En plena campaña electoral

Sánchez pide no bajar la guardia con los rebrotes pero que el miedo no pare todo

El presidente del Gobierno llama a la prudencia durante el verano a la vez que anima "a salir a la calle" para empujar hacia la recuperación de la economía. "Va a ser una crisis corta pero va a ser dura", admite. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en un mitin en la campaña gallega.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en un mitin en la campaña gallega.
PSOE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no ha mencionado este sábado Cataluña ni la comarca de Lleida que acaba de ser confinada por la Generalitat. De hecho, cuando ha hablado de los rebrotes ha señalado a Galicia "y a otros puntos de España" y, en particular, ha dejado claro un doble mensaje (donde la segunda parte gana peso sobre la primera): "No bajemos la guardia pero no nos dejemos atenazar por el miedo", ha reclamado, tras lo que ha animado a "salir a la calle" y "disfrutar de España" siempre que se respeten las medidas mínimas de seguridad e higiene porque la recuperación que afronta el país necesita de todos. "La crisis va a ser corta pero va a ser dura", ha resumido. 

Para Sánchez, que ha participado este mediodía en un nuevo mitin en el transcurso de la campaña para las elecciones en Galicia del próximo 12 de julio, lo importante es que ahora la sanidad "está preparada para afrontar la situación" y no ha querido ahondar más en cualquier situación concreta ni extenderse en la valoración de lo que está sucediendo en Cataluña, donde desde este mediodía no se puede acceder a un territorio formado por 37 municipios y habitado por más de 200.000 personas. De hecho, cuando le ha tocado hablar de las relaciones entre administraciones, ha vuelto a sacar pecho por las 14 videoconferencias con los presidentes autonómicos y los 16.000 millones que se repartirán a fondo perdido a las regiones. El diálogo entre todos está mejor que nunca.  

Apenas una hora antes de que hablase el jefe del Ejecutivo, el PSC ya se había lanzado a valorar la decisión de la Generalitat de decretar el confinamiento perimetral del Segrià (Lleida) desde este sábado y ha confiado en que la medida sea suficiente para contener el rebrote de coronavirus. Sin embargo, ha pedido a la Generalitat "que aporte una información clara y continuada" a toda la ciudadanía y a los grupos parlamentarios, y también coordinarse con Aragón, según un comunicado del partido. Los socialistas creen que las medidas se han tomado tarde, "de acuerdo con lo que han expresado algunos expertos" últimamente y con las voces de alerta de alcaldes.

Más allá del "esfuerzo titánico" que ha demostrado toda la sociedad española para vencer la pandemia, Sánchez ha retomado el mismo discurso con el que lleva desde el arranque de la campaña la semana pasada: el PSOE es "la única garantía de que nadie quede atrás" y el PP es el símbolo de los recortes y de la vuelta a lo peor de la anterior crisis económica. También ha incidido en las muestras de "deslealtad" de los populares durante toda la crisis y que todavía continúan, como han denotado las votaciones de este viernes en la Comisión de Reconstrucción en el Parlamento, donde el principal partido de la oposición ha votado en contra de todos los acuerdos. 

Hablando de votar, y en clave muy específica de la campaña gallega, el líder socialista ha animado a la participación para que el candidato de su partido a la Xunta, Gonzalo Caballero, pueda plantarle cara al PP. Los datos cruzados entre votantes socialistas en generales y autonómicas apuntan a que si los primeros van a las segundas se podría derribar la mayoría absoluta popular, ha concluido Sánchez. 

En definitiva, Sánchez ha ahondado en su argumentario electoral de recriminar que algunos utilicen "el virus para acosar y derribar al Gobierno de España" en un momento en el que está enfrascado en una nueva etapa, pues "una vez hemos vencido la pandemia" y en un tiempo en el que el agente infeccioso "está controlado", lo que toca es la reactivación de la economía.

El titular del Ejecutivo se ha declarado orgulloso de estar al frente de un país que ha dado la talla pese a que "nos cueste reconocer los frutos" de ello, y por eso ha aplaudido la disciplina, la resistencia y la "moral de victoria", actitudes que, junto con la oportuna gestión, derivarán en un estado de bienestar "mucho más robusto". La atención primaria, ha esgrimido Sánchez, está hoy "mejor dotada" para detectar eventuales brotes ha insistido.

Ahora, ha vuelto a puntualizar, toca dar la batalle en Europa. A este respecto, ha instado al Partido Popular a "arrimar el hombro" en Bruselas y a no poner "palos en las ruedas" en la negociación del fondo de recuperación europeo. De esta crisis se debe salir con un "un Estado del Bienestar mucho más robusto" para lo que le ha pedido al PP que "no ponga palos en las ruedas". "Si la posición del PP triunfa en Europa, España pierde", ha manifestado Sánchez, que ha pedido a los populares que "dejen de lado los intereses partidistas y echen una mano al Gobierno de España en la negociación", ha incidido.

Mostrar comentarios