Domingo, 24.05.2020 - 19:21 h
La curva empieza a bajar

Sanidad respira: la fase de ralentización es real y los suministros "se regularizan"

El Gobierno da un paso más y pone en marcha con las CCAA un nuevo plan para poder detectar también a personas sin síntomas.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en rueda de prensa en Moncloa
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en rueda de prensa en Moncloa. / EP

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha desgranado este mediodía una buena lista de medidas esperanzadoras en la lucha española contra la pandemia del coronavirus. De hecho, el ministro ha comenzado su intervención destacando que "se confirma la fase de ralentización" de la epidemia, con un crecimiento en los nuevos casos detectados que ha pasado de más de un 20% hace dos semanas a un 5% en estos momentos. En paralelo, también ha confirmado que el reparto de suministros (desde mascarillas a respiradores) ya está controlado y "regularizado".

Es tal esa regularización que Sanidad ha cifrado en 38 millones las piezas de material repartidas a las autonomías, 28 de los cuales son mascarillas, y ha garantizado que mañana mismo como muy tarde las autonomías van a recibir un millón de test de diagnóstico rápido. A la vez, ha señalado que, gracias a la actividad de empresas como Escribano o Seat, la producción diaria de respiradores parece que ha entrado en una fase de producción "suficiente para luchar contra esta enfermedad".

No obstante el ministro ha defendido que tanto las medidas de confinamiento iniciales decretadas por el estado de alarma, como la reciente imposición de cierre de las actividades no esenciales durante un periodo de semanas, "están funcionando" para doblegar la curva del coronavirus y que ahora toca la confirmación.

"Los datos nos llevan a afirmar de una forma clara que las medidas de confinamiento están funcionando y también las del pasado fin de semana, destinadas a descargar la presión de las UCI, cosa que también estamos viendo cuando analizamos los datos de esta semana", ha afirmado Illa, quien ha agradecido el "cumplimiento ejemplar" de las restrictivas limitaciones por parte de los ciudadanos y a los sanitarios por su trabajo en primera línea contra el virus.

En el contexto de estos datos, Illa ha avanzado que la estrategia de desescalado, es decir, de relajación paulatina de estas medidas, "va a ser muy prudente para no desperdiciar el enorme esfuerzo de la ciudadanía española". "La estrategia va a tener su base en la evidencia científica de los expertos. Y va a tener presente el respeto a las libertades y derechos", ha asegurado.

Tras la cuarta videoconferencia con los presidentes autonómicos celebrada esta mañana y que se ha prolongado durante más de tres horas, han comparecido en rueda de prensa los ministros que acompañan a Pedro Sánchez en estas reuniones: Salvador Illa (Sanidad), Margarita Robles (Defensa), Fernando Grande-Marlaska (Interior) y José Luis Ábalos (Transportes).

Como máximo responsable operativo de la situación, Illa se ha referido a la noticia que se adelantaba de la reunión entre Sánchez y las autonomías de que estas mismas comunidades tendrán que dar cuenta ante el Gobierno central de todas las infraestructuras que tengan disponibles para una eventual separación de pacientes asintómaticos y confirmar "el proceso de desescalada en el que estamos en estos momentos".

Por su parte, la responsable de las Fuerzas Armadas ha vuelto a poner en valor el trabajo que están desempeñando los militares durante el estado de alarma y ha cifrado en 57.000 el total de efectivos que han participado hasta el momento, es decir, la mitad de los miembros de los Ejércitos y la Armada. Robles ha insistido en el papel social que están demostrando durante estos días "y en todas partes, no solo en las residencias".

En cuanto a la parte que corresponde a las fuerzas y cuerpos de seguridad, Grande-Marlaska ha elogiado la "responsabilidad extraordinaria" de la población con el estado de alarma, si bien ha pasado a dar las cifras de control: "Nada más y nada menos que tres millones de confirmaciones" de las que se han levantado 330.000 acciones y por las que se han detenido a 2.850 personas. Por todo ello, ahora hace falta "un nuevo esfuerzo" para "hacer efectivo esa vuelta a la normalidad progresiva". 

Finalmente, Ábalos ha considerado que "el objetivo se ha alcanzado" en cuanto al control de la movilidad así como a garantizar que los distintos suministros sanitarios lleguen al lugar donde deben utilizarse. "Podemos decir que las salidas de los ciudadanos se han reducido prácticamente a lo esencial", ha indicado. "Estamos prácticamente paralizando la economía para proteger a la población", ha apuntillado antes de incidir en que ya habrá tiempo de tomar medidas para la recuperación.  

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING