Jueves, 12.12.2019 - 19:44 h
Marca como objetivo superar la crisis en Cataluña

Sánchez planta cara a Torra y se aleja de los soberanistas en su estrategia electoral

Exige a los independentistas que reconozcan su error y que han llevado a la sociedad catalana a un "callejón sin salida",

Quim Torra
El PSOE endurecerá su discurso y marcará distancias con el indepentismo. / Efe

El Partido Socialista endurecerá su discurso en Cataluña y marcará distancias con el independentismo con el objetivo evitar la huida de votos a la derecha, que ha mostrado menos indefinición frente a los desafíos de los soberanistas, y atraer a los electores de centro izquierda, que en los anteriores comicios se decantaron por Ciudadanos. Así ha quedado patente en la intervención del secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, durante la apertura del Comité Federal del partido, máximo órgano de decisión entre congresos, que acordará la estrategia electoral para el 10N. Sánchez se ha mostrado dispuesto a superar la crisis de Cataluña -"no tengáis duda", ha dicho- y ha exigido al Govern condenar cualquier tipo de violencia que venga de cualquier "grupúsculo independentista". 

Sánchez, que ha exigido a los independentistas que reconozcan su error, que han "naufragado" de forma absoluta y han llevado a la sociedad catalana a un "callejón sin salida", ha apelado nuevamente a la movilización de militantes y simpatizantes, ante el temor que la abstención sea protagonista en la próximas elecciones generales. El líder socialista también ha asegurado que ni la derecha ni Unidas Podemos pueden aspirar a gobernar, en el caso de esta última formación porque ni siquiera está presente en todos los territorios.

"Primero la ley, luego el diálogo"

Sánchez ha dejado claro que la solución a la crisis catalana es "ley y diálogo, por este orden", porque "si no hay ley no hay diálogo y no puede haber diálogo fuera de la ley o para quebrantarla o romperla y retorcerla", ha advertido. Además, ha insistido en que España "es una democracia plena", un Estado de derecho en el que "no existen presos políticos", sino ciudadanos procesados y recluidos en cárceles "administradas por la Generalitat y custodiados por sus funcionarios", en referencia a los presos independentistas.

Por eso, ha considerado que España necesita un Gobierno "progresista y estable" cuanto antes para "no atizar" el conflicto catalán, sino superarlo mediante el diálogo y la ley y para garantizar "con serena firmeza" la aplicación de las leyes democráticas.

"Amamos la Constitución", ha reivindicado el líder socialista, después de aclarar que su partido no distribuye "certificados de constitucionalidad" ni quiere apropiarse de la Carta Magna, sino defenderla "sin vacilaciones", así como la actuación independiente de los jueces y el "buen trabajo" de la Guardia Civil.

Se impugnarán las resoluciones del Parlament

Por otra parte, la vicepresidenta y ministra de Presidencia en funciones, Carmen Calvo, ha afirmado que el Gobierno está trabajando "muy rápido" en el informe para impugnar las resoluciones aprobadas el pasado jueves en el Parlament de Cataluña.

En declaraciones a los medios a su llegada al Comité Federal del PSOE, la también secretaria de Igualdad ha llamado a la "tranquilidad" y a "garantizar la seguridad" en Cataluña, y ha instado a entender que "hay que acatar la sentencia (del juicio del "'procés") y que las instituciones están para servir al interés general y no para hacer trabajo partidista".

El Gobierno anunció el pasado jueves que estaba "estudiando el contenido" de las iniciativas aprobadas ese día en el Parlament "para impugnar y actuar jurídicamente contra las citadas resoluciones". La Cámara catalana aprobó en un Pleno muy tenso una resolución en la que reivindica la "legitimidad de la desobediencia civil e institucional" para defender "derechos civiles, políticos y sociales".

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING