Senado boliviano repudia declaraciones de parlamentario brasileño Ferraço

  • El Senado boliviano repudió hoy a través de una declaración las manifestaciones del senador brasileño Ricardo Ferraço, quien dijo el jueves que Bolivia es una "dictadura disfrazada".

La Paz, 30 ago.- El Senado boliviano repudió hoy a través de una declaración las manifestaciones del senador brasileño Ricardo Ferraço, quien dijo el jueves que Bolivia es una "dictadura disfrazada".

La Cámara Alta, en la que el partido del presidente Evo Morales cuenta con mayoría, expresó su "repudio a las declaraciones" de Ferraço, quien se refirió "de forma peyorativa a la forma democrática que vive Bolivia, con alusiones ofensivas" a este país, señala el documento difundido hoy.

"Las declaraciones de Ricardo De Rezende Ferraço contra la democracia boliviana son innecesariamente agresivas, incoherentes respecto a los principios democráticos universales, ofensivas de la dignidad de Bolivia y su forma de Gobierno democrática, participativa, representativa y comunitaria", agrega la nota.

La declaración del Senado boliviano será enviada a la Cámara Alta de Brasil para que esa instancia "tenga constancia de la molestia, repudio y el rechazo a las declaraciones del senador brasilero Ferraço", añade.

Ferraço, quien colaboró en la salida del senador opositor boliviano Roger Pinto hacia Brasil, sostuvo el jueves que el Gobierno de Bolivia "tiene a la justicia en sus manos" y que el país vive "una dictadura disfrazada".

También aseguró que el presidente Morales es el "mayor responsable" por la forma en que ocurrió la salida de Pinto de la embajada brasileña en La Paz, en la que estuvo acogido desde el 28 de mayo de 2012 sin que se le facilitara el debido salvoconducto.

El Senado boliviano consideró que esas declaraciones "atentan contra la buena relación de dos países hermanos, intentando justificar la lamentable participación de quienes se involucraron directamente en una acción contraria al derecho internacional y la ética", aludiendo así a que Pinto salió del país sin salvoconducto.

Pinto ingresó a Brasil el pasado viernes con el apoyo de responsables de la Embajada brasileña en La Paz, lo que causó una crisis diplomática entre ambos países y desembocó en la dimisión del ministro brasileño de Exteriores, Antonio Patriota.

El Gobierno boliviano ha pedido que Brasil "devuelva" al senador, al que acusa en varios juicios de actos de corrupción, mientras que la Fiscalía General ha solicitado a la Interpol que emita una "notificación roja" para su captura y entrega.

Pinto, por su parte, ha solicitado oficialmente refugio a las autoridades de la Comisión Nacional de Refugiados de Brasil y también explora la posibilidad de hacer el mismo pedido a terceros países, según informó hoy su abogado, Fernando Tibúrcio.

El presidente Morales, que asiste en Paramaribo a la cumbre de la Unasur, aseguró que "ningún grupo" conseguirá enfrentarlo con su homóloga brasileña, Dilma Rousseff, y que tratará de solucionar con ella, en una reunión prevista para hoy, la crisis diplomática abierta entre ambos países.

Mostrar comentarios