Miércoles, 24.04.2019 - 05:03 h
Falta medio millar de medicamentos

Sanidad minimiza el desabastecimiento de fármacos: "Solamente afecta al 1%"

Carcedo asegura que no van autorizar aumentos de precios como el del Fortasec. Culpa a los problemas de producción de la falta de suministro.

La nueva ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo. (EFE)
Carcedo no consentirá aumentos de precios, como el del Fortasec. / EFE

La ministra de Sanidad y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, ha querido quitar importancia al desabastecimiento de medicamentos, que afecta a más de medio millar, muchos de gran demanda, como el Adiro, el Nolotil o el Dalsy, asegurando que los productos que en este momento no están en las farmacias apenas suponen el 1% y que ningún español se debe preocupar porque siempre hay uno alternativo para tratar cualquier enfermedad de los pacientes.

Durante la rueda de prensa posterior el Consejo de Ministros, Carcedo dio cuenta de la reunión en la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (Aemps) entre los responsables del Ministerio de Sanidad y de las comunidades autónomas con el objetivo de abordar el desabastecimiento -generalizado en todos los países-, que ha obligado incluso a España a importar determinados fármacos para poder garantizar el suministro.

La ministra aseguró que los pasos a seguir son, primero, prevenir la situación y, a partir de ahí, asegurar la detección temprana de la falta de suministro para poner en marcha mecanismos de gestión para adoptar medidas que den respuesta a la falta puntual de medicamentos. Por último, se comprometió a facilitar toda la información para evitar el temor de los ciudadanos a quedarse sin los medicamentos con los que están tratando sus enfermedades.

"Estamos hablando de una carencia de determinadas marcas en las farmacias que suponen menos del 1% y si se incluyen medicamentos retirados el 1,5%", aseguró la ministra, que admitió "que hay determinadas marcas que pueden faltar en el acceso al medicamento pero hay que saber que no existe ninguna enfermedad que no pueda ser tratada. En caso de desabastecimiento de una sustancia, recomendamos ir al médico que le trate para que busque una solución alternativa".

Reconoció que desde su departamento han estudiado todas las posibilidades para evitar que se produzcan los desabastecimientos y que cerca de la mitad se deben a problemas de producción. En referencia al aumento de los precios, aseguró que los medicamentos que se sacan de la financiación pública pueden aumentar su precio y "sufren a veces incrementos injustificados". En el caso concreto del Fortasec, admitió que el aumento de precio es desproporcionado y "no se va a autorizar".

El desabastecimiento afecta a productos demandados

El desabastecimiento de medicamentos, algunos de ellos de los más demandados, forma ya parte del día a día de la 22.000 farmacias que hay en España y obliga a miles de pacientes a recorrer varias oficinas en busca de su medicación o una alternativa. Tras la falta de suministro hay numerosos factores, desde la acumulación del Reino Unido de cara a un Brexit duro a los precios baratos de los fármacos en España, que provoca que muchos laboratorios vendan en los mercados que pagan más. Pero una huelga, un problema técnico o la escasez de una materia esencial pueden provocar un largo periodo de estantes vacíos en la farmacias.

El secretario general de la patronal de las empresas de farmacia (Fefe), Carlos Gallinal, aseguraba recientemente a La Información que la actual situación de desabastecimiento se produce, en determinadas ocasiones, cuando los negocios de farmacia con un potencial de compra mayor se saltan la vía de las cooperativas y acuden a comprar directamente a los laboratorios, una circunstancia que complica el suministro a las oficinas de viabilidad económica comprometida y a las que tienen menor tamaño.

El responsable de la patronal admitía que otra de las causas del ineficiente suministro tiene que ver con el acaparamiento, fundamentalmente desde el Reino Unido. "Ante los problemas arancelarios que puede puede provocar un Brexit duro, algunas grandes cadenas británicas de farmacia, como Boots -con 2.500 establecimientos, casi 59.000 trabajadores y con un gran potencial de compra-, han decidido hacer acopio de determinados fármacos. Desde el punto de vista empresarial es una opción correcta, pero desde el ético desde luego no", aseguró.

Ahora en Portada 

Comentarios