Jueves, 19.09.2019 - 01:04 h
Encuesta de Metroscopia para Henneo / La Información

El PSOE se dispara pese al fracaso con Cataluña y el fiasco de los Presupuestos

Los socialistas lograrían la máxima ventaja en relación a sus perseguidores desde que Sánchez llegó a La Moncloa. Suben PP y Vox y bajan Cs y Podemos.

El PSOE se dispara pese al fracaso con Cataluña y el fiasco de los Presupuestos

Pedro Sánchez saldría especialmente favorecido electoralmente tras la ruptura total con los independentistas catalanes y la crisis de los Presupuestos de la semana pasada. De hecho, si las elecciones generales se celebraran hoy mismo, el PSOE obtendría la mayor ventaja respecto a sus competidores desde que llegó a La Moncloa el pasado mes de junio: más de siete puntos de diferencia. Es el momento idóneo para los socialistas, que se situarían en el 27,6% de los votos, según la encuesta de febrero elaborada por Metroscopia para Henneo / La Información. Sánchez, por tanto, parece haber elegido el mejor momento para anunciar que convoca elecciones el próximo 28 de abril, ya que obtendría una mejora de casi cuatro puntos en relación al resultado que lograba en el sondeo de enero (23,7%) y recuperaría cinco puntos con respecto a su resultado de 2016 (22,7%).

El segundo partido volvería a ser, por segundo mes consecutivo, el PP. La formación de Pablo Casado sacaría rédito de la manifestación de Colón, de la Convención Nacional y de la llegada a la Junta de Andalucía asentándose en el 20,5% de los sufragios, recuperándose del 19,1% de hace un mes, pero aún lejos del 33% de las últimas generales. Socialistas y populares son, junto a Vox, los partidos que mejorarían sus pronósticos.

Ciudadanos y Unidos Podemos experimentarían, por tanto, sendas caídas. Los de Albert Rivera pagarían la foto de Colón y lograrían el 15,4% de los votos; se alejarían, por tanto, del 17,8% de enero, aunque superarían el 13,1% de junio de 2016. Y los de Pablo Iglesias continuarían su descenso tras la crisis del chalet llegando a su suelo histórico: el 13,8%, lejos del 17,1% del anterior sondeo y aún más alejados del 21,1% de los últimos comicios. La formación liderada por Santiago Abascal, por su parte, moderaría su ascenso y se situaría en el 12,7% de las papeletas, seis décimas más que en la encuesta de enero.

Por segundo sondeo consecutivo se vuelve a producir lo que nunca se ha visto en España: cinco formaciones políticas superarían por primera vez en la historia el 10% de los votos. Además, solo una de ellas -el PSOE- alcanzaría el 25%. El pentapartidismo, por tanto, parece haber llegado al Congreso de los Diputados para quedarse, como ya ha llegado al Parlamento de Andalucía.

Intención directa y transferencias de voto entre partidos

En intención directa de voto (respuesta directa de los entrevistados), el PSOE sería el primer partido con el 20,1%. Los socialistas se dispararían en este apartado, ya que en el sondeo de hace un mes apenas llegaban al 15,2%; en el segundo puesto se produciría un empate entre PP y Cs, que conseguirían el 11%. Y a continuación se situarían Unidos Podemos y Vox, prácticamente igualados con el 8,1% y el 8%, respectivamente.

En cuanto a las fugas de voto hacia otros partidos, el mayor trasvase es el que se está produciendo a Vox desde el PP: un 21% de los votantes de Rajoy en las últimas elecciones apostaría ahora Santiago Abascal, un salto que parece estabilizado ya que en enero era del 22%. El PSOE, por su parte, también sigue recibiendo un 19% de los votantes de Unidos Podemos, lo que indica que prácticamente uno de cada cinco votantes morados apostaría ahora por Sánchez (hace un mes era del 11%), y un 8% de Cs (en enero era del 2%). Existe, por tanto, mayor predisposición a votar al partido del Gobierno. Otras fugas importantes afectan a Cs (un 13% de sus votantes se marchan a Vox) y de nuevo al PP (un 11% de sus electores se van a Cs, frente al 5% que recorren el camino inverso).

Encuesta Metroscopia
  

Estos datos demuestran que se está produciendo un sustancial grado de fluidez y porosidad entre los electorados. Además, se registra una especial volatilidad y trasvase de votos entre los partidos de centro-derecha: PP, Cs y Vox.

Otra de las claves que arroja esta encuesta es la baja movilización, que sería del 65%, casi cinco puntos inferior a la de las elecciones de 2016, cuando votó el 69,8% de los ciudadanos. El dato, sin embargo, no resulta significativo ya que cabe pensar que en el periodo preelectoral que ya se ha abierto se reactive la predisposición a acudir a las urnas.

Fidelidad de voto y rechazo

El PSOE vive su momento dulce y es el partido con una mayor fidelidad de voto, ya que retiene al 65% de sus votantes del 26-J. Además, Sánchez consigue reducir del 6% al 3% la fuga de sufragios hacia Cs. El PP, por su parte, sigue manteniendo una baja fidelidad de voto, el 42%, la misma que hace un mes; y Cs se desploma en este apartado, pasando del 55% al 43%, siendo, además, la formación que cuenta con un mayor porcentaje de anteriores votantes (25%) que ahora duda sobre votar o no y, de hacerlo, por quién. Por último, Unidos Podemos contaría con una fidelidad del 47%, que se desplomaría desde el 60% de hace un mes. Además, la morada es la formación a la que dice que votaría un menor porcentaje de los abstencionistas de 2016. 

Vox sería el partido que más rechazo genera: el 48% de los españoles dice que no le votaría nunca, frente al 46% de hace un mes. Un dudoso honor en un ranking en el que Podemos se sitúa en segundo lugar (un 40% les rechaza) y el PP (36%) en tercera posición. Un 22% nunca apostaría por el PSOE y un 21% jamás lo haría por Cs.

El dato

Ficha técnica de la encuesta

El sondeo de Metroscopia para Henneo / La Información ha sido elaborado a través de 1.995 entrevistas realizadas a través de llamadas a teléfonos móviles seleccionados de forma aleatoria. El error de muestreo es de 2,7 puntos y el trabajo de campo fue realizado entre el lunes 11 y el miércoles 13 de febrero, por lo que se incluye tanto el fracaso de las negociaciones con la Generalitat como el naufragio del Gobierno con sus Presupuestos, así como la manifestación de PP, Cs y Vox en la Plaza de Colón y el primer día del juicio a los dirigentes del 'procés'. Lo que no se contempla es el anuncio del presidente del Gobierno del pasado viernes en el que convocaba las elecciones para el próximo 28 de abril.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios