Martes, 25.02.2020 - 08:02 h
Dos destinos ya conocidos

Sánchez diseña sus vacaciones en Doñana y Lanzarote... con la investidura en el aire

El bloqueo político dificulta que Moncloa haya decidido a estas alturas dónde descansará el presidente del Gobierno durante unos días en agosto.

Sánche diseña unas vacaciones de Navidad en Doñana y Lanzarote
Sánchez diseña sus vacaciones en Doñana y Lanzarote... con la investidura en el aire. / LI

El bloqueo político y la investidura fallida que, si no se produce un cambio de posturas 'in extremis', va a protagonizar Pedro Sánchez el próximo 16 o 23 de julio está alterando muchos aspectos: el Gobierno sigue en funciones, el Congreso no puede echar a andar, los empresarios tienen cada vez más inquietud... y el presidente del Gobierno todavía no tiene aún totalmente decidido dónde pasar unos días de descanso durante el mes de agosto. Todo es incertidumbre.

Es habitual que los servicios de Protocolo de Moncloa tengan ultimado a estas alturas de año dónde se marchará durante las dos primeras semanas del mes de agosto el presidente del Gobierno y su familia. Ha ocurrido en los últimos años con José Luis Rodríguez Zapatero, que pasó algunas vacaciones en residencias oficiales propiedad de Patrimonio Nacional, o con Mariano Rajoy, a quien le gustaba su Galicia natal y donde solía alquilar una casa rural, en Ribadumia. Es necesario disponer de un dispositivo especial y preparar todo lo que rodea a la caravana presidencial para garantizar la seguridad del jefe del Ejecutivo y su familia.

Pero este año aún no hay nada decidido. Tan solo ideas y planes iniciales. Así, Sánchez está pensando en pasar unos días en Doñana y otros en Lanzarote. Es decir, en el Palacio de las Marimillas y en 'La Mareta'. O únicamente en uno de las dos viviendas oficiales. Todo está en el aire. Ambas residencias ya las conoce el presidente en funciones, su mujer y sus hijas ya que el pasado verano estuvieron en el complejo gaditano y para final de año escogieron el de Canarias.

Las fuentes consultadas indican que al líder del PSOE le gustaron especialmente las playas de Doñana. Son enclaves privilegiados, alejados de las poblaciones cercanas y que garantiza la tranquilidad. La playa está abierta al público pero un curioso tiene que recorrer más de 15 kilómetros para llegar. Por allí Zapatero se fotografió corriendo, una imagen que no estuvo exenta de polémica porque no se apreciaban sus huellas en la arena. 

Zapatero corriendo por las playas de Doñana
Zapatero corriendo por las playas de Doñana. / LI

'La Mareta' tiene alguna dificultad más. Esta situada también en una zona exclusiva de Lanzarote. Pintada en un blanco inmaculado, la residencia tiene una vivienda principal con unas privilegiadas vistas al mar. El problema: que no tiene playa directa al agua y que para acudir a bañarse hay que recorrer un camino entre rocas.

Quienes han visitado la misma presumen de los espectaculares atardeceres que se pueden contemplar desde la terraza que el presidente y su familia han utilizado. El interior de la misma también se encuentra decorado con tonalidades blancas: sofás, mesas, camas, cortinas... Todo con grandes ventanales que conceden a la casa-palacio un aspecto de gran luminosidad. Estos detalles se pueden comprobar en las imágenes que publicó La Información el pasado mes de enero.

Así es 'La Mareta', el lugar donde Sánchez remató los PGE
Así es 'La Mareta', el lugar donde Sánchez ya remató los Presupuestos / La Información

Fuentes de Moncloa aseguran que a día de hoy "no hay nada decidido" sobre las vacaciones del presidente. Todo depende, en efecto, de la investidura. Pero el ambiente general en el Gobierno en funciones y en el PSOE es de pesimismo y no confían en movimientos radicales en las próximas semanas. Lo normal, indican, es que Sánchez y su familia pueda descansar algunos días durante el mes de agosto.

Hay que recordar que tras las segundas elecciones de 2016 Rajoy disfrutó de unos días de vacaciones a pesar de encontrarse en funciones. Eran días de bloqueo político y el presidente convocó reuniones del Consejo de Ministros durante tres viernes del mes de agosto. Solo dejó a su equipo uno libre, de forma que pudo desplazarse a Pontevedra durante casi dos semanas para desconectar de La Moncloa.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING