Miércoles, 20.11.2019 - 05:44 h
Celebración del 'Día de la rosa' en Gavá

Sánchez recupera el discurso duro y culpa a la derecha y a UP de los nuevos comicios

"Si se vuelve a quebrar el Estatuto, responderemos con serena firmeza para garantizar la convivencia, la integridad y la soberanía nacional".

Los asistentes a la Fiesta de la Rosa de los socialistas catalanes celebrada en Gavà (Barcelona) se fotografían con el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que ha intervenido en el acto.
Sánchez ha dado el pistoletazo de salida a la precampaña de la generales en Gavá. / Efe

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha recuperado el tono duro en su discurso para atacar tanto a la derecha, como a Unidas Podemos, a los que culpó del bloqueo político y de las nuevas elecciones, como a los independentistas, asegurando que su prioridad será aplicar la ley en Cataluña y luego dialogar. En un acto en la localidad barcelonesa de Gavá para celebrar el 'Día de la rosa', Sánchez volvió a apelar a la movilización y llamó a 'escoger' en las elecciones generales: "Tenemos que salir a votar. Llegó la hora de la verdad. Tenemos que elegir entre estabilidad o incertidumbre. Entre un gobierno progresista o un gobierno ultraderechista".

En el acto de partido, en el que han participado la presidenta del Congreso, Meritxell Batet; el presidente del Senado, Manuel Cruz; el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y la alcaldesa de Gavà, Raquel Sánchez, y al que han acudido 25.000 personas, Sánchez insistió en que en los comicios del 10 de noviembre también habrá que elegir entre "un país que avanza o uno que retrocede, que es lo que quiere la derecha y sus tres siglas".

Nuevo órdago al independentismo

El jefe del Ejecutivo en funciones también aseguró que si el independentismo catalán "vuelve a quebrar el Estatuto de autonomía", el Gobierno responderá "con serena firmeza para garantizar la convivencia, la integridad territorial y la soberanía nacional" de España. En su discurso, el líder socialista aseguró que defenderá la Constitución, el Estatuto de autonomía catalán, a los jueces y a los fuerzas y cuerpos de seguridad, desde los Mossos a la Policía Nacional y la Guardia Civil, a quienes agradeció su trabajo.

Criticó además con dureza la actitud de la Generalitat y el independentismo ante la detención la semana pasada de varios integrantes de los CDR acusados de terrorismo: "Puede haber muchas opciones políticas, pero cuando hay cualquier indicio de violencia sólo puede haber una posición política y es la condena firme y rotunda de la violencia". "Van dando lecciones de democracia y no condenan la violencia; consejos doy que para mí no tengo", denunció antes de instar a los líderes independentistas a que dejen de "engañar" a los ciudadanos con un proyecto político que saben, y reconocen en privado, que ha naufragado.

Frente a quienes acusan a España de ser una dictadura, Sánchez recalcó  que es un estado social y democrático de derecho en el que no hay presos políticos y que, recordó, va a exhumar los restos del dictador Franco y a acabar con el mausoleo del Valle de los Caídos. El líder del PSOE, que aspira a que el PSC sea la primera fuerza en Cataluña el 10N, dejó claro en que el problema no es el independentismo, sino la convivencia, y ofreció como ya hizo ayer "ley y diálogo", por ese orden, "porque no puede haber diálogo sin ley, ni diálogo para retorcer la ley, que es lo que quiere el independentismo".

También ironizó con los partidos que surgen con cada nueva convocatoria electoral, en referencia, sin citarla, a la decisión de la CUP de presentarse a los comicios del 10N: "Lo único que hacen es ponerse a la cola para presentarse y tener representación en el Congreso de los Diputados de Madrid".

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING