Martes, 26.05.2020 - 16:03 h
El equipo de máxima confianza

Sánchez feminiza La Moncloa y acaba con el monopolio de hombres en la seguridad

La comisaria María Marcos incorpora a un grupo de mujeres a la cúpula del área que protege al presidente del Gobierno y a su familia.

Palacio de la Moncloa
Sánchez feminiza La Moncloa y acaba con el monopolio masculino en la seguridad / LI

El Complejo de la Moncloa se feminiza. La orden general ha sido acabar con el monopolio masculino en puestos de responsabilidad dentro del área de seguridad, una de las más importantes de Presidencia del Gobierno. Y es que tras la moción de censura Pedro Sánchez se encontró con un departamento repleto de hombres, según explican fuentes del Gobierno en funciones. Ahora han llegado nuevos altos cargos, todos mujeres, que han dado un aire nuevo a un grupo en el que se encuentran trabajando decenas y decenas de policías nacionales y guardias civiles.

El Departamento de Seguridad de Presidencia del Gobierno es una de las áreas más sensibles de La Moncloa. Dirigido por la comisaria María Marcos, que llegó al cargo tras la moción de censura, se encarga de proteger al presidente y a su familia, así como a la vicepresidenta y a los exjefes del Ejecutivo. Nada puede fallar, ni en España ni en el extranjero, en los actos tanto públicos como privados del "jefe", como le llaman internamente a Pedro Sánchez y como conocían en su día a Mariano Rajoy.

Las incorporaciones a los puestos de mayor responsabilidad han sido cinco. A la llegada de Marcos, que sustituyó al coronel de la Guardia Civil, Alejandro Hernández Mosquera, conocido como "Jandri", se suman las de dos nuevas comisarias. Sus nombres no se hacen públicos por motivos de seguridad, pero sí está claro cuáles serán sus responsabilidades: una de ellas dirigirá la comisaría del complejo presidencial y otra de ellas se encargará de labores de información, calidad de los servicios, coordinación de las escoltas y otras labores diarias.

Por debajo de estas dos comisarias han ingresado tres inspectoras jefe e inspectoras, que también tendrán responsabilidades de mando en el nuevo Departamento de Seguridad de Presidencia del Gobierno. Además, a la escolta persona del presidente también se han incorporado mujeres, algo que hasta ahora no era habitual.

Es una feminización en toda regla del área de seguridad de Moncloa. De momento los cambios han afectado a uno de los dos cuerpos, a la Policía Nacional. Pero en la Guardia Civil también habrá un relevo inminente: uno de los dos subdirectores -un comandante-, el correspondiente a la Benemérita, pasa a situación de retiro, por lo que la comisaria Marcos está ultimando el nombramiento de un nuevo cargo de su confianza.

Fuentes del Departamento de Seguridad indican que la orden de incorporar mujeres a los puestos de mando viene directamente de los responsables 'políticos' del departamento. El área, efectivamente, dependen del secretario general de Presidencia, Félix Bolaños, y del jefe de gabinete del presidente, Iván Redondo. El 'sanchismo', efectivamente, se encontró cuando llegó al complejo con un departamento repleto de hombres en sus órganos directivos.

Un nuevo centro de seguridad en Moncloa

Durante el mandato de María Marcos, Moncloa ha estrenado un nuevo Centro de Mando de Seguridad. El conocido como CEMAS es una instalación sensible para el complejo presidencial, ya que desde esta sala de operaciones se controla toda la seguridad del recinto donde vive y trabaja el jefe del Ejecutivo, así como sus desplazamientos al exterior del mismo. El anterior Gobierno de Mariano Rajoy quiso modernizarlo y ha sido Pedro Sánchez quien ha inaugurado esta renovada zona de control desde donde se garantiza su seguridad.

El CEMAS se encuentra ubicado en el edificio de Seguridad de La Moncloa y, según explican fuentes de Presidencia, es una de las instalaciones más modernas del complejo. Hay quien internamente denomina el recinto como "la sala de la NASA", debido a que desde esas pantallas se va a poder monitorizar todo lo que ocurre en el centro de poder político más importante del país. Nada se va a escapar a los ojos de los profesionales que se encargarán de manejar este centro de control que se va a estrenar en cuestión de días.

El nuevo centro de seguridad de La Moncloa ha supuesto una inversión de más de 435.000 euros y ha sido una unión temporal de empresas formada por los servicios informáticos de El Corte Inglés y Siadde quien ha puesto en marcha todas las instalaciones. Estas compañías ya se encargan de ofrecer el servicio de vigilancia del aeropuerto de Madrid-Barajas, de forma que son firmas especializadas en estos sistemas que hacen las veces de 'gran hermano' de la seguridad.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING