Martes, 10.12.2019 - 15:27 h
Ultimátum a Maduro

España reconocerá a Guaidó en 8 días si no hay elecciones que acaben con la crisis

En una comparecencia oficial en Moncloa afirma que debe liderar la transición al ostentar la máxima representación de la Asamblea Nacional venezolana.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras la rueda de prensa ofrecida este sábado en el Palacio de la Moncloa  (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras la rueda de prensa  (EFE)

Pedro Sánchez reconocerá a Juan Guaidó como presidente de Venezuela en ocho días "si no se celebran unas elecciones libres, transparentes y democráticas" . La noticia que acaba de hacer pública el presidente del Gobierno busca recuperar una estabilidad social y económica para un país donde empresas españolas como Repsol, Telefónica o BBVA son algunos de los 'blue chips' a los que más puede influir .

Asegura que "España tiene responsabilidades con Venezuela por nuestros lazos históricos y afectivos donde residen muchos españoels y cuyo bienestar representará la máxima prioridad para el gobierno".  España es el segundo mayor inversor en el país, aunque en los últimos años, básicamente, no ha invertido nuevas sumas. Según la Secretaría de Estado de Comercio, las inversiones españolas en ese país ascendían, según datos de 2015, a más de 21.300 millones de euros.

"No buscamos poner o quitar gobiernos en Venezuela, queremos democracia y elecciones libres y transparentes en Venezuela", ha dicho tras explicar que "Venezuela vive desde hace muchos años una gravísima crisis económica, política y social" y ha destacado que "en todo momento España ha liderado la posición de la UE" respecto a ese país. Así, minutos después de su comparecencia, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha enviado las mismas palabras de un ultimátum, que desde dentro del Ibex esperaban empresas como Repsol, la compañía con mayor exposición en el país, que cifró en 796 millones al cierre de los primeros nueve meses de 2018. 

La petrolera mantiene su presencia en el país pese a las dificultades económicas. Telefónica es otra de las firmas que puede estar más pendiente de Venezuela, aunque su presencia allí es significativamente menor a la que tiene en otros mercados latinoamericanos. En el terreno financiero, las miradas sobre qué pasará en ese mercado las concentran sobre todo BBVA y Mapfre.

A juicio de Sánchez, España ha trabajado desde el pasado miércoles con "cautela, responsabilidad y firmeza" en la conformación de una posición europea común favorable a la democracia y la libertad en Venezuela, una postura "coherente" con la relación especial entre ambos países. Ha recordado que esa posición común tomó cuerpo en una declaración conocida hace tres días en la que se reconocía la legitimidad de la Asamblea Nacional venezolana, y que a él mismo varios presidentes latinoamericanos que ya han reconocido a Guaidó le pidieron trabajar "activamente" en la conformación de esa posición común durante la reunión del Foro de Davos (Suiza).

Sánchez ya trasladó a Guaidó el jueves, por medio de una llamada telefónica realizada en un receso en el foro, el "coraje" que está demostrando como presidente de la Asamblea Nacional. El pasado miércoles 23 de enero Juan Guaidó se declaró a sí mismo presidente de Venezuela al considerar ilegítimo el nuevo mandato de seis años asumido por Nicolás Maduro el 10 de enero y ser él la siguiente autoridad constitucional del país. Guaidó ha sido reconocido por Estados Unidos, Colombia y Brasil, entre otros países.

Este viernes, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, aseguró que el Gobierno ha propuesto a sus socios de la UE que exija al "régimen" venezolano la convocatoria de elecciones con un "plazo temporal" y que, si no lo cumple, se plantee otras medidas como "el reconocimiento del presidente interino, para que sea la Asamblea quien convoque las elecciones".

Nicolás Maduro respondió a la exigencia formulada Borrell diciendo que lo que debe hacer España es convocar elecciones ya que Pedro Sánchez no fue elegido en las urnas, y acusó al presidente del Gobierno de repetir el guión de José María Aznar e incluso situarse a la derecha.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING