Viernes, 22.03.2019 - 20:36 h
Para su exhumación

Sánchez sobre Franco: "Hemos esperado 40 años, podemos hacerlo un poco más"

Después de convertir la exhumación del cuerpo del dictador del Valle de los Caídos en una de sus prioridades, el presidente cambia el discurso.

Sánchez
El presidente del Gobierno durante su comparecencia en La Moncloa / EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido tiempo para llevar a cabo la exhumación de Francisco Franco del Valle de los Caídos. A pesar de que durante las últimas semanas lo había convertido en una de las prioridades de su Ejecutivo y llegó a asegurar que se iba a hacer "inmediatamente", ahora cambia el paso y avanza que habrá que esperar.

"Si hemos esperado 40 años, podemos esperar unas semanas más", ha indicado Sánchez a preguntas de los periodistas congregados este viernes en La Moncloa, donde el presidente ha hecho un repaso de sus primeros meses de gobierno. Así, cambia el paso y pide cautela después de que se hubieran disparado las expectativas de que la exhumación iba a ser inminente.

"El Gobierno ha dado su palabra y cumplirá, pero habrá que esperar un poco más", ha asegurado Sánchez, quien sigue firme en su intención de sacar el cuerpo de Franco del Valle y reconvertir este monumento histórico que sigue despertando tanta polémica.

Cabe destacar que la exhumación no es sencilla, ya que la basílica, al ser un lugar de culto, tal y como recoge la Ley de la Memoria Histórica, es inviolable. Además, debería ser aprobado por la Iglesia y el abad del templo ya ha expresado su negativa. Igualmente, el Parlamento debería aprobarlo, algo que también podría ser complicado por los pocos apoyos con los que cuenta el PSOE.

Rechazo de los Franco

No solo el abad del Valle de los Caídos se opone a que saquen el cuerpo del templo. Su familia también lo hace. Los siete nietos del dictador ya han hecho llegar por conducto notarial al abad su expreso rechazo a la exhumación de los restos de su abuelo, en un escrito en el que también avisan de su negativa a hacerse cargo de ellos.

Desde la Fundación Francisco Franco, por su parte, se entiende que el lugar donde está ubicada la tumba del dictador, entre el altar mayor y el coro, es parte de la basílica, y ésta, según los acuerdos de 1979 entre la Iglesia y el Estado, "es inviolable". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios