Martes, 19.02.2019 - 20:59 h
Ante la Convención popular

Sánchez reacciona y acusa al PP de volver "a su peor pasado con la ultraderecha"

El presidente del Gobierno asegura que son formaciones como Vox las que marcan el paso a la estrategia del partido de Casado. 

Pedro Sánchez interviene en la clausura de la Conferencia Municipal del PSOE de Canarias, que se celebra en Las Palmas este fin de semana. (Foto: PSOE)
Sánchez alerta que el PP vuelve " a su peor pasado junto a la ultraderecha". /PSOE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reaccionado este sábado ante el triunfalismo de la convención nacional del PP y ha acusado  a Pablo Casado de querer volver "a su peor pasado" y de "fundirse" con la ultraderecha, que es la que "les marca el paso y la hoja de ruta". Sánchez ha clausurado en Las Palmas la Conferencia Municipal de los socialistas de Gran Canaria, donde ha arremetido contra el "nuevo" PP, porque si antes era un partido que llegaba "tarde, a rastras y mal" a reformas como el aborto, el divorcio o el matrimonio entre personas del mismo sexo, ahora "no quieren ni llegar".

"Es que quieren volver atrás. Ese es el cambio el PP, volver a su peor pasado", ha proclamado entre aplausos de los asistentes a la conferencia, capitaneados por el líder del PSOE de Canarias, Ángel Víctor Torres. En el mismo momento en que en Madrid el expresidente del Gobierno José María Aznar se dirigía al auditorio en la Convención Nacional del PP, Pedro Sánchez ha apuntado desde Las Palmas que no se sabe si esta cita de los populares es "para fundarse" o "para refundarse".

"Por lo pronto lo que hacen es fundirse con la ultraderecha, que es quien le marca el paso y la hoja de ruta", ha rematado. Sánchez ha subrayado que ahora es "fundamental" aprobar los presupuestos generales del Estado, y ha pedido a las demás formaciones políticas que no voten en contra, que los apoyen o se abstengan, pero que no los rechacen para que puedan salir adelante los presupuestos "que necesita el país".

Y ello tras hacer hincapié en los logros alcanzados gracias a siete meses de Ejecutivo socialista, como el plan por el empleo digno o la mayor subida del SMI en décadas, cuyos beneficiarios son mujeres en un 70 por ciento. Según Sánchez, quien vote "no" a los presupuestos estará "votando no" a revalorizar las pensiones, a la universalización de la sanidad pública, a la reversión de los recortes educativos, a las políticas de vivienda o al impulso al sistema nacional de dependencia. "Después de siete años de injusticia estarán votando no a la mejora del bienestar de la mayoría social del país", ha resumido.

Ante los suyos, y pensando en la campaña electoral de los comicios de mayo, el líder del PSOE ha hecho un llamamiento a la movilización "de todos los hombres y mujeres", al margen de la edad que tengan, "porque nos estamos jugando mucho".

Ha dicho que aunque no le cabe "ninguna duda" de que el PSOE será primera fuerza política en las elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo ello, no basta porque es preciso garantizar "una victoria rotunda que nos permita gobernar contra tres derechas que lo único que están proponiendo de futuro es el pasado".

En esta línea, ha pedido "aprender de nuestro pasado" para "mirar al futuro con garantías" y fortalecer los valores colectivos, "no el individualismo", con más solidaridad, generosidad, tolerancia y respeto; y ha evocado una reflexión del socialdemócrata alemán Willy Brandt, quien advirtió que las sociedades ancladas al pasado "nunca conquistarán su futuro".

Palabras con las que ha animado a los socialistas a una gran movilización electoral, recordándoles que reformas como la sanidad universal pública o el aborto no hubieran sido posibles sin que se movilizaran "millones y millones" de ciudadanos que votaron por el PSOE para que sus gobiernos las pusieran en marcha.

Pedro Sánchez, quien ha aludido en su discurso al talante feminista que siempre tendrán los gobiernos del PSOE en todas las instituciones, ha aprovechado la presencia en la conferencia del alcalde de Sevilla, Juan Espadas, para agradecerle que haya decidido poner el nombre de una calle de la ciudad a Ana Orantes, asesinada en 1997 tras denunciar malos tratos en la televisión.

Ahora en Portada 

Comentarios