Domingo, 17.12.2017 - 18:35 h
Plantea fórmulas para mejorarla

Sánchez se desmarca de Podemos y no derogará la reforma laboral de Rajoy

El nuevo PSOE plantea una serie de modificaciones, como la lucha contra la temporalidad. Buscará implantar la jornada de 35 horas semanales.

Pedro Sánchez con Mariano Rajoy en La Moncloa.
Pedro Sánchez con Mariano Rajoy en La Moncloa.

El nuevo PSOE de Pedro Sánchez no derogará la reforma laboral del Gobierno del PP. El equipo económico de Ferraz considera ahora que la que fue una de las leyes estrella de Mariano Rajoy durante su primera legislatura no es la mejor, pero no la desmontará en el Congreso de los Diputados. Los socialistas se desmarcan así de una de las reivindicaciones de Unidos Podemos en materia laboral y apuestan por seguir su propio camino, introduciendo, eso sí, algunas modificaciones en una ley que para el Gobierno es prácticamente intocable, la más aplaudida internacionalmente y, en opinión de Moncloa, una de las claves de la recuperación económica.

Fuentes de la dirección del PSOE confirman a La Información que, efectivamente, la derogación de la Reforma Laboral no está en su agenda durante esta legislatura. La hoja de ruta de los socialistas pasa por introducir algunas mejoras en la norma, como acabar con que los convenios colectivos prevalezcan sobre los de empresa o dotar de más medios presupuestarios y de eficiencia a la Inspección de Trabajo, con el apoyo de otros socios parlamentarios. Otra novedad que quiere plantear Ferraz es la lucha contra la temporalidad, uno de los principales problemas a la hora de crear empleo, a la espera de ver cuál es el plan de choque que presentará el Gobierno en este ámbito y que se espera para antes de final de año. 

Retoques, en cualquier caso, pero no derogar por derogar la ley. Hay que recordar que Pedro Sánchez sí que apostó por acabar totalmente con la reforma laboral durante la campaña de las primarias que le llevaron a la secretaría general del PSOE y durante los días posteriores, cuando se reconcilió con los dos principales sindicatos. Su principal rival en las primarias, Susana Díaz, también apostaba por derogar una reforma que consideraba "injusta". La única voz que se alzó en contra de la opinión mayoritaria entre los socialistas fue la de Jordi Sevilla, antiguo colaborador de Sánchez. 

En el Gobierno de Rajoy, por su parte, están dispuestos a pactar con el PSOE, Ciudadanos y otros partidos nacionalistas algunas modificaciones en la reforma laboral pero, advierten, no van a permitir que la oposición desmonte las normas que van a conseguir que en España haya en 2020, según sus cálculos, 20,5 millones de personas trabajando. Y, además, saliendo del procedimiento de déficit excesivo, lo que permitirá al PP presumir en la próxima campaña electoral de que ellos obraron el milagro de la recuperación económica.

Para evitar la derogación de la reforma laboral el Ejecutivo cuenta también con el apoyo de dos formaciones nacionalistas: el PNV, que plantea un nuevo sistema de contratación que mejore el actual, según explicó Íñigo Barandiarán, portavoz de Empleo, a La Información. Su principal reivindicación es conseguir un "sistema de contratación más garantista" en el que "se acabe con la descausalización de los despidos". Y con el PDeCAT que, por su parte, apuesta por solucionar algunos aspectos, como la falta de formación de los parados (hay más de 2 millones que no han concluido la ESO) e impulsar las políticas activas de empleo, según resumió el diputado Carles Campuzano.

Pacto de Rentas y 35 horas semanales

El PSOE de Sánchez está preparando una batería de propuestas económicas que irá presentando en sociedad en los próximos meses. Uno de los hitos importantes llegará a principios de año cuando, coincidiendo con la presentación de los Presupuestos Generales del Estado para 2018 que hará Cristóbal Montoro, los socialistas darán a conocer unas cuentas alternativas. Ahí podrá verse el modelo económico que plantea Ferraz y que está capitaneando el secretario del Área de Política Económica y Empleo, Manuel Escudero.

Entre las novedades destaca un Pacto de Rentas, para que los salarios suban entre el 2,5% y el 3,5% en los próximos cuatro años. Los socialistas proponen que a partir del próximo año el incremento en los salarios sea del 2,5% y que en 2019, 2020 y 2021 se sitúe en el 3%. "No puede haber un país rico con trabajadores pobres" es la máxima que aplican los socialistas para su propuesta. Asimismo, los socialistas plantean una Ley de Igualdad Laboral, para reducir la brecha salarial entre hombres y mujeres, y un Plan de Rescate a Jóvenes que desarrollarán en los próximos meses.

Otra medida importante que planteará el PSOE será la implantación de la jornada laboral de 35 horas semanales para todos los españoles. De momento, Pedro Sánchez ha anunciado su interés de implantarla en la Administración pública para los funcionarios, pero el plan de los socialistas pasa por que afecte a todos los trabajadores. "Llevamos 100 años con la jornada de 40 horas, ya es hora de cambiarlo", aseguran.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios