Domingo, 22.09.2019 - 19:52 h
Las negociaciones se encallan

Iglesias desvela que la investidura corre peligro si Podemos es un mero decorado

El líder morado reclama "competencias y responsabilidades" en el futuro Gobierno de coalición y que el PSOE respete a sus 3,7 millones de votantes.

Pablo Iglesias, en la sesión de investidura
Iglesias desvela que la investidura corre peligro si Podemos es un mero decorado / LI

La investidura de Pedro Sánchez corre serio peligro si Unidas Podemos no obtiene cargos de "responsabilidad" y "competencias" destacadas en ese Gobierno de coalición. Lo ha desvelado Pablo Iglesias durante su respuesta al candidato en la tribuna del Congreso, admitiendo que las negociaciones están encalladas por la negativa del PSOE a ceder parcelas de poder a los dirigentes morados. Y el tiempo se agota.

En una intervención breve, y yendo al grano, Iglesias ha pedido a los negociadores socialistas, con Carmen Calvo a la cabeza, que respete los 3,7 millones de votos que recibió Podemos el pasado 28 de abril. También les ha pedido que no les "propongan ser un mero decorado en su Gobierno porque no lo podremos aceptar". Son unas declaraciones claras y cristalinas y que dejan la pelota en el lado de los socialistas: si ceden podrá haber coalición y en caso contrario la investidura caminaría hacia la incertidumbre con la seria amenaza de unas segundas elecciones en noviembre.

En una intervención dura con Sánchez y con un gesto de visible incomodidad, Iglesias ha hecho un repaso de las "excusas" que les ha puesto el PSOE durante estas semanas de negociación. Se ha referido al "Gobierno de coalición" que en un primer momento le propuso el candidato y que más tarde giró hacia un "Gobierno de cooperación", al argumento de los socialistas de que las propuestas de UP eran demasiado radicales, a la situación de Cataluña y al veto del PSOE a la persona de Pablo Iglesias. Ha dicho, incluso, que después de su paso a un lado del pasado viernes el equipo de Sánchez se sorprendió y se quedó sin excusas.

Iglesias ha enumerado por qué UP quiere un Gobierno de coalición: por "justicia fiscal", para acabar con la "precariedad laboral" y salarial, para acometer una "transición ecológica", para abaratar la factura de la luz y el precio de los alquileres, para que las guarderías sean gratuitas, para aprobar una Ley de eutanasia y otra de igualdad... Para poner en marcha todas estas medidas Iglesias ha confirmado que su formación ha renunciado a los Ministerio de Estado, como Defensa, Interior, Justicia y Exteriores.

​A Iglesias no le han gustado algunas actitudes de Sánchez durante esta primera jornada de la investidura. Ha reprochado especialmente al candidato el hecho de pedir la abstención a PP y Ciudadanos. "Espero que no se la pida a Vox", ha ironizado. Esta petición llega en un momento en el que la negociación con UP no avanza y cuando quedan menos de 72 horas para la votación definitiva del jueves. "Parece que quieran gobernar a toda costa", ha llamado la atención el líder morado.

En otro momento de su intervención Iglesias ha afirmado que un Gobierno del PSOE en solitario no es posible porque los ciudadanos así se expresaron en las urnas. También ha remarcado que la "cooperación" en forma de un Ejecutivo similar al de Portugal (con apoyo externo de Podemos) no se puede dar porque ya ha fracasado tras la convocatoria anticipada de elecciones. 

El líder de UP también se ha mostrado crítico con Sánchez a la hora de reformar la Constitución para evitar futuros bloqueos en la investidura. En concreto, se ha referido a la propuesta de modificar el artículo 99 de la Carta Magna lanzada esta mañana por el candidato. Para Iglesias eso supondría "cambiar la voluntad de los ciudadanos" y ha dicho que con ellos no cuenten.

Ahora en Portada 

Comentarios