Domingo, 15.12.2019 - 06:19 h
Negociarán el traspaso de 37 competencias

Sánchez y Urkullu estudiarán acercar a los presos pero no fijan un calendario

El presidente del Gobierno se ha comprometido a conformar un grupo de trabajo para "la normalización" de la política penitenciaria.

Pedro Sánchez recibe al lehendakari, Íñigo Urkullu, en Moncloa
Pedro Sánchez con Íñigo Urkullu en Moncloa / EFE

Pedro Sánchez ha iniciado la ronda de encuentros con los líderes autonómicos. La reunión entre el presidente del Gobierno y el lehendakari, Íñigo Urkullu, en el Palacio de la Moncloa ha finalizado a las 13:50 de la tarde tras casi dos horas de charla, en la que han pactado crear grupos de trabajo para estudiar el acercamiento de presos de ETA a cárceles del País Vasco y analizar y negociar el traspaso de 37 competencias pendientes.

En rueda de prensa, Urkullu ha informado de que también han acordado una reunión de los equipos jurídicos de cada gobierno para ver cómo se pueden encauzar algunos recursos pendientes de resolver ante el Tribunal Constitucional planteados por el Ejecutivo central contra leyes vascas.

Según Urkullu, no se ha fijado aún calendario alguno para proceder al acercamiento de presos de ETA. La única reunión que se ha programado es un encuentro en julio para abordar el traspaso de la gestión de dos líneas de ferrocarril, la que une Bilbao con Basauri y Alonsotegui-Barakaldo, cuyos trámites ya inició el Ejecutivo anterior de Mariano Rajoy en cumplimiento de una sentencia del TC.

En rueda de prensa, tras reunirse con Pedro Sánchez, en La Moncloa, Urkullu también ha informado de que se conformará otro grupo de trabajo para "la normalización" de la política penitenciaria y el acercamiento de presos etarras a las cárceles vascas si bien no se ha fijado un calendario ni un horizonte para la modificación del sistema.

En definitiva, los dos presidentes han acordado crear dos comisiones bilaterales, la primera para abordar las transferencias pendientes y la segunda para abordar una "nueva política que supere las medidas de excepcionalidad" y evite el desarraigo social de las personas penadas "y facilite su reinserción". Respecto a este último asunto, Urkullu ha dicho entender "las razones de cautela" del presidente, por lo que le ha asegurado que las iniciativas que se desarrollen serán en el ámbito "de memoria, reconocimiento y reparación a las víctimas".

"Creo que es momento de avanzar en la convivencia normalizada", ha precisado Urkullu, que ha garantizado a Sánchez el "respaldo mayoritario" de las instituciones y de la sociedad vasca a las decisiones que se pueda adoptar en esta línea.

Y ha explicado que habían acordado mantener "una relación directa en materia de convivencia". En la reunión "cordial y positiva", según el lehendakari, también se ha abordado la necesidad de hacer una reflexión sobre el actual modelo de Estado desde la asunción de "una realidad plurinacional y la existencia de hechos diferenciales que demandan un tratamiento propio y singular".

"No hemos hablado de ruptura sino de convivencia desde el respeto mutuo", ha subrayado. Además, Urkullu ha planteado a Sánchez explorar la vía de una "convención constitucional" que permita interpretar el espíritu originario del pacto que supuso la Constitución. "Esto supone apostar por un constitucionalismo útil al servicio de resolver los problemas y no enconarlos", ha dicho.

En el corto plazo, Urkullu ha informado de que se abordarán los dos traspasos de ferrocarriles que dan cumplimiento a una sentencia firme del Tribunal Constitucional. Y ha anunciado que se convocará la Comisión Mixta de Transferencias el próximo mes de julio para materializar estos traspasos de las líneas Bilbao-Basauri y Alonsotegi-Barakaldo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING