Viernes, 17.08.2018 - 13:33 h
El PP, el único partido sin candidatos

Soraya, Cospedal y Casado: Rajoy envía al Dos de Mayo al terceto llamado a mandar

La vicepresidenta y la secretaria general del PP centran las miradas de un acto en el que se ha hablado de Cifuentes en casi todas las conversaciones.

Soraya Sáenz de Santamaría, María Dolores de Cospedal y Concepción Dancausa durante los actos del Dos de Mayo
Soraya Sáenz de Santamaría, María Dolores de Cospedal y Concepción Dancausa durante los actos del Dos de Mayo / EFE

El terremoto interno que vive el PP ha centrado las conversaciones y declaraciones del 2 de mayo más convulso que se recuerda haber vivido en la Puerta del Sol. Cristina Cifuentes y su famoso vídeo, quién sucederá a la expresidenta autonómica, en qué está pensando Rajoy, si Génova elegirá a Ángel Garrido o se optará por otro diputado, las encuestas... Estos han sido los temas sobre los que ha girado una recepción más concurrida que otros años por motivos evidentes. Los populares viven tiempos de tensión y eso se ha notado en lo que debería haber sido un día festivo centrado en los premiados que han recibido su correspondiente medalla.

El PP ha medido al milímetro la presencia institucional que ha enviado a un acto donde sabían que se iban a centrar todas las miradas. Así, mientras Rajoy se encuentra en Burgos, los elegidos para representar al Gobierno y al partido han sido Soraya Sáenz de Santamaría, María Dolores de Cospedal y Pablo Casado (el vicesecretario Javier Maroto ha ocupado un lugar secundario). Ellos son el 'triunvirato' llamado a mandar en el futuro PP de Madrid y los tres han dejado verse juntos tras el caso Cifuentes.

La vicepresidenta y la secretaria general, que es sabido que no mantienen una buena relación desde hace años, se han dejado ver juntas, apenas separadas por un pasillo de medio metro, en el lugar central del patio. Y el vicesecretario de comunicación ha sido quien ha manifestado que el PP tiene que trabajar para dar un giro a las encuestas. Primero, ha dicho, se debe solucionar la investidura en la Asamblea madrileña y, más tarde, el partido abrirá un periodo de reflexión pensando en el futuro.

Santamaría es citada en algunos círculos del PP como la mejor candidata a la Comunidad de Madrid. El exministro Margallo -en otro tiempo fiel confesor de Rajoy- es uno de los que insisten en que lidere por primera vez una candidatura. Cospedal, por su parte, tendrá que decidir en los próximos días junto a Rajoy si el PP confía en Ángel Garrido (que en su discurso no ha realizado ninguna mención a Cifuentes) para ejercer de presidente de transición hasta las próximas elecciones. Sería lo lógico ya que es una persona que conoce el Gobierno autonómico y que no ha estado involucrado en los casos que han acabado con la carrera política de Cifuentes, sino que han sido episodios personales. Casado, por su parte, lleva meses en todas las quinielas para liderar la lista de los populares a la alcaldía de la capital.

Llamativo ha sido ver cómo tanto Cospedal como Santamaría han burlado a la prensa en su llegada a Sol. La ministra de Defensa fue una de las más madrugados y se fue directa hacia la zona noble de la sede del Gobierno autonómico acompañada de Garrido. Allí mantuvieron un aparte. La número dos de Moncloa aprovechó que Pedro Sánchez estaba haciendo declaraciones a los periodistas para acceder al recinto, driblando a cámaras y redactores. 

Pedro Sánchez, por su parte, ha querido estar presente en un acto al que no han acudido ni Albert Rivera, de viaje en Chile y a quien el PSOE ha puesto en su punto de mira con duras declaraciones en los últimos días para frenar su ascenso en los sondeos, ni Pablo Iglesias. Los representantes de Podemos han sido Íñigo Errejón y Tania Sánchez, que liderarán la lista del partido morado el próximo año. Manuela Carmena, por su parte, ha sido una de las más discretas, no comentando en ningún momento si repetirá como candidata de Ahora Madrid en las próximas municipales.

Uno de los más bromistas de la jornada ha sido Ángel Gabilondo, candidato en una moción de censura que parece que finalmente no saldrá. Se le ha visto bromeando con Ignacio Aguado y con Begoña Villacís. También ha afirmado ante los periodistas que con el plantel de primeros espadas que han pasado por Sol este 2 de mayo lo que diga él no saldrá en ningún informativo.

Errejón, por su parte, ha reconocido que las encuestas no son este momento representativas ya que todavía queda más de un año para las elecciones y en apenas una semana, como ha quedado demostrado, la situación puede cambiar de forma radical

Soraya, Cospedal y Casado: Rajoy envía al Dos de Mayo al terceto llamado a mandar

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios