Miércoles, 20.02.2019 - 23:44 h
Pérdidas de 2,6 millones desde 2014

Sánchez regala 340.000€ al Valle de los Caídos mientras quiere exhumar a Franco

El Gobierno mantiene en los Presupuestos de 2019 esta partida anual a la Fundación. Será el único monumento de Patrimonio Nacional con subvención.

Basílica del Valle de los Caídos
Sánchez regala 340.000 euros al Valle de los Caídos a la vez que exhuma a Franco / EP

El Gobierno de Pedro Sánchez ha previsto en los Presupuestos Generales del Estado de 2019 una subvención de 340.000 euros al Valle de los Caídos, según ha podido confirmar La Información. En concreto, la partida irá destinada directamente a la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, creada en 1957 -justo cuando finalizó la construcción del complejo- y que se encuentra administrada por Patrimonio Nacional. Se trata de una transferencia histórica, que se viene realizándose en los últimos treinta y cinco años y que el actual Ejecutivo socialista no ha podido retirar de su ley económica estrella. Será, por tanto, un pago directo al complejo donde se encuentra enterrado Francisco Franco, cuyos restos que Moncloa quiere exhumar este mismo año.

La subvención al Valle de los Caídos aparece incluida en la Sección 25 de los PGE, la correspondiente al Ministerio de Presidencia. En el programa 337A relativo a la administración del Patrimonio Histórico-Nacional se encuentran todas las partidas económicas que recibe Patrimonio Nacional. En concreto, en la 481, se puede leer que la "subvención a los Reales Patronatos y Fundaciones (párrafo 2 del Artículo 2 de la Ley 23/82 del Patrimonio Nacional)" asciende a esos 340.000 euros. Fuentes del Gobierno confirman que esa cantidad irá destinada directamente al polémico recinto que el Gobierno de Sánchez busca convertir en un cementerio civil y donde en su día habló de levantar un "museo de la memoria".

Subvención al Valle de los Caídos incluida en los PGE

La subvención al Valle de los Caídos -que lleva perdidos 2,6 millones desde 2014- es la única destinada a Patrimonio que ha mantenido el Gobierno en los PGE. Existe una notable diferencia económica en concepto de subvenciones a los Reales Patronatos y Fundaciones en comparación a la Ley de Presupuestos Generales de 2018. El año pasado, efectivamente, el Gobierno de Rajoy destinó 1.535.000 de euros a dicha partida. ¿Por qué tanto desfase? Las fuentes consultadas explican que, a partir de este año 2019, han desaparecido de ese apartado de los PGE todas las subvenciones a los Reales Patronatos y que, efectivamente, solo se mantienen los 340.000 euros que recibe año tras año la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos.

Subvención al Valle de los Caídos en los PGE de 2018

Por qué Sánchez no ha podido eliminar la subvención

El Gobierno ha intentado hacer desaparecer de los PGE de 2019 la subvención de 340.000 euros al Valle de los Caídos, según detalla un responsable de Memoria Histórica del PSOE, pero no ha sido posible. Fuentes del Ejecutivo lamentan, por tanto, que no se haya podido eliminar de las cuentas públicas este 'regalo económico' que va a percibir la abadía de monjes benedictinos a orillas de El Escorial. El motivo es puramente legal.

La ley es clara al respecto. La disposición final tercera de la Ley 23/1982 reguladora del Patrimonio Nacional contempla que es el consejo de administración de Patrimonio Nacional quien ejerce desde ese año 82 el patronato y representación de la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos. Esa normativa recoge, además, que se trata una representación provisional y que terminaría cuando se adapte el régimen jurídico de la Fundación, una organización que continúa rigiéndose por leyes de la dictadura: un decreto ley de 1957, un convenio con los benedictinos de 1958 y dos reglamentos de 1959. El Gobierno, por tanto, debería haber modificado dicha legislación del 82 para poder ahorrarse los 340.000 euros que recibirá el Valle de los Caídos del presupuesto de Patrimonio.

Por qué han desaparecido casi todas las subvenciones

Exceptuando esta subvención que recibirá la Fundación del Valle de los Caídos, el Gobierno ha eliminado de los Presupuestos todos los pagos directos a los Reales Patronatos. Ni el Palacio Real ni El Pardo ni Aranjuez ni El Escorial ni tampoco La Granja de San Ildefonso. Ningún palacio real recibirá subvención alguna si salen adelante las cuentas públicas de este año. El porqué lo explica el Ministerio de Hacienda en su proyecto de ley de PGE: el informe del Tribunal de Cuentas del ejercicio 2013 consideraba que Patrimonio Nacional debía acabar con estas subvenciones "para evitar la confusión de la gestión económica y de la contabilidad de los Reales Patronatos".

Así, el organismo fiscalizador solicitaba que, "en tanto no se aclare el régimen jurídico de entidades tan singulares", se lleve a cabo "una gestión y contabilidad independientes". Es decir, que cada Real Patronato cuente con un programa presupuestario específico. Hacienda ha cumplido y en los PGE de 2019 se crea, por tanto, el programa presupuestario 337D bajo la denominación "administración de los Reales Patronatos", poniendo fin a las criticadas subvenciones, salvo una.

Con posterioridad a la publicación de esta información, fuentes de Patrimonio Nacional explican que "se ha creado un nuevo programa presupuestario de gasto, el 337D, con la denominación 'Administración de los Reales Patronatos'". Así, el apartado de gastos se desdobla ahora en dos programas presupuestarios y la partida destinadas a los Reales Patronatos se consigna en ese nuevo programa presupuestario ideado siguiendo las recomendaciones del Tribunal de Cuentas. Su cuantía asciende a 996.800 euros.

Problemas con la subvención de 2018

Los 340.000 euros de subvención presupuestaria van a parar a la Fundación que, a su vez, transfiere la misma a la Abadía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos. Para efectuar dicha transferencia, la Abadía debe presentar a la fundación un informe presupuestario detallando los ingresos y gastos obtenidos el año anterior a través de la gestión de la abadía, la hospedería y la escolanía del recinto. Una vez elevado ese documento los monjes ingresan esta subvención.

Pero la transferencia del año pasado está sufriendo retrasos, según confirman fuentes de Patrimonio. Aunque restan importancia a lo sucedido, explican que el informe presupuestario de 2018 todavía no ha sido presentado por la abadía. Por ello, la Fundación retiene a día de hoy esos 340.000 euros que se contemplaban en los Presupuestos de 2018. Cuando los monjes entreguen el documento el consejo de administración de Patrimonio Nacional procederá a efectuar la citada transferencia, añaden. Mientras, la Fundación seguirá asumiendo el pago de diversos suministros de la abadía, como los recibos de luz y agua.

Ahora en Portada 

Comentarios