Viernes, 21.02.2020 - 14:13 h
Moncloa quiere aprobar el impuesto

Máxima presión para Sánchez por la 'tasa Google': Macron y Trudeau pliegan velas

El presidente del Gobierno se reúne en Davos con varios gigantes tecnológicos en plena polémica por la reforma fiscal que rechaza Estados Unidos.

Pedro Sánchez en Davos
Máxima presión para Sánchez por la 'tasa Google': Macron y Trudeau plegan velas / EFE

Pedro Sánchez acaba de aterrizar en Davos con una fuerte presión sobre sus espaldas. Proviene de las grandes empresas tecnológicas, como Apple, Google o Amazon, entre otras; de la administración estadounidense de Donald Trump; y de gobiernos considerados aliados para Moncloa pero que están girando sus posiciones. Todo ello a costa del polémico impuesto tecnológico, la conocida comúnmente como 'tasa Google'. Se trata de una nueva figura fiscal que el Gobierno de coalición quiere imponer aunque ahora se está encontrando con serias dificultades en las economías del entorno internacional.

La fotografía en este momento es la siguiente: España quiere fijarse en el impuesto que aprobó Francia para, en líneas generales, trasladarlo a nuestro país. Pero el Gobierno de Emmanuel Macron acaba de modificar su estrategia. Si hubiera acuerdo en el marco de la OCDE, un pacto global que no acaba de llegar, se suspenderá la tasa. La Administración de Estados Unidos había amenazado de imponer aranceles comerciales a los productos franceses, una advertencia que también había llegado a Moncloa. En conclusión: la 'tasa Google' francesa podría caer en el dique seco en cuestión de meses.

Pero París no es el único Ejecutivo que ha rectificado en las últimas horas. Lo mismo ha hecho Canadá. El Gobierno de Justin Trudeau ha acordado paralizar su promesa electoral de aprobar la tasa 'tech' a la francesa, es decir, haya o no acuerdo en el marco de la OCDE. Así lo explicó el ministro de Patrimonio Steven Guilbeault en declaraciones a Politico. Ahora su hoja de ruta es otra. "Respeto mucho lo que está haciendo Francia, han decidido adoptar un enfoque, el nuestro será diferente", dijo Guilbeault. "Entendemos que, aunque esta es una dirección que queremos tomar, es un tema más complejo: hemos visto lo que está sucediendo en Francia y Estados Unidos en este frente". Y han rectificado.

La polémica no acaba aquí. Estados Unidos acaba de amenazar también a Italia y Gran Bretaña con endurecer los aranceles a sus productos si aprueban una tasa tecnológica de forma unilateral. Así lo ha advertido el secretario del Tesoro de Trump, Steven Mnuchin en una entrevista en The Wall Street Journal desde Davos. El Gobierno italiano activo el impuesto el pasado 1 de enero y Londres quiere hacerlo a partir de abril.

España tiene previsto implentar la 'tasa tech'

Sánchez, por su parte, transmite que su intención es aprobar la 'tasa Google' en España sí o sí. Y, además, de forma inminente, incluso antes de que acabe este año. Esta pactado con Unidas Podemos en el acuerdo de Gobierno y la intención es hacerlo realidad. El impuesto será una realidad independientemente de si hay acuerdo en el seno de la OCDE o se vuelven a postergar las negociaciones, afirman desde el Gobierno.

El Ministerio de Hacienda, de hecho, tiene prácticamente diseñada la infraestructura de la 'tasa Google' y calculado su impacto: aumentaría la recaudación en 1.200 millones. El 23 de octubre de 2018 sometió a consulta pública el anteproyecto de ley para aprobar dicho impuesto. En él se contemplaba un tipo impositivo del 3% sobre los servicios digitales que tuvieran una facturación mundial superior a 750 millones y cuyos ingresos en España fueran mayores a los tres millones de euros. El decreto definía tres hechos imponibles: la publicidad dirigida a usuarios de una plataforma digital (página web, software, red social); las plataformas que ponen en contacto a empresas y clientes (es el caso de Amazon) y la venta o cesión de datos. Pero la medida fiscal cayó en sacó roto por la convocatoria anticipada de elecciones.

Apple, Google y Amazon piden 'audiencia' con Sánchez

La principal contestación a la 'tasa Google' vuelve a producirse desde las grandes multinacionales tecnológicas que se verán afectadas por esta medida. Ya movieron sus hilos ante la Directora General de Tributos hace algo más de un año y ahora dirigen sus miradas hacia el propio presidente. Fuentes gubernamentales detallan que hace unos días recibieron la solicitud de tres de ellas (Apple, Google y Amazon) para reunirse en privado con Sánchez en el Foro de Davos. Y Moncloa ha aceptado las tres citas a puerta cerrada que se celebrarán este miércoles en la localidad suiza. 

Sánchez, de esta forma, mantendrá tres encuentros bilaterales con Tim Cook (CEO de Apple), Andy Jassy (consejero delegado de Amazon Web Services) y Matt Brittin (responsable de Google para Europa, Medio Oriente y África). El presidente, según fuentes de su equipo, transmitirá a estos directivos sus planes para abordar la transformación digital que va a acometer el Gobierno en los próximos años y les tenderá la mano para colaborar. Hay que recordar que Cook y Brittin ya fueron recibidos por el jefe del Ejecutivo en Moncloa antes de que decidiera eliminar de su hoja de ruta este impuesto 'tech' antes del adelanto de las elecciones.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING