Suecia y Finlandia se muestran contrarios a reformar los tratados de la UE

  • Los Gobiernos de Suecia y Finlandia descartaron hoy apoyar una reforma de los tratados de la Unión Europea (UE) ya que consideran que tomará demasiado tiempo y no solucionará los problemas económicos a corto plazo, según aseguraron sus primeros ministros.

Bruselas, 8 dic.- Los Gobiernos de Suecia y Finlandia descartaron hoy apoyar una reforma de los tratados de la Unión Europea (UE) ya que consideran que tomará demasiado tiempo y no solucionará los problemas económicos a corto plazo, según aseguraron sus primeros ministros.

El primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, declaró, a su llegada a la Cumbre europea que empezó hoy en la capital belga, que en su país "no hay apoyo" a ningún tipo de cambio en los tratados comunitarios.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, apuestan por una modificación profunda de los tratados fundacionales de la UE, una idea compartida por el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, si bien éste es partidario de hacer alguna reforma puntual para mejorar la gobernanza de la eurozona.

"(Una reforma) tomará demasiado tiempo, no es la solución a corto plazo", indicó Reinfeldt.

Su homólogo finés, Jyrki Katainen, señaló en la misma línea que una reforma puede ser un proceso "muy duro" y que no se sabe cuánto tiempo puede tomar.

El primer ministro de Finlandia añadió que, en una Unión con veintisiete miembros como la actual, es mejor apostar "por una Europa fuerte y unida en lugar de dividida", y con "un único tratado común para todos".

Según el jefe del Gobierno sueco, la solución a la crisis que vive la UE no pasa por retocar las leyes sino por "impulsar reformas en los países más endeudados", puesto que, a su juicio, el problema de Europa "es económico".

Según Reinfeldt, los socios comunitarios deben acordar "el fortalecimiento de los cortafuegos" y adoptar medidas que "fomenten el crecimiento" con el fin de "recuperar la confianza de los mercados".

En este sentido, Reinfeldt dijo que la UE debe ampliar la capacidad del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) -el fondo de rescate provisional- o conseguir una mayor participación del Fondo Monetario Internacional.

"Nadie está a salvo. Hay una necesidad urgente de mostrar liderazgo, millones de europeos quieren soluciones", afirmó.

Mostrar comentarios