, ha puesto como condición indispensable para votar 'sí' al candidato socialista que el Gobierno se comprometa a invertir los 1.400 millones que costaría llevar el AVE a la región. Es una vieja promesa que sigue pendiente de ejecución y que podría desbloquearse durante esta legislatura gracias a la histórica presencia en el Congreso del diputado de PRC.

El diputado cántabro José María Manzón ha asegurado que la defensa de los intereses de Cantabria es "una condición que vamos a poner a cualquier candidato a la investidura". "Es condición indispensable que se asuman los compromisos con Cantabria. En el caso contrario no vamos a apoyar", ha afirmado el nuevo parlamentario en una comparecencia posterior a la recepción en el Congreso. También ha indicado que la formación quiere "colaborar con la gobernabilidad y estabilidad de España".

Compromís, por su parte, que ha sido la segunda formación en pasar por Zarzuela, ha exigido a Sánchez una reforma urgente de la financiación autonómica si quieren el 'sí' de su único diputado. Joan Baldoví ha solicitado aprobar una nueva ley que lleva caducada desde 2014 para modificar un modelo que perjudica claramente a la Comunidad Valenciana.

Baldoví ha reconocido que todavía no han recibido la llamada del PSOE para comenzar a negociar. También ha admitido que tampoco contactaron con ellos para convertir a Meritxell Batet en presidenta del Congreso, pese a que Compromís votó a favor de su candidatura.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING