Miércoles, 11.12.2019 - 01:34 h
Preocupa la recesión económica

Caixa, Naturgy, Neguri... Sánchez corteja al 'Ibex catalán y vasco' ante el 10-N

Moncloa se mueve en privado con empresarios vip de Barcelona y Bilbao para frenar las consecuencias de la sentencia del 'procés' y el Brexit.

Sánchez descarta una tasa a la banca tras una entente con Santander, Caixa y BBVA
Sánchez y Redondo miman a empresarios catalanes y vascos ante un otoño caliente / LI

Moncloa ya se está preparando para un otoño de alta tensión y ha decidido echar mano de empresarios de Cataluña y País Vasco para hacer frente de manera conjunta al periodo de incertidumbre que se avecina. La sentencia del 'procés', sumada al Brexit y a la desaceleración económica  han obligado al Gobierno en funciones a cortejar de una forma especial a presidentes y consejeros delegados de dos de los territorios que serán clave durante los próximos meses. Quienes están 'mimando' a estos financieros son directamente el propio Pedro Sánchez y su jefe de gabinete, Iván Redondo.

La cúpula del Gobierno tiene claro que "la legislatura se va a jugar en Cataluña" y por eso han decidido cultivar a los grandes financieros con despacho en Barcelona. Uno de los nombres 'tocado' que citan las fuentes consultadas es el de Francisco Reynés, presidente de Naturgy. Aseguran que la relación del Gobierno con el empresario mallorquín se ha intensificado en este periodo de incertidumbre política. Se le define como uno de los hombres fuertes del 'Ibex catalán'. Entre los interlocutores vip también se cita a los principales ejecutivos de CaixaBank.

Dos son los asuntos que el Gobierno en funciones de Sánchez ha trasladado, esencialmente, a los empresarios catalanes. En primer lugar, Moncloa quiere contar con el 'entorno Naturgy' y el 'entorno Caixa' ante el previsible encontronazo que se avecina en Cataluña por la inminente sentencia del 'procés'. El clima, además, se ha enrarecido por la detención y envío a prisión de siete miembros de los CDR. En dos semanas, por tanto, se espera un seísmo por la decisión de los jueces del Tribunal Supremo y los empresarios son necesarios para intentar frenar la radicalidad de la que ya ha hablado el Govern de Quim Torra.

En segundo lugar, y ya centrándose en el terreno económico, a la energética le preocupa especialmente las consecuencias de las nuevas circulares de regulación en los sectores del gas y la electricidad que aprobó la CNMC. En Moncloa son conscientes de este problema que tendría repercusión directa sobre el negocio de la compañía.

Francisco Reynés, presidente de Naturgy
Francisco Reynés, presidente de Naturgy. / Archivo

Para cerrar el puzle catalán, Moncloa considera también clave a la patronal Foment del Treball. De hecho, fue Josep Sánchez Llibre, su presidente, quien facilitó que el presidente del Gobierno y Quim Torra se reunieran en una cena previa a Pedralbes la pasada Navidad. Ahora está intentando que se produzca un nuevo encuentro. En Moncloa, además, son conscientes de las dos sensibilidades que conviven en el Govern: una más radical, liderada por Torra, y otra más pragmática en la que sitúan al vicepresident Pere Aragonès. No olvidan tampoco la 'operación retorno' de los grandes del Ibex que Sánchez Llibre quiere reactivar en 2020.

La conexión Moncloa-Neguri

Hace unas semanas, Bilbao acogía un encuentro político-empresarial de carácter privado. Nada ha trascendido de la cita. En el centro de la mesa se sentaba Iván Redondo, jefe de gabinete de Sánchez. A su lado, rodeando la tabla, un selecto grupo de empresarios vascos, una parte de ellos con residencia en el Neguri, la selecta zona de Getxo donde se ubican una buena parte de las grandes fortunas regionales. Las fuentes consultadas afirman que en esa reunión se acordó que no se haría pública la lista de asistentes, pero un interlocutor asegura que entre ellos se encontraban primeros espadas vinculados a la banca o a las energéticas.

Redondo contó a estos empresarios, según dos fuentes diferentes, que Sánchez va a ocupar, después de las elecciones del 10 de noviembre, un lugar preeminente en la esfera internacional y que contaba con ellos para esta nueva etapa que saldrá de la próxima cita con las urnas. También habló de esos desafíos que se avecinan para el país, especialmente el catalán, y para la economía. Lo que se buscaba, en definitiva, es la existencia de un 'vasquismo moderado' para encarar este otoño de alta tensión. Por destacar otra variables, en el ambiente político se está empezando a hablar de un posible adelanto electoral en el País Vasco para principios del año que viene (los comicios deberían ser en septiembre), lo que supondría una variable más en la ecuación.

Fotografía Urkullu y Sánchez ancha portada
Sánchez y Urkullu reunidos en La Moncloa / EFE

En Moncloa recuerdan el intento que protagonizó el lehendakari, Íñigo Urkullu, en 2017 cuando, animado por cuatro empresarios catalanes (Emilio Cuatrecasas, Joaquim Coello, Juan José López Burniol y Marian Puig), intentó frenar la declaración unilateral de independencia del 1-O. Hay que recordar que Redondo conserva buenas relaciones con el empresariado vasco de la época en la que trabajó junto al líder autonómico del PP, Antonio Basagoiti, hoy reubicado en Santander en México.

Relación excepcional con CEOE

Con CEOE, los interlocutores de Moncloa son dos: el propio Sánchez Llibre, que a su vez es responsable de las relaciones con los partidos políticos de la patronal, y Antonio Garamendi, a quien el Gobierno está cuidando de una forma especial. Incluso, tal y como contó La Información, el presidente de los empresarios tuvo dos reuniones de carácter reservado con Sánchez en las que el candidato del PSOE le adelantó que las elecciones del 10 de noviembre iban a ser inevitables. 

En esta operación de acercamiento a los agentes económicos, tres son las ministras que, de forma paralela, mantienen contacto con otros actores: Nadia Calviño, Magdalena Valerio y María Jesús Montero completan el equipo interlocutor. Hay que citar también a Manuel de la Rocha, mano derecha de Sánchez en Moncloa como director general del Departamento de Asuntos Económicos y el nexo de unión con los principales fondos de inversión internacionales, tal y como ha quedado demostrado esta semana en el viaje del presidente en funciones a Nueva York.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING