Lunes, 19.08.2019 - 04:22 h
Apoteosis en Ferraz

Sánchez mira a un gobierno de izquierdas sin los separatistas y deja al PP en la UVI

El PSOE lograría la investidura con Unidas Podemos, PNV, Coalición Canaria y Compromís. Vox irrumpe en el Congreso, aunque con menos de lo esperado. 

Sánchez mira a un gobierno de izquierdas sin los separatistas y deja al PP en la UVI
Sánchez mira a un gobierno de izquierdas sin los separatistas y deja al PP en la UVI / EFE

Pedro Sánchez es el claro vencedor de las elecciones de este 28 de abril con 123 diputados. El líder del PSOE ha logrado teñir prácticamente toda España de rojo socialista (salvo Cataluña, País Vasco y Navarra) y, además, ha conseguido una carámbola sin parangón, quitándose de en medio a los independentistas catalanes para poder retener La Moncloa. Los números le dan para lograr la investidura junto a Unidas Podemos, PNV, Coalición Canaria y Compromís, socios (en principio) más estables que ERC y JxC, y poner en marcha un Gobierno de izquierdas. El líder de los socialistas, que ha vivido su primera gran noche electoral exitosa en Ferraz tras dos intentonas, encara ahora una legislatura más apacible que los diez meses que ha pasado en el poder.

A Sánchez le valdría con un acuerdo con el nuevo arco de izquierdas. Solo con Unidas Podemos, su marca catalana y Compromís suma 165 escaños, suficientes para su investidura. Hay que recordar que para ser proclamado presidente por el Congreso hace falta la mayoría simple (más votos a favor que en contra) en una segunda votación, según el artículo 171.5 de la Constitución. Resultaría complicado, por tanto, presenciar una votación conjunta de los independentistas catalanes y Vox, por ejemplo.

Sánchez e Iván Redondo acertaron apretando el botón de las elecciones anticipadas. Su jugada, que comenzó con la moción de censura, deja a un Partido Popular literalmente en la UVI, con el peor resultado de su historia. Se avecinan días de tensión en Génova para un Pablo Casado que queda muy tocado y que ha perdido a más de la mitad de los diputados que logró Rajoy en 2016. La polarización pregonada por el PSOE (insistiendo en el miedo a una victoria de la derecha) ha funcionado y ha provocado, además, que la suma PP, Cs y Vox se quede muy lejos de la mayoría, con 147 diputados. 

Ciudadanos es el segundo claro vencedor de la noche. Se queda con 57 diputados, a las puertas del 'sorpasso' al PP. El voto útil de centro-derecha, por tanto, se ha ido con Albert Rivera, que ha acertado al fijar durante la campaña el 'cordón sanitario' a Sánchez. Los naranjas competirán en esta legislatura de tú a tú con el PP por erigirse en el principal partido de la oposición. El pacto más ansiado por la gran empresa, el de PSOE y Cs, sumaría, pero parece que una vez alejada la amenaza de los independentistas estaría descartado por el bloque de izquierdas.

Podemos, por su parte, ha sufrido un 'dulce derrota'. Tanto la formación liderada por Pablo Iglesias como las confluencias pierden diputados (10 Podemos e IU y 8 la marca catalana). Ambos tendrán 42 representantes, pero se da la circunstancia de que serán decisivos a la hora de decidir el futuro Gobierno en el que previsiblemente entrarán. Este resultado indica que, a pesar de la crisis internas vividas en estos meses con Íñigo Errejón y el chalet de Iglesias, los morados encaran cuatro años con una clara disposición a poner en marcha sus políticas desde el Ejecutivo. De hecho, Iglesias ha reconocido que ha acordado con Sánchez reunirse cuanto antes para avanzar en este pacto.

Vox, por su parte, ha protagonizado una fuerte irrupción en la Carrera de San Jerónimo. Los nuevos diptuados serán Santiago Abascal y otros 23. Internamente se esperaban más representantes, pero el resultado es para tenerlo muy en cuenta: han superado los 2,5 millones de votos. El miedo a la extrema derecha, en definitiva, ha dado un resultado positivo a Ferraz, ya que ha conseguido que la entrada de Vox en la Cámara Baja no sea tan potente como preveían también en las propias encuestas de los socialistas.

En Cataluña también ha sido una noche electoral con novedades. ERC, que provocó la caída del Gobierno de Sánchez con su 'no' a los Presupuestos, ha logrado 15 escaños y será la fuerza independentista de referencia en la autonomía. Deja noqueada a Junts per Catalunya, que se queda con 7. Pese a ello los secesionistas no tendrán a partir de ahora la misma relevancia que han ostentado en la pasada legislatura, ya que Sánchez no les necesita como sí tuvo que echar mano de ellos en la moción de censura. En País Vasco, por su parte, se ha producido un importante avance de EH Bildu. La formación 'abertzale' tendrá 5 diputados en Madrid, uno menos que el PNV, que se queda con 6 otra legislatura más. 

Otra de las conclusiones de estos comicios del 28 de abril es que el bipartidismo queda seriamente tocado por el batacazo del PP. Es la primera vez que uno de los dos grandes partidos que ha gobernado España en los últimos años baja de los 70 diputados. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios