El presidente reaparece

Sánchez 'vende' el progreso que España llevó a Afganistán pese al caos de Kabul

El presidente del Gobierno reaparece tras sus vacaciones, acompañado de los líderes de la UE, para visitar el campamento de acogida de afganos instalado en la base militar de Torrejón de Ardoz.

Sánchez reaparece con los líderes de la UE para prometer
Sánchez reaparece con los líderes de la UE para prometer
EFE

El presidente del Gobierno reaparece tras sus vacaciones, acompañado de los líderes de la UE, para visitar el campamento de acogida de afganos instalado en la base militar de Torrejón de Ardoz (Madrid). En su primera declaración sobre la crisis en Afganistán, seis días después de que los talibán se hicieran con el control de Kabul, Pedro Sánchez ha ha reivindicado que la presencia española "los últimos 20 años en Afganistán no han sido en balde" y destacado el progreso que España llevó a Afganistán durante las dos décadas en las que estuvo presente en el país. "Afganistán no es un país ajeno a España. Hemos permanecido 20 años allí y hemos logrado garantizar cierta estabilidad", ha añadido, para prometer que "España siempre estará comprometida con la defensa de los Derechos Humanos, de las libertades y con Afganistán". 

Durante su intervención, Sánchez ha destacado que la presencia española en la provincia de Badghis y ha subrayado que las infraestructuras desarrolladas han ayudado a "sembrar" una "cierta estabilidad". "En estos 15 años, gracias al esfuerzo de todos, hemos sembrado y esperamos que en un futuro esa siembra germine en una mayor prosperidad, seguridad y libertad del pueblo afgano", ha resaltado. El presidente también ha defendido el papel de la Unión Europea en esta crisis -"Europa ha respondido", ha asegurado-, así como el de su Gobierno, que "desde el primer segundo ha estado pendiente", tras las críticas recibidas por parte de la oposición. "Estamos viendo una auténtica tragedia en Afganistán (...) El ejemplo de unidad que está dando España es con lo que me quedo. Es un ejercicio de responsabilidad internacional", ha señalado.

Sánchez ha estado arropado en su visita a Torrejón por los líderes de la Unión Europea: la presidenta de la Comisión, Ursula Von der Leyen -que ha advertido a los talibán que no habrá ayuda al desarrollo si hay represión y violencia contra las mujeres- el del Consejo Europeo, Charles Michel, y el alto representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell. Von der Leyen, ha indicado que existen ahora "contactos operativos" con los talibán para facilitar las evacuaciones de Kabul, ahora mismo bajo control insurgente, pero se ha negado a reconocerles y les ha avisado de que cualquier fondo de la UE estará supeditado a su respeto a los Derechos Humanos.

El jefe del Ejecutivo se reincorporó este viernes a la actividad en el Palacio de la Moncloa después de pasar unos días de vacaciones en Lanzarote. La oposición le ha vuelto a reprochar que no haya dado la cara, a pesar de la gravedad del asunto, y que sólo se haya pronunciado a través de tuits. El PP ha acusado hoy a Sánchez de ocultar su "desgobierno (...) con una foto con Europa".

Sánchez durante la visita a la base de Torrejón
Sánchez durante la visita a la base de Torrejón
EFE

Los mandatarios han podido visitar un dispositivo que se articula en torno a un circuito protocolizado para las familias: espacio de identificación, realización de pruebas de antígenos y circuitos de derivación en casos de positivo por Covid -aunque por el momento todos han sido negativos-, información sobre procedimiento de asilo y atención sanitaria. El campamento, con capacidad para 1.000 personas y que cuenta con espacios de juegos y esparcimiento para los menores y de recuperación y descanso para las familias, es la principal puerta de entrada de los afganos que están siendo repatriados en avión desde Kabul. En el caso de los que cooperaron con la UE, se van a distribuir posteriormente entre los países comunitarios en función de los cupos acordados. 

Un tercer avión procedente de Kabul y con 110 colaboradores afganos y sus familias aterrizará este sábado por la tarde en la base aérea madrileña, según han informado fuentes del Ministerio de Defensa. La aeronave ha seguido la misma ruta que los otros dos aviones con personal evacuado de Afganistán y ha aterrizado en las últimas horas en Dubái procedente del aeropuerto de Kabul. De ahí el avión partirá hacia Torrejón, a donde se espera que llegue a este sábado por la tarde. Hasta el momento, a la base madrileña han llegado cuatro aviones con evacuados afganos, dos de las Fuerzas Armadas españolas, con 48 y 110 afganos a bordo, respectivamente, y otros dos operados por otros países europeos, uno procedente de Francia con 38 afganos y otro de Italia, con otra treintena de personas.

Mientras, la situación en el aeropuerto de Kabul sigue siendo desesperada.  Miles de personas han intentado protagonizar esta mañana una nueva entrada en el aeródromo del que parten los vuelos internacionales, asustadas por los disparos que se están escuchando de manera constante en los alrededores de la instalación. Según testigos de la agencia DPA, los afganos acaban de conocer que la puerta norte del aeropuerto permanecerá cerrada durante los dos próximos días. Un segundo testigo ha descrito que personas de todos los ámbitos de la vida todavía se encontraban fuera del aeropuerto: actores, personalidades de la televisión, jóvenes, mujeres con bebés recién nacidos o personas en sillas de ruedas, entre muchos otros.

Mostrar comentarios