Miércoles, 01.04.2020 - 01:41 h
Un documento, base de su propuesta

Sánchez ofrece 44 'regalos' económicos y políticos a Quim Torra para sellar la paz

Inyecciones en ferrocarriles, puertos y aeropuertos o que Cataluña gestione aspectos del IRPF, las claves de la 'Agenda para el reencuentro'.

Segundo aniversario del 1-O
Sánchez ofrece 44 'regalos' económicos y políticos a Quim Torra para sellar la paz. / EFE

Promesas de inversiones en infraestructuras y transportes, solucionar el déficit inversor o abrir el debate para que Cataluña gestione directamente asuntos como el 0,7% del IRPF que se dedica a fines sociales en la declaración de la renta. Estas son algunas de las propuestas que Pedro Sánchez ha puesto sobre la mesa a Quim Torra en su intento de encauzar el diálogo en Cataluña y lograr el respaldo a su acción de Gobierno por parte de los independentistas catalanes. Todas ellas forman parte de la denominada 'Agenda para el reencuentro', un documento formado por seis apartados en el que se detallan 44 medidas que el Ejecutivo está dispuesto a aprobar, impulsar o discutir con el Govern. Y que van mucho más allá de la economía.

Buena parte de la propuesta que ha planteado el jefe del Ejecutivo al 'president' catalán ya estuvo incluida en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2019, especialmente en lo referido a inversiones o al déficit inversor. Ahora, y después de que fueran rechazados por el Congreso, precisamente con los votos clave de los independentistas, Sánchez se muestra dispuesto a recuperar esas partidas a las que ya se comprometió hace un año en los encuentros de Pedralbes. Y también da respuesta a algunas reclamaciones que ha hecho el independentismo en los últimos años, como las que que tienen que ver con la acción exterior, los servicios públicos o con dotar a la comunidad de autonomía financiera y tributaria durante la legislatura. 

Las compensaciones, deudas y compromisos pendientes que mantiene Madrid con Barcelona ocupan la parte central del texto, que en sus cuatro páginas abarca asuntos relacionados con el autogobierno; la financiación autonómica; la cooperación entre administraciones; las políticas sociales; las infraestructuras y el respaldo estatal a la región por catástrofes como el que causó el temporal Gloria. La reforma de las partidas que perciben las comunidades y la relajación de los objetivos de déficit son las dos principales promesas que hace Sánchez a Torra. Pero, por el momento, esto no ha servido para convencerle de que el Govern esté representado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera de este viernes, ya que no está previsto que acuda el vicepresident económico., Pere Aragonès. 

Otra iniciativa que plantea Moncloa que va en la línea de las reclamaciones históricas de Cataluña es la de descentralizar ayudas y subvenciones. Es decir, que se dote a las autonomías de las competencias específicas para que puedan ser ellas mismas las que gestionen las partidas de este tipo. Algo que se extiende al ámbito local, ya que Sánchez ha anunciado a Torra que quiere llevar a cabo la reforma de la Ley de administraciones locales, que afectaría a su financiación y las dotaría de más recursos y competencias. También aboga por discutir que exista unidad de mercado entre Gobierno central y Govern y abre la puerta a impulsar una política comercial conjunta, si así lo acuerda la comisión bilateral. 

El Prat, los Rodalíes...

La única cifra que aparece de manera clara es la que corresponde a la inversión en el aeropuerto del Prat, que Moncloa cifra en más de 1.500 millones de euros. Una cuestión que han reclamado distintas organizaciones catalanas, como la Cámara de Barcelona, que instó al Ejecutivo a no dejar a la infraestructura de lado cuando está batiendo récords de pasajeros. Algo que viene de lejos, ya que durante la etapa de Mariano Rajoy, El Prat recibía hasta un 40% menos de dinero que el de Barajas a pesar de que era el más rentable de todo el circuito nacional

Los ámbitos ferroviario y portuario también tienen su apartado destacado dentro del plan, en el que se garantiza a la Generalitat partidas específicas para estos dentro de los PGE. En lo referido a los puertos, el compromiso es financiar los nuevos accesos sur viario y ferroviario a la infraestructura de la Ciudad Condal. Pero el que más colma las expectativas del Govern es el que tiene con Rodalíes, que es una de las reivindicaciones más significadas que ha realizado en los últimos años. A solucionar el problema de los cercanías catalanes se comprometió el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, que ya admitió que hacía falta un impulso a la inversión en este campo. En este 'pack' también van incluidos los avances en el Corredor Mediterráneo, la reforma pendiente de las gran estación de Sants y acabar tras años de retraso la de La Sagrera. 

En cuanto a lo puramente político, la principal novedad es que la mesa de negociación que acordaron PSOE y ERC será en febrero. Quien no se sentará en la misma es un relator o mediador, como pedía Torra, después de que Sánchez lo haya descartado por completo. A pesar de esto, habrá mesa en la que se discutirá sobre el "conflicto" de la última década entre Cataluña y el Estado, que según el presidente del Gobierno ha dejado un "balance sombrío". Por eso, tanto en el documento como en su intervención posterior tras la reunión, ha abogado por acabar con la "judicialización" de la política, repitiendo varias veces que la solución es el "diálogo". Donde tampoco se ha salido el president catalán con la suya es en lo referido a la acción exterior, ya que la 'Agenda para el Reencuentro' recuerda que las 'embajadas' de Cataluña en el extranjero tienen que someterse a la ley y al Ministerio de Asuntos Exteriores.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING