Viernes, 26.04.2019 - 18:35 h
En función del impacto clínico

Sanidad avisa a la industria farmacéutica: habrá más multas por desabastecimiento

Hay 274 fármacos registran problemas de suministro en las farmacias, lo que afecta a 488 presentaciones de 31.495 autorizadas, el 1,5 %,

La nueva ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo. (EFE)
Sanidad avisa a la industria farmacéutica: habrá más multas por desabastecimiento. / Efe 

El Ministerio de Sanidad ha decidido impulsar medidas para evitar el desabastecimiento de fármacos que ya afecta a casi medio millar de productos y revisar la política sancionadora en función del impacto clínico y la gravedad del problema de suministro originado. Las propuestas forman parte del borrador del Plan de Garantías de abastecimiento de medicamentos, que el departamento que dirige la María Luisa Carcedo ha trasladado a las comunidades, profesionales sanitarios, pacientes, distribuidores e industria farmacéutica en un encuentro presidido por la directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), María Jesús Lamas.

Se trata de poner "todos los recursos disponibles, incluso sancionadores, para evitar" que esas situaciones de desabastecimiento se produzcan, explicó Carcedo. Actualmente, 274 fármacos registran problemas de suministro en las farmacias, lo que afecta a 488 presentaciones de un total de las 31.495 autorizadas (el 1,5 %), si bien "no existe ninguna enfermedad que no pueda ser tratada, que no disponga de un recurso terapéutico", dijo.

A los pacientes afectados por el desabastecimiento, la ministra les aconsejó que acudan a su médico "para que busque una solución terapéutica alternativa" y puntualizó que la falta de suministro apenas afecta a uno de cada cien fármacos. El objeto del plan, según Carcedo, es prevenir el desabastecimiento mediante un sistema de detección precoz para poder poner en marcha mecanismos de gestión eficaces y de información. "Vamos a explorar todas las posibilidades de actuación para evitar esas situaciones", recalcó Carcedo.

El plan establece, además, medidas para minimizar el impacto del Brexit, de acuerdo con la Comisión Europea y según el acuerdo final que se alcance. También se ha fijado el objetivo de informar de los problemas de suministro para satisfacer, en la medida de lo posible, las expectativas de pacientes y profesionales sanitarios proporcionándoles información de máxima utilidad de la forma más ágil. Para ello, se propone un servicio de comunicación activa, permanentemente actualizada y accesible en la página web de la Aemps e integrar los datos con los sistemas de información de los profesionales sanitarios para que esté disponible en sus aplicaciones, tanto para la dispensación como para la prescripción.

Afecta a los más demandados

El desabastecimiento de medicamentos, algunos de ellos de los más demandados, forma ya parte del día a día de la 22.000 farmacias que hay en España y obliga a miles de pacientes a recorrer varias oficinas en busca de su medicación o una alternativa. Tras la falta de suministro hay numerosos factores, desde la acaparación del Reino Unido de cara a un Brexit duro a los precios baratos de los fármacos en España, que provoca que muchos laboratorios vendan en los mercados que pagan más. Pero una huelga, un problema técnico o la escasez de una materia esencial pueden provocar un largo periodo de estantes vacíos en la farmacias.

El secretario general de la patronal de las empresas de farmacia (Fefe), Carlos Gallinal, aseguraba recientemente a La Información que la actual situación de desabastecimiento se produce, en determinadas ocasiones, cuando los negocios de farmacia con un potencial de compra mayor se saltan la vía de las cooperativas y acuden a comprar directamente a los laboratorios, una circunstancia que complica el suministro a las oficinas de viabilidad económica comprometida y a las que tienen menor tamaño.

El responsable de la patronal admitía que otra de las causas del ineficiente suministro tiene que ver con el acaparamiento desde el Reino Unido. "Ante los problemas arancelarios que puede puede provocar un Brexit duro, algunas grandes cadenas británicas de farmacia, como Boots -con 2.500 establecimientos, casi 59.000 trabajadores y con un gran potencial de compra-, han decidido hacer acopio de determinados fármacos. Desde el punto de vista empresarial es una opción correcta, pero desde el ético desde luego no", aseguró.

Ahora en Portada 

Comentarios